S?bado, 16 de febrero de 2008

Las declaraciones del asesor del presidente de Colombia, Álvaro Uribe, que afirmó que la marcha convocada contra el paramilitarismo era promovida por las FARC, originó una oleada de amenazas de muerte a sus organizadores y eventuales participantes. Ahora, ellos exigen garantías de seguridad para esta convocatoria.

Organizadores de la marcha contra el paramilitarismo colombiano denunciaron este jueves que han recibido amenazas de muerte -vía correo electrónico- de parte de grupos paramilitares como la Organización Nueva Generación (ONG), que tiene presencia importante en el sureño departamento de Nariño.

La denuncia fue hecha pública por los directivos de varias organizaciones sociales y sindicales, quienes pidieron al gobierno del presidente conservador, Álvaro Uribe, que les brinde seguridad a los asistentes a la caminata, prevista para el próximo 6 de marzo y que partirá desde varias ciudades de todo el país.

Exigieron también que Uribe rectifique las declaraciones hechas por su asesor, José Obdulio Gaviria, en las que afirmó que la marcha es organizada y promovida por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), lo cual, según ellos, ha desencadenado esta ola de intimidaciones.

"José Obdulio Gaviria habló en nombre del presidente Uribe, no ha sido rectificado, y hoy somos blanco de amenazas por la satanización que hizo de los organizadores. Sin embargo, le pedimos a todos los participantes que no nos dejemos aterrorizar ni respondamos a las agresiones", dijo Iván Cepeda, del Movimiento de Víctimas de Crímenes de Estado.

"Lo dicho por José Obdulio abrió la puerta a amenazas contra nosotros. Por eso lo hacemos responsable de lo que nos pueda pasar", añadió.

En rueda de prensa, los organizadores de la marcha mostraron varios correos electrónicos que han recibido en los que declaran como objetivo militar a quienes participen en la jornada denominada "Por los desaparecidos, por los desplazados, por los masacrados y por los ejecutados".

Uno de los mensajes electrónicos fue recibido por la organización indígena Awa, que radica en el departamento de Nariño (sur), el escrito contenía las siglas QEPD (que en paz descanse) y los amenazaban con masacrarlos si participaban en la protesta y de ser "blanco militar" porque supuestamente están con las FARC. El remitente del mensaje es la ONG.

No aceptamos el apoyo de las FARC

En respuesta a José Obdulio Gaviria, Iván Cepeda dijo "ni lo hemos pedido, ni lo aceptamos", en relación al supuesto apoyo de las FARC a la marcha que organizan, la cual distinguió de la pasada, ocurrida el 4 de febrero. "Se trata de dos iniciativas distintas", sentenció.

Destacó que la jornada está planificada para que sea "pacífica", por lo que rechazan cualquier llamamiento a la polarización "lo mismo que las voces de aquellos que quieren aprovechar la marcha con fines electorales o pre electorales".

Cepeda explicó que esta nueva convocatoria, a diferencia de la de febrero, será una oportunidad para rendir homenaje a las miles de personas que murieron a manos de "paras" y de agentes del Estado.

"También hacemos un llamado por los desplazados, los desaparecidos y para que la Ley de Justicia y Reparación no sea un instrumento de burlas. Que los jefes 'paras' dejen de delinquir desde la cárcel".

Anunciaron la participación de unas 200 asociaciones de víctimas de la violencia de  paramilitares y agentes del Estado.

Un reciente informe de la Misión Internacional sobre Ejecuciones Extrajudiciales e Impunidad en Colombia, indica que las ejecuciones extrajudiciales por parte de agentes militares colombianos ha aumentado 65,5 por ciento desde 2002.


Tags: paramilitares, colombia, uribe

Publicado por ubara @ 16:58  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios