Lunes, 03 de marzo de 2008
Ante la masacre y violación a la soberanía ecuatoriana, varios mandatarios latinoamericanos y europeos expresaron su preocupación por la crisis que atraviesan Colombia, Ecuador y Venezuela. Asimismo suman esfuerzos para buscar una salida diplomática a esta situación.

 Los presidentes de Chile, Brasil, Argentina, Perú, Italia y el líder revolucionario Fidel Castro expresaron su rechazo y preocupación por la violación flagrante de Colombia a la soberanía de Ecuador, tanto por aire como por tierra, para masacrar a guerrilleros colombianos, entre ellos, el principal líder de la FARC, Raúl Reyes, y 16 insurgentes.

"No podemos estar de acuerdo en que no se respeten las fronteras y lamentamos que Ecuador se haya sentido agredido", manifestó la presidenta de Chile, Michelle Bachelet en declaraciones a una emisora de radio. "Las fronteras entre los países se basan en acuerdos internacionales", sostuvo y advirtió de "la extrema delicadeza" que comporta el hecho de "que se puedan traspasar por cualquier objetivo, legítimo o ilegítimo". "Una situación de esta naturaleza amerita una explicación de Colombia a los ecuatorianos, al presidente y al conjunto de la región", enfatizó Bachelet, quien se comunicó telefónicamente con su homólogo Rafael Correa para expresarle su "preocupación como presidenta de Chile".

Entre tanto, el mandatario de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, emprendió un esfuerzo diplomático para buscar una salida a la crisis entre Colombia, Ecuador y Venezuela. "Varios presidentes están intercambiando llamadas telefónicas para tomar conocimiento de la situación y hacer las gestiones necesarias", aseguró el principal asesor presidencial brasileño, Marco Aurelio García. "Evidentemente, (la situación) es desagradable. La situación no está nada bien", advirtió.

Por su parte, Argentina dijo estar "muy consternada" por la "evidente violación de la soberanía territorial" de Ecuador durante la incursión colombiana. Así lo señalaron fuentes de la Cancillería a la agencia de noticias Efe e indicaron que el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Taiana, ha mantenido conversaciones con países amigos. Añadieron que "Taiana acordó con sus pares estar activos y en permanente contacto para intercambiar información, realizar consultas y trabajar para coordinar una posición común".


El presidente de Perú, Alan García, calificó de "inaceptable" la invasión del territorio ecuatoriano, pero mostró su preocupación por las denuncias del Ejecutivo colombiano sobre los supuestos vínculos entre las FARC y el Gobierno de Ecuador.

También, el jefe de Estado de Paraguay, Nicanor Duarte, condenó la "agresión a la soberanía" y abogó porque "este conflicto se pueda resolver sin poner en riesgo la paz y la estabilidad en la región".

Asimismo, el ex presidente de Cuba, Fidel Castro, afirmó que tras esta crisis regional "se escuchan con fuerza en el sur de nuestro continente las trompetas de la guerra, como consecuencia de los planes genocidas del imperio yanqui. ¡Nada es nuevo! ¡Estaba previsto!". En su columna "Reflexiones del compañero Fidel", publicada en el diario oficial Granma, Castro afirma que a raiz de esta crisis, el presidente ecuatoriano Rafael Correa no podrá asistir este lunes a un congreso de economistas en Cuba, como estaba previsto. Correa, a quien el líder revolucionario llamó "nuestro querido amigo", era el orador central del Encuentro sobre Globalización y Problemas del Desarrollo, en cuya inauguración iba a dictar una conferencia la tarde del lunes, pero canceló el viaje para atender la situación con Colombia.

 Perú también expresó una "enorme preocupación" por las consecuencias de la incursión colombiana en territorio de Ecuador. El primer ministro del país andino, Jorge del Castillo, se mostró confiado en que los "lazos históricos de estos tres países pesen más que cualquier diferencia circunstancial y que sin duda sabrán encontrar las salidas apropiadas".

Más allá de nuestras fronteras El ministro de Asuntos Exteriores de Italia, Massimo D'Alema, expresó su "perplejidad y preocupación" por la incursión armada colombiana en territorio ecuatoriano. Una operación militar de este tipo "parece en contradicción con el esfuerzo de abrir un canal diplomático", expresó D’Alema. Con respecto a la decisión del mandatario venezolano, Hugo Chávez, de cerrar la embajada de Venezuela en Colombia y reforzar militarmente la frontera, D'Alema explicó que "se comprende que una operación así haya creado tensión en América Latina".

En Francia, la muerte del número dos de las FARC "no es una buena noticia", a juicio del ministro de Exteriores, Bernard Kouchner, quien pidió "redoblar los esfuerzos" por la liberación de los rehenes de la guerrilla, en primer lugar la colombo-francesa Öngrid Betancourt.

"No es una buena noticia" que "Reyes", "el hombre con el que hablábamos y teníamos contactos, "haya sido matado", afirmó Kouchner.

Shar/VTV/Agencias internacionales

Tags: Colombia, ecuador, américa latina, farc

Publicado por ubara @ 20:03  | Exterior
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Martes, 04 de marzo de 2008 | 10:36
Am?rica Latina y el Mundo lo que tienen que condenar es que en la Presidencia de Colombia est? instalado un narcoterrorista, un se?or con estrechos v?nculos con el narcotr?fico, la mafia y los asesinos paramilitares. Se financia y se arma a paramilitares, se permite que estos y narcotraficantes puedan hacer sus actividades criminales sin ningun tipo de raparo. Un tipo como este debe estar en prisi?n y no en la casa de Nari?o. Otra Colombia es posible, otro gobierno es necesario! por el respeto a los derechos humanos, a las personas, por la paz, por el bienestar de Colombia!