S?bado, 03 de mayo de 2008

Luis Mardones Sevilla, Gobernador Civil en la época en que fue asesinado el estudiante Javier Fernández Quesada, se sentará en el Juzgado nº5 de Santa Cruz de Tenerife el próximo día 14 de mayo, donde tendrá que responder sobre unas declaraciones suyas en las que afirmaba que el responsable del asesinato no fue un Guardia Civil, sino gente de los sectores que ese día reivindicaban sus derechos.

La cita tendrá lugar a las 9.30 de la mañana del miércoles 14 de mayo. "Por fin sentamos a Luis Mardones", comenta el abogado de la familia, Miguel Ángel Díaz Palarea, añadiendo que esto les ha supuesto 3 recursos de reposición, 1 de queja, 2 de apelación ante la Audiencia Nacional y unas 20 quejas más dirigidas al Consejo General del Poder Judicial. "Mardones ha contado con todos los privilegios del mundo", señala Palarea, quien expresa su satisfacción porque finalmente sea llamado ante la justicia.

Comenta el abogado que la familia de Javier Fernández está siendo "presionada", mediante acusaciones falsas y "yendo a por ellos", para que no autorice a los abogados acudir a la jurisdicción militar y esclarecer de una vez por todas los hechos. "Es tan vergonzoso", cuenta Palarea, "que cuando le pedimos el expediente a la capitán, dice que no me lo pueden entregar porque no tengo interés directo en el tema".

Relata que entonces se pusieron en contacto con el hermano de Javier, Carlos, para que solicitara dicho documento, al que se refiere como "expediente vergonzoso con el que taparon el vil asesinato". Están citado para el próximo día 7 de este mes; expresa el abogado su deseo de que hayan sido citados para decir: "Don Carlos Fernández Quesada, aquí tiene usted el expediente, para que se haga justicia de una vez por todas".

Según el abogado, a la familia le han pinchado el teléfono, y se les presiona con acusaciones falsas, con la intención de "tapar otra vez el asunto". A pesar de que el propio abogado ha sido también amenazado, advierte que piensan llegar hasta el final del asunto, y que no pararán hasta que digan que "Javier Fernández Quesada era un estudiante que estaba en la Universidad cuando se hacía una huelga honrada de los trabajadores por sus derechos, y recibió un tiro en la entrada de la Universidad que le destrozó el pecho", dice Díaz Palarea.

"A las víctimas, que somos nosotros, nos convierten en asesinos", afirma el abogado, explicando que, cara a la justicia, el Gobierno Civil y los militares, "nosotros somos los malos". "Vamos a llegar hasta el final", comenta Díaz Palarea, "si no nos matan antes". Y es que según cuenta, ellos también han sido víctimas de amenazas, en las que se les llama "mierdecillas de los Palarea", refiriéndose también a su hermano, como él abogado, y en las que se advertía que "nosotros tenemos las balas".

Cuenta Miguel Ángel Díaz Palarea que, a la petición efectúada al Gobierno Civil remitido por la Confederación Canaria de Trabajadores, de la que es miembro, solicitando el testimonio íntegro de las diligencias o atestados relacionados con la muerte del estudiante, la Abogacía del Estado ha determinado que veta el acceso a esos informes en base a que "1) Son datos que afectan a la seguridad del Estado, al menos todos los que contienen referencias nominativas a Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado".

Además, el mismo documento recoge que, en cualquier caso, el acceso a los documentos solicitados debería ser denegado "por no acreditar el solicitante un interés legítimo y directo en los mismos, no bastando a estos efectos el mero anuncio de la intención de ejercitar las acciones penales oportunas en relación a unos hechos acaecidos en el año 1977".

A este respecto, señala Díaz Palarea que "es una vergüenza que el Gobierno Civil, en la época del PSOE, nos responda diciendo que la seguridad nacional hace que los datos sobre la Guardia Civil sean ocultos".

"Son los continuadores del fascismo", dice contundente el abogado, quien afirma sentirse avergonzado porque "gente de izquierdas" sea capaz de dar tal contestación. "No tienen interés", concluye. Según el abogado, cuestión de seguridad nacional será "cuando se descubran las cosas, los sinvergüenzas se metan en el talego...o al menos se les ponga colorado el rostro".

Publicado por ubara @ 13:08
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Domingo, 11 de mayo de 2008 | 16:40
Si REALMENTE estamos en un Estado de Derecho,debemos conocer TODA la informacion que se tenga sobre este asunto.La VERDADERA democracia no oculta su responsabilidad ante casos como estos.Que MATARAN A UNA PERSONA EN ESA CIRCUNSTANCIA EN 1977 Y A DIA DE HOY (31 A?OS DESPUES) SE SIGA OCULTANDO,POR PARTE DE LOS DIFERENTES GOBIERNOS ?democratas?,LOS HECHOS,AMPARANDOSE EN QUE SON "ASUNTO DE ESTADO",ME CONVIERTE EN COMPLICE DEL ENCUBRIMIENTO,ya que como CIUDADANA de este Pais se me pide el voto cada 4 a?os.NIEGO,por tanto,la UTILIZACION DE MI VOTO para que NO se haga justicia.MI APOYO Y SOLIDARIDAD ABSOLUTA A LA FAMILIA DE JAVIER QUESADA.