Jueves, 31 de enero de 2008
Los obispos espa?oles, reunidos en comisi?n permanente desde el pasado martes, dieron a conocer este jueves su orientaci?n para los cat?licos "y a todos los que deseen escucharnos" a la hora de ejercer su voto en las elecciones generales del pr?ximo 9 de marzo.

El Episcopado elude pedir que no se vote al PSOE, pero sugiere que los cat?licos no pueden apoyar a formaciones que defienden la pol?tica desarrollada por el actual Gobierno; tampoco reclama el voto para el PP, pero aboga por las formaciones que defienden normas morales y a la naci?n espa?ola.

La nota emitida por el ?rgano de gobierno del Episcopado admite que los cat?licos "pueden apoyar partidos diferentes y militar en ellos", si bien "tambi?n es cierto que no todos los programas son igualmente compatibles con la fe y las exigencias de la vida cristiana, ni son tampoco igualmente cercanos y proporcionados a los objetivos y valores que los cristianos deben promover en la vida p?blica".

En esencia, los prelados entienden que los cat?licos y los ciudadanos responsables, antes de apoyar con su voto una u otra propuesta, deben valorar las distintas ofertas pol?ticas teniendo muy en cuenta "el aprecio que cada partido, programa o dirigente otorga a la dimensi?n moral de la vida". Porque, "la calidad y exigencia moral de los ciudadanos en el ejercicio de su voto es el mejor medio para mantener el vigor y la autenticidad de las instituciones democr?ticas".

Leyes injustas

La orientaci?n moral de los prelados no es nueva; est? extra?da de una instrucci?n pastoral aprobada por la Asamblea Plenaria en noviembre de 2006 bajo el t?tulo de "Orientaciones morales ante la situaci?n actual de Espa?a". Y sus ejes fundamentales rechazan aquellas opciones pol?ticas que defiendan la negociaci?n con organizaciones terroristas, el aborto, la eutanasia o el matrimonio homosexual.

Es lo mismo que se?alar con el dedo al actual Gobierno socialista, m?xime cuando ha mostrado su disposici?n a ampliar la ley del aborto o, quiz?s, entrar de lleno en el pedregoso debate de la eutanasia en la pr?xima legislatura si consigue el triunfo electoral. Se demanda a los cat?licos que voten al "proyecto m?s adecuado a la realidad de la norma moral y de la concreta hist?rica", es decir, la defensa de la naci?n espa?ola.

El portavoz de los prelados, Juan Antonio Mart?nez Camino, enfatiz? que, actualmente, en Espa?a "hay varias leyes que son grav?simamente injustas y deben ser cambiadas". Cit? expresamente la del matrimonio homosexual, donde los conceptos "esposo y esposa, marido y mujer, se han eliminado jur?dicamente y han quedado como conceptos po?ticos".

Terrorismo y amor a la naci?n

"El terrorismo es una pr?ctica intr?nsecamente perversa, del todo incompatible con una visi?n moral de la vida justa y razonable", acotan los obispos en el texto. "No s?lo vulnera gravemente el derecho a la vida y a la libertad, sino que es muestra de la m?s dura intolerancia y totalitarismo". Para los prelados, una sociedad que quiera ser libre y justa no puede reconocer expl?cita ni impl?citamente a una organizaci?n terrorista "como representante pol?tico de ning?n sector de la poblaci?n, ni puede tenerla como interlocutor pol?tico".

Siempre bas?ndose en el documento de la plenaria, la Iglesia reconoce, en principio, la legitimidad de las posiciones nacionalistas que, sin recurrir a la violencia, por m?todos democr?ticos, "pretendan modificar la configuraci?n pol?tica de la unidad de Espa?a". Pero, al mismo tiempo, rese?a que "tambi?n es necesario tutelar el bien com?n de una sociedad pluricentenaria" y, en palabras de Juan Pablo II, "superar decididamente las tendencias corporativas y los peligros del separatismo con una actitud honrada de amor al bien de la propia naci?n y con comportamientos de solidaridad renovada" por parte de todos. "Hay que evitar los riesgos de manipulaci?n de la verdad hist?rica y de la opini?n p?blica en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideol?gicas", se?alan.

Degenerar en dictadura

El obispo auxiliar de Madrid no dio un paso atr?s cuando se le interrog? sobre las duras palabras del cardenal arzobispo de Valencia, Agust?n Garc?a-Gasco, durante la celebraci?n de la fiesta por la familia cristiana, el pasado 30 de diciembre, cuando afirm? que "el laicismo radical conduce a la disoluci?n de la democracia".

?Expresa esta frase el sentir general de los obispos?, se le interrog?. Y tir?, de nuevo, del texto de la plenaria antes citado: "Toda pol?tica que pretende emanciparse del reconocimiento del orden moral objetivo degenera sin remedio en dictadura, discriminaci?n y desorden". Es decir, que Garc?a-Gasco no andaba descaminado.

La tesis de los prelados es que "no se debe confundir la condici?n de aconfesionalidad o laicidad del Estado con la desvinculaci?n moral y la exenci?n de obligaciones morales objetivas". "Al decir esto -rese?an no pretendemos que los gobernantes se sometan a los criterios de la moral cat?lica. Pero s? que se atengan al denominador com?n de la moral fundada en la recta raz?n y en la experiencia hist?rica de cada pueblo". "La Iglesia no pretende tener el monopolio de la recta raz?n, pero si trata de defenderla y ajustarse a ella", matiz? Mart?nez Camino.

Acogidos a las palabras del Papa Benedicto XVI, los prelados creen peligrosas las opciones pol?ticas que contradicen valores fundamentales y principios antropol?gicos y ?ticos "arraigados en la naturaleza del ser humano"; esto es, el aborto y la eutanasia, o aquellas normas que desestabilizan el concepto de matrimonio. La nota arremete, de nuevo, contra la asignatura obligatoria de Educaci?n para la Ciudadan?a y aboga por un gran pacto de Estado sobre la base de la libertad de ense?anza y la educaci?n de calidad para todos.

Por ?ltimo, la nota aborda cuestiones como la atenci?n y ayuda a los inmigrantes, los parados, las j?venes que pueden caer en las redes de la prostituci?n, la violencia dom?stica, as? como los ni?os explotados y sometidos a abusos. Los prelados tambi?n piden el voto para aquellos partidos que se signifiquen por superar las "injustas diferencias entre las personas y las comunidades aut?nomas", tratando de resolver acuciantes problemas como el trabajo y la vivienda.

El 'mal menor'

Como dijo Mart?nez Camino, portavoz y secretario general de la Conferencia Episcopal Espa?ola (CEE), la Iglesia opta por el "mal menor o, lo que es lo mismo, el bien mayor" de cara al 9-M, toda vez que, "en cuestiones pol?ticas, el bien absoluto no existe". "Del voto moral y responsable depende la democracia, porque no hay democracia sin moral", signific?.

Confirm? el obispo auxiliar de Madrid que la nota final de cara a los comicios sali? despu?s de un "amplio, sereno y matizado" di?logo que dur? entre cuatro y cinco horas: "Fue aprobado por pr?ctica unanimidad". De los 19 votantes, 17 dijeron s?, uno no y otro vot? en blanco. "A ver en qu? Parlamento hay un voto como ?ste", presumi? ir?nico Mart?nez Camino. "Los obispos no discuten entre bandos, persiguen la unanimidad moral".

Asever? el portavoz que la Iglesia "presta un servicio impagable a la democracia, porque no est? ligada a intereses econ?micos o pol?ticos". En la nota, los prelados argumentan que "respetamos a quienes ven las cosas de otra manera. S?lo pedimos libertad y respeto para proponer libremente nuestra manera de ver las cosas, sin que nadie se sienta amenazado ni nuestra intervenci?n sea interpretada como una ofensa o como un peligro para la libertad de los dem?s".

"Deseamos colaborar -prosiguen sinceramente en el enriquecimiento espiritual de nuestra sociedad, en la consolidaci?n de la aut?ntica tolerancia y de la convivencia en el mutuo respeto, la libertad y la justicia, como fundamento imprescindible de la paz verdadera".
Publicado por ubara @ 16:46
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Mi?rcoles, 06 de febrero de 2008 | 18:06
Que se dediquen a dar misa, que es lo que mejor saben hacer.