Martes, 04 de marzo de 2008

Una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra declara nula la Autorización Ambiental Integrada de una central térmica en Castejón (Navarra), por instalarse a una distancia inferior a 2.000 metros a una población.

 

La demanda fue presentada por la “Plataforma de la Rivera más centrales no”, ante la instalación de una central térmica de Hidrocantabrico, la cual no puede funcionar y que acaba de ser construida, con un coste que ronda los 180 millones de euros, porque la sentencia afirma que no se han respetado los 2.000 metros mínimos de seguridad que marca el Decreto 2.414/1961 y que es obligado cumplimiento en todo el Estado, siendo esta normativa legislativa en la que se han basado la plataforma ciudadana, al igual que lo ha hecho el colectivo social que se ha enfrentado a la instalación de las turbinas.

 

La sentencia nº 703/2007 de fecha 4 de diciembre de 2007, dice: Que estimando la demanda debemos declarar nulo por ser contrario al Ordenamiento Jurídico el acuerdo recurrido del Gobierno de Navarra de 13-3-2006 por el que se confirma la Orden Foral 512/2005 de 12 de septiembre que concede autorización ambiental integrada para la actividad de producción de energía eléctrica en una Central Térmica de ciclo combinado en el término municipal de Castejón (Navarra).”

 

En la misma sentencia se dice que esta central esta calificada de actividad molesta, insalubre, nociva y molesta y “no puede considerarse al caso presente la excepción que a la regla general de las distancias contiene el artículo 15 del reglamento” y deja claro “que no se han respetado los 2.000 metros mínimos de seguridad que marca el Decreto 2.414/1961 y que es de obligado cumplimiento en todo el Estado y que es una de las bases fundamentales del recurso que presentamos por parte de la Plataforma de La Ribera más Centrales No”.

 

Tagoror Achinech afirma que esto viene a reforzar, sus denuncias sobre la violación de las distancias de seguridad, expuestas en todas las alegaciones hechas, así como en los recurso presentados y, que tanto el Gobierno de Canarias como el Ayuntamiento de Guía de Isora, debería haber negado las autorizaciones y licencias solicitadas, por parte de Unelco, ya que en el proceso de tramitación de las autorizaciones, el colectivo social hizo entrega de copias del Diario Oficial de Extremadura, donde la junta de Extremadura negaba la autorización a una central térmica por no cumplir con el requisito legal de la distancia mínima de 2.000 metros.

 

Tagoror Achinech felicita a la plataforma de la Rivera más centrales no, por conseguir que la justicia prevalezca por encima de los intereses económicos de las empresas eléctricas y, que sea un referente y un acicate para los que desarrollamos luchas iguales, aunque en territorios distantes.

 

 Chío a 4 de marzo de 2008


Publicado por ubara @ 10:07  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios