Martes, 22 de abril de 2008

Además, paramilitares de ultraderecha  asesinan con total impunidad a otro sindicalista mas, y ya van 22 en lo que va de año

La Fiscalía de Colombia emitió una orden de captura por Mario Uribe Escobar, primo del presidente de este país, Álvaro Uribe Vélez, por presuntos vínculos con grupos paramilitares.

De acuerdo a información suministrada por la agencia BBC, el organismo emitió un comunicado donde indica que "Uribe (Escobar) es investigado por una reunión que sostuvo con el ex cabecilla paramilitar, Salvatore Mancuso, antes de las elecciones del 10 de marzo de 2002 y con Jairo Castillo Peralta, alias "Pitirri", en noviembre de 1998".

Y agregó que: "La investigación fue objeto de asignación especial por parte del fiscal general de la Nación , Mario Iguarán Arana, luego de recibir el expediente de la Corte Suprema de Justicia".

Uribe Escobar fue presidente del partido oficialista Colombia Democrática y fue senador del Congreso.

Al menos 30 parlamentarios han sido detenidos hasta la fecha por este caso, y la mayoría son parte de la coalición de partidos que respalda al presidente Uribe.

El corresponsal de la BBC en Bogotá, Hernando Salazar, señaló que "la orden de detención contra Mario Uribe Escobar se interpreta en Colombia como un duro golpe para el presidente Uribe, teniendo en cuenta la cercanía entre los dos, no obstante ser primos en segundo grado".

"Ambos hicieron política durante muchos años juntos en el departamento de Antioquia (en el noroccidente del país) y, además, fundaron Colombia Democrática, el partido del que el ex senador sigue siendo miembro", agregó.

En la última semana, otras dos fichas claves del uribismo -la presidenta del Senado y el presidente del Partido de la U- comenzaron a ser investigados por la Corte Suprema por presuntos nexos con paramilitares.

"Y en la víspera fue arrestado el senador Eduardo Elcure Chacón, quien había reemplazado a Mario Uribe, cuando este renunció al Congreso para poder ser procesado por la Fiscalía y salir de la órbita de la Suprema", aseveró Salazar.


Otro asesinato mas de sindicalista.

Un sindicalista fue asesinado en el norte de Colombia elevándose a 22 los dirigentes obreros ultimados en lo que va del año, un asunto que tiene en vilo la aprobación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, informaron este lunes las autoridades.

Jesús Caballero, directivo del
Sindicato del Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA, estatal), fue hallado este lunes sin vida y con huellas de tortura en el municipio Sabanalarga (1.000 km al norte de Bogotá, en el departamento de Atlántico), según el gobierno y agremiaciones sindicales.

Caballero "fue secuestrado el 16 de abril y encontrado con impresionantes señales de tortura que evidencian la sevicia con la que fue asesinado", sostuvo Carlos Rodríguez, presidente de la mayor unión obrera del país, la
Central Unitaria de Trabajadores (CUT).

Rodríguez evocó que el dirigente era "instructor de derechos humanos", y subrayó que con él son 22 los sindicalistas asesinados este año en Colombia.

Caballero habría recibido amenazas de paramilitares de ultraderecha, según fuentes sindicales, que indicaron que el activista fue uno de los promotores de una marcha el 6 de marzo contra esos grupos y los crímenes de Estado.

"El incremento de los asesinatos frente al primer trimestre de 2007 llega al 77%, lo que ligado a las múltiples amenazas de que venimos siendo objeto ameritan el respaldo internacional", apuntó Rodríguez.

El presidente Alvaro Uribe ofreció unos 52.000 dólares por información que conduzca a los criminales, y señaló que el interés de éstos pareciera ser decirle al Congreso estadounidense que "Colombia es el país más peligroso" para los sindicalistas, con el fin de que "no aprueben el TLC".

"Parece que su interés, más allá del asesinato, es desacreditar al país ante la comunidad internacional", afirmó.

La oposición demócrata norteamericana rechaza avalar el acuerdo con el argumento de que Bogotá debe hacer más para proteger a los líderes obreros, que según varias ONG son víctimas frecuentes de ataques o asesinados por luchar por sus derechos.

La CUT asegura que desde su creación, en 1986, han sido ultimados 2.597 sindicalistas y el 97% de los homicidios está en la impunidad.


Tags: colombia, paramilitares, parapolítica, violencia, alvaro uribe

Publicado por ubara @ 18:51  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios