Viernes, 06 de junio de 2008

La asamblea comarcal del sur de Izquierda Unida afirma, a través de un comunicado, que el gobierno de Canarias pretende esclavizar a su población con contratos precarios y bajos sueldos, con el sistema de apoyo a las grandes superficies y el abandono a los trabajadores autónomos.

 

            La formación política de izquierdas sale así al paso ante las informaciones sobre la solicitud de licencia especifica, realizada por el empresario Ambrosio Jiménez, de instalar grandes superficies en el Sur de Tenerife, concretamente en San Miguel de Abona, donde pretende instalar un hipermercado de 10.000 metros cuadrados, dos establecimientos de artículos de deportes de 7.000 metros cuadrados cada uno, y un centro comercial de 30.000 metros cuadrados.

 

            Izquierda Unida en el sur critica que se facilite la proliferación de este tipo de distribución comercial, que concentraría el poder económico en pocas manos, haciendo desaparecer a los autónomos, viéndose abocados a solicitar un puesto de trabajo en estos centros comerciales, con la precariedad laboral que les caracterizan.

 

            Según la organización política, la independencia económica que persigue el trabajador autónomo, se ve coartada por la permisibilidad de un gobierno que es capaz de darle licencia a un constructor que está envuelto en procesos judiciales, por presunta corrupción urbanística y, en cambio, condena a los que no pueden sufragar gastos de campañas electorales.

 

            La asamblea comarcal del sur de Izquierda Unida, denuncia que, ante la situación de crisis económica que sufren las familias, les están condicionando su alimentación al incitarles el consumo de marcas blancas, que son de baja calidad, generando un problema sanitario, concretamente en las edades infantiles, por lo que insta al Gobierno de Canarias a paralizar este tipo de comercialización e invertir en la producción local, para hacer más factible el acceso de todos a los productos naturales y de calidad.

 

            Izquierda Unida reprocha el desinterés del ejecutivo presidido por Paulino Rivero ante la problemática del incremento de la obesidad infantil, que tiene su origen en la pésima alimentación, por lo que ve un despropósito que se siga fomentando el consumo de la alimentación industrializada, desprotegiendo, rechazando y dejando en total desamparo a los productores y comercializadores de los productos naturales y locales, lo que nos está generando un problema social y sanitario de consecuencias incalculables e irreversibles si no se actúa ahora, promoviendo el consumo razonable de productos naturales.


Publicado por ubara @ 23:14  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios