Domingo, 18 de mayo de 2008

En las últimas fechas, y coincidiendo con el recrudecimiento del conflicto abierto en la enseñanza del Archipiélago, se han venido sucediendo las muestras de  solidaridad con las reivindicaciones del profesorado canario. Movimientos sociales, organizaciones políticas de diverso signo y sindicatos se han manifestado en este sentido, contribuyendo así a contrarrestar los intentos de la Consejería de Educación de enfrentar a los docentes con el resto de la sociedad canaria para debilitar su capacidad de resistencia y negociación.

      Asamblea por Tenerife, red social que aglutina a múltiples colectivos de esta isla, “ha hecho público su apoyo a la lucha y las reivindicaciones, así como a la próxima convocatoria de huelga, del profesorado no universitario”, al tiempo que ha solicitado la dimisión de la Consejera Milagros Luís Brito “por su intransigencia, soberbia, despotismo y claro autoritarismo”. Esta plataforma ciudadana ha destacado que el “derecho a la homologación de los docentes con el resto de funcionarios de la Comunidad proviene de hace más de una década, siendo un compromiso adquirido por el gobierno, y además impuesto por ley del parlamento desde el año 1991”.  Por esta razón - dicen - "es despreciable que el Ejecutivo canario trate de confundir a la población, relacionando el pago de una deuda antigua, de la que los enseñantes han perdonado más del 90%, con el grave problema del fracaso escolar, cuyas raíces provienen del modelo socioeconómico, y por tanto educativo, que han fomentado los últimos Gobiernos en Canarias”. En este sentido, los miembros de Asamblea por Tenerife han recordado que “la Educación pública está perdiendo peso en los presupuestos del Gobierno autonómico desde hace más de diez años, el gasto por alumno es menor a la media estatal y el gasto del PIB canario es poco más del 4%, cuando el mínimo aconsejable es el 6% anual”. Por  todo ello -concluyen -
“queremos expresar nuestro rechazo más profundo hacia este gobierno que, una vez más, muestra lo poco que le importa la educación pública, con su  falta de disposición para atender las demandas legales y justas de este sector”.

      Idéntico apoyo y solidaridad con los docentes han mostrado también los sindicatos Co.bas Canarias (Comisiones de Base de Canarias) y FSOC (Sindicato Obrero Canario).

      Co.bas Canarias,  además de adherirse a la reivindicación de la homologación sin contrapartidas, ha expresado un enérgico "rechazo de las posturas adoptadas por el Gobierno de Canarias desde la Consejería de Educación, que una vez más han demostrado - dicen- su falta de consideración e irresponsabilidad con los empleados públicos, negándose  sistemáticamente a buscar una salida a su justa reivindicación". "Las respuestas de la Consejería - denuncian desde el Sindicato de Comisiones de Base - siempre han estado marcadas por la manipulación, la coacción y el descrédito de esta lucha, manteniendo una actitud de confrontación permanente con  los trabajadores de la enseñanza pública". Co.bas Canarias hace un llamamiento a la participación y apoyo a cuantas acciones sean acordadas por las Asambleas del Profesorado.

      Por su parte, el FSOC ha reiterado también su máximo apoyo sin fisuras a las reivindicaciones de los profesores no universitarios y a las medidas adoptadas por éstos en su lucha por alcanzarlas. Para el FSOC, "el talante autoritario de la consejera solamente desea tapar las vergüenzas de un gobierno que está a la cola de la Unión Europea en inversión educativa". "La tasa de fracaso escolar del 38% que sufre Canarias según el Informe Pisa no es - sostienen - responsabilidad de los profesores, ya que éstos siempre han cumplido escrupulosamente con sus jornadas y su esfuerzo docente les ha llevado en muchas ocasiones a desempeñar más horas de las establecidas legalmente". En cualquier caso - afirman desde este sindicato nacionalista y de clase- "la actitud despótica de la Consejera de Educación, Milagros Luís, y del Viceconsejero Gonzalo Marrero, descalifica a los máximos responsables del deterioro de la educación en nuestro país".

      A estas manifestaciones de apoyo se han sumado también organizaciones políticas como Alternativa Sí se puede por Tenerife o Los Verdes.

      Alternativa Sí se puede por Tenerife, además de "considerar justa la reivindicación de homologación salarial que demanda la gran mayoría  del profesorado canario", ha destacado  "la profesionalidad de este colectivo de trabajadores, así como su implicación en la  mejora  de la calidad de la Escuela Pública Canaria". Los dirigentes de “Sí se puede” denuncian la actitud de los responsables políticos de la Consejería de Educación, "que no han dado la más mínima muestra de querer sentarse a negociar una salida al conflicto, sino que han optado por el enfrentamiento puro y duro para derrotar al profesorado y sus legítimos representantes sindicales, por desacreditar a este colectivo ante la sociedad". Dicha actitud - afirman -  “nos lleva a sospechar que buscan un interesado deterioro del sistema público para armarse de argumentos y potenciar el que de verdad es su modelo ideal: un sistema privado de educación en el que se formarían las élites de Canarias, para seguir de esta forma manteniendo y profundizando en un modelo de sociedad desigual y profundamente injusto". Por ultimo, "Sí se puede" anima al profesorado canario en lucha
“a no dejarse doblegar por la intransigencia del Gobierno canario y le exige a éste responsabilidad para frenar el deterioro al que está llevando a la escuela pública".

      Los Verdes de Tenerife, por su parte, también considera justa la reivindicación de homologación salarial que demanda la gran mayoría del profesorado canario y han denunciado la "nefasta gestión de la actual Consejera de Educación, Milagros Luís Brito”, por lo que piden su inmediata dimisión, así "como un cambio de actitud del Gobierno Canario en materia de educación".  Para los co portavoces insulares de esta formación política, Jonás Pérez de León y Arturo Méndez Llorens, “la actitud nada negociadora de la consejera se debe a que la política del Gobierno de Canarias se basa en un apoyo ‘descarado’ a las grandes infraestructuras del ‘asfalto y hormigón’, reduciendo por el contrario las inversiones en educación y seguridad social”.

      Otras organizaciones políticas del Archipiélago, como el PCPC
(Partido Comunista del Pueblo Canario), IUC (Izquierda Unida Canaria) o UP (Unión del Pueblo) han manifestado también,  desde el comienzo del conflicto educativo, su firme apoyo a las reivindicaciones del profesorado.


Canarias-semanal.com


Publicado por ubara @ 16:01  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios