Mi?rcoles, 28 de mayo de 2008

Daniel Denvir   Nacla

Fotos supuestamente encontradas en las computadoras de Raúl Reyes, el líder de las FARC asesinado en bombardeo y ataque por sorpresa del gobierno colombiano contra el campamento de las FARC en Ecuador, parecen haber sido tomadas en realidad por agentes del espionaje colombiano – o por policías o agentes de inteligencia aliados con ellos. Las fotos fueron suministradas al diario El Tiempo de Bogotá por una fuente anónima de los servicios de inteligencia colombianos el lunes 3 de marzo, sólo dos días después del ataque contra el campamento.

Dudas verosímiles sobre la procedencia de las fotos son potencialmente explosivas, sugiriendo que parte de la evidencia que el gobierno colombiano afirmó provenía de las computadoras laptop de las FARC venían en realidad de otra fuente, y también porque apuntan a la presencia del espionaje colombiano en Quito. En la secuela del ataque, el presidente ecuatoriano Rafael Correa inició una importante reestructuración de las fuerzas armadas del país después de afirmaciones sobre una importante penetración de la CIA y de otros servicios de inteligencia extranjeros.

Las fotos, descolgadas cerca de una semana después de ser cargadas, formaron brevemente parte de una amplia y sistemática campaña mediática por parte del gobierno colombiano para vincular a los gobiernos ecuatoriano y venezolano con las FARC. La campaña ha sido conducida a través de una combinación de denuncias públicas y filtraciones anónimas a medios noticiosos en Colombia, EE.UU., y España.

Las fotos fueron tomadas dentro y fuera de la Casa de Cultura de Quito, un centro de artes y convenciones durante la conferencia internacional de la Coordinadora Continental Bolivariana la semana antes del ataque. La CCB es una pequeña organización de izquierdas que tiene secciones en toda Latinoamérica, y contactos con las FARC.

Las fotos, que ahora parecen ser fotos de espionaje, supuestamente halladas en la computadora de Reyes, fueron incluidas en una galería de fotos en el sitio en la Red de El Tiempo. Cuando vi las fotos, mi primera pregunta fue “¿Por qué iban las FARC a tomar fotos espiando a sus supuestos aliados?”

Las personas fotografiadas incluyen a dos separatistas vascos: el intelectual vasco relacionado con Batasuna, Iñaki Gil de San Vicente y el representante de Askapena Walter Wendelin. (Batasuna es el brazo político del grupo nacionalista vasco armado ETA. Askapena es una organización de apoyo para prisioneros vascos.) También reprodujeron en las fotos a Carlos Casanueva, miembro del Comité Central del Partido Comunista de Chile; Lucía Morett, estudiante mexicana de visita quien fue herida en el ataque (otros cuatro estudiantes mexicanos fueron muertos); el diputado y secretario general del Partido Comunista de Venezuela, Oscar Figueroa; el miembro de la Juventud Comunista de Chile, Manuel Olate, quien junto con su compatriota Valeska López, visitó el campamento de las FARC justo antes de que fuera bombardeado; un delegado italiano no identificado a la CCB; y por lo menos otras cinco personas no identificadas.

Después de semanas de respuestas contradictorias e incompletas de El Tiempo, viajé de Quito a su oficina en Bogotá para formular personalmente algunas preguntas. Los periodistas de El Tiempo confirmaron primero que las fotos provenían de las computadoras de las FARC y no estaban seguros del motivo por el que fueron sacadas del sitio en la Red de El Tiempo. El redactor de justicia de El Tiempo, Jhon Torres, me dijo entonces que las fotos no provenían de la computadora y que se había publicado una retracción. (No pude encontrar una retracción en ninguno de los archivos de marzo o abril de El Tiempo. La ética periodística requiere que los medios noticiosos publiquen correcciones si emergen dudas en cuanto a la validez de evidencia utilizada para apoyar un artículo.)

En una entrevista del martes pasado, Torres me dijo que las fotos fueron sacadas del sitio en la Red por dudas de que hubiesen sido realmente encontradas en las computadoras de las FARC. Según Torres, sin embargo, la fuente en los servicios de inteligencia no ha cambiado su afirmación de que las fotos provienen de las computadoras.

Torres también afirmó que toda la gente mostrada en las fotos de la CCB también estaba en fotos encontradas en las computadoras de Reyes. No lo pude confirmar a través de un estudio de las fotos publicadas, y Torres no pudo suministrarme fotos que confirmaran esa declaración.

Torres restó importancia a la noción de que el gobierno colombiano haya filtrado intencionalmente información falsa, teorizando que la inclusión de las fotos puede haber sido una “infección” accidental y caracterizando a su fuente de inteligencia como un actor solitario, más que parte de una campaña mediática orquestada por el gobierno colombiano.

Torres también confirmó que El Tiempo no ha publicado ninguna retracción sobre las fotos – contradiciendo su declaración anterior – diciendo que simplemente las sacaron del sitio en la Red. Esto, a pesar de que publicaron un artículo el 7 de marzo intitulado “Indicios de ETA en el PC de Reyes,” incluyendo la foto de los miembros de Batasuna Walter Wendelin e Iñak Gil en la conferencia de la CCB. El artículo no menciona que las fotos hayan sido tomadas en la conferencia, y es posible que El Tiempo no haya conocido este hecho. Las fotos restantes sólo fueron colocadas como parte de la galería en la Red y no fueron utilizadas en la edición impresa del periódico. Torres reconoció que “tal vez podríamos haber hecho un mejor trabajo para aclarar nuestras opiniones sobre las fotos.”

Sigo informando sobre esta historia. Más información será publicada en el sitio en la Red de NACLA. [En inglés]

Daniel Denvir es periodista independiente en Quito, Ecuador y editor de la publicación de próxima aparición: “Caterwaul Quarterly” (www.caterwaulquarterly.com). Denvir es beneficiario en 2008 de la Beca de Periodismo de Investigación Samuel Chavkin de NACLA.

http://nacla.org/node/4699


Publicado por ubara @ 21:15  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios