Mi?rcoles, 26 de marzo de 2008

El sistema sanitario canario tiene un déficit de 600 médicos y, en concreto, 450 generalistas y 150 especialistas, “una situación imprevisible hace diez años y que se agravará en el futuro”, explicó el director de la División ‘Medical & Science’ del Grupo Adecco, César Castel, en la jornada ‘Programa inmigrante: un recurso necesario’, celebrada en la capital tinerfeña y organizada conjuntamente con la Fundación Adecco, en la que presentó como solución a las necesidades de la región la incorporación de personal sanitario extranjero a los hospitales públicos y privados.

Según Castel, esta escasez “repuntará en los próximos meses debido al incremento de la demanda de asistencia sanitaria, que experimentará el Archipiélago en verano como consecuencia del turismo. Y la demanda será más acuciante en las islas menores, mientras que en Gran Canaria y Tenerife no se perciben diferencias importantes”, indicó y añadió que la situación es similar en el resto de España, y “el problema se agravará, ya que un 25 por ciento de los más de 200.000 médicos colegiados en España tiene más de 50 años”.

En este sentido, la jubilación de profesionales es una de las razones por las que el déficit incrementará. Muchos especialistas están en la última etapa de su vida laboral y en su mayor parte tienen consultas privadas. A ello se suma la construcción de nuevos hospitales y centros de atención primaria, que aumentará aún más la demanda de médicos, así como la Ley de Dependencia, que incrementa aún más la necesidad de recursos humanos.

CONTRATACIÓN EN ORIGEN

El directivo de Adecco apuesta por la contratación en origen de facultativos especialistas como única solución, para paliar las actuales carencias y teniendo en cuenta que hasta dentro de unos diez años no entrará una nueva promoción de médicos en el mercado laboral. “Es la única solución a corto plazo, a pesar de las limitaciones burocráticas para conseguir la homologación de las titulaciones”, afirmó. Al respecto, insistió en que el Ministerio de Educación debe agilizar los trámites, tanto para homologar las titulaciones genéricas como de las especialidades, además de dar margen a los facultativos foráneos para su adaptación.

Para ello, la división médica de esta entidad ha puesto en marcha el Programa Inmigrante, gracias al que se han seleccionado un total de 44 facultativos extranjeros desde el verano de 2006 para los clientes de toda España (hospitales públicos y privados, mutuas y geriátricos, entre otros) aunque Canarias aún no cuenta con ninguno mediante este proceso.

César Castel resaltó que Adecco es “la única consultora que contrata en los países de origen, apoyada en una estructura fija a nivel internacional y que garantiza la selección de candidatos adecuados”. “Nuestra entidad es capaz de reducir el tiempo de tramitación burocrática habitual, que es de un mínimo de 17 meses, a 7 meses, gracias a la gestión directa con la secretaría general de Inmigración y de Homologación de títulos universitarios”, dijo.

SOLUCIONES

Según Castel, las posibles soluciones a medio plazo pasan por aumentar el esfuerzo retributivo para equilibrar el salario de los facultativos españoles con los europeos; crear más plazas en las facultades de Medicina, ahora que se observa cómo la vocación de los estudiantes ha aumentado (1 de cada 3 eligen una carrera relacionada con el ámbito sanitario) e incentivar la ampliación de la edad de jubilación de los médicos, como se ha planteado con la nueva Reforma de la Seguridad Social.

Otro de los retos, subrayó, es revisar las incompatibilidades de la sanidad pública para que los médicos puedan trabajar simultáneamente en dos hospitales, así como promover la movilidad geográfica, dado que hay zonas en las que el déficit es superior a otras. “Que las empresas de trabajo temporal puedan gestionar también el mercado laboral de los servicios sanitarios”, concluyó César Castel.


Canarias 24h

Publicado por ubara @ 20:51  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios