Mi?rcoles, 16 de abril de 2008

En un nuevo comunicado, el Gobierno ecuatoriano aseguró que, vencido el plazo de 48 horas para que Colombia presentara pruebas de la supuesta permisividad de Quito con las FARC, Colombia quedó como un mentiroso. Además, anunció que no volverá a contestar ningún otro pronunciamiento del Gobierno del Presidente Álvaro Uribe.
Ecuador aseguró que el Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, quedó como "mentiroso" y en "ridículo" al no demostrar con pruebas sus acusaciones sobre la supuesta permisividad de Quito con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

"El Gobierno de Colombia ha quedado una vez más como mentiroso y hasta en ridículo, al no haber podido probar su temeraria y absurda acusación", sostuvo Quito en un comunicado leído el martes por el Secretario General de la Administración Pública, Comunicación e Información del Ecuador, Vinicio Alvarado, desde el Palacio de Gobierno ecuatoriano.

"Hasta cuándo, desde la Casa de Nariño se insiste en crear imaginarios sin presentar sustento alguno, enredándose cada vez más en un discurso que se cae y se desbarata en sí mismo, avergonzando a su propia nación", advierte la nota.

Colombia emitió el domingo un comunicado de 14 puntos en el que afirmó, entre otras cosas, que "las Fuerzas Armadas de Ecuador fueron desautorizadas por el Presidente Rafael Correa cuando adelantaban operaciones en contra de las FARC en territorio ecuatoriano".

Por ello, Ecuador exigió a Bogotá demostrar con pruebas sus acusaciones en las siguientes 48 horas, que se cumplieron el martes.

En el texto de este martes, el Gobierno de Quito afirmó que, con sus acusaciones, "el Presidente Álvaro Uribe intenta confundir al pueblo colombiano con el infundio de que el gobierno ecuatoriano apoya a las FARC, cuando la incapacidad para evitar el narcotráfico, los cultivos de droga, el paramilitarismo y la guerrilla, además de la narcopolítica y la parapolítica en la que se ha visto envuelto él y su gobierno, están justamente de su lado".

"Más aún, el Presidente Álvaro Uribe ha demostrado una vez más al Ecuador, a Colombia y al mundo su total falta de seriedad y convicción de paz, al haber roto y develado el compromiso de bajar las tensiones, convenio logrado con la intermediación del Centro Carter, en la búsqueda de alcanzar una pronta reanudación de las relaciones bilaterales".

La última acusación de Colombia contra Ecuador ha profundizado la crisis diplomática entre ambos países, que mantienen rotas sus relaciones desde que Bogotá violó la soberanía de Quito, al atacar un campamento provisional de las FARC y asesinar en suelo ecuatoriano a 24 personas, entre civiles y guerrilleros, incluyendo al número dos del grupo rebelde, Raúl Reyes, cuatro estudiantes mexicanos y un ciudadano ecuatoriano.

Ecuador lamentó "esta nueva situación de tensión entre las dos repúblicas hermanas", pero afirmó "que no se puede creer en absoluto a un Gobierno que ha mentido tanto y tantas veces".

El lunes, en un escueto comunicado en respuesta al plazo de 48 horas de Quito, Bogotá afirmó, sin dar detalles, que la prueba de que militares ecuatorianos fueron desautorizados para luchar contra las FARC era la "presencia notoria" en territorio de Ecuador del fallecido número dos de las FARC, Raúl Reyes.

Pero Ecuador consideró la respuesta de Colombia "ridícula". "Si se aplica esta inédita lógica, se podría también aseverar que el Presidente Uribe ha impedido acciones de las Fuerzas Armadas colombianas contra las FARC, por la presencia de Manuel Marulanda y "Mono Jojoy" en el territorio de Colombia", señaló Quito en otro comunicado difundido el lunes.

"Por ello, y en aras de la fraternidad que debe reinar entre los dos pueblos, el Gobierno del Ecuador no volverá a contestar ningún nuevo pronunciamiento del Gobierno del Presidente Álvaro Uribe Vélez", concluye la nota de este martes.


Tags: ecuador, colombia, rafael correa, alvaro uribe

Publicado por ubara @ 18:38  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios