Lunes, 21 de julio de 2008


El barrio lagunero de San Lázaro acogió ayer la fiesta del IV Aniversario de Asamblea por Tenerife. Los asistentes pudieron disfrutar de un almuerzo colectivo con parrandas, según informó la agencia SB-Noticias. La fiesta reunió a numerosos colectivos, que durante estos cuatro años han hecho que miles de personas se hayan agrupado en torno a la idea de defender el futuro de la Isla, su territorio, su medio ambiente, tomando el testigo del "espíritu de Vilaflor" y expresando de forma cívica su clamor bajo el lema Ya está bien, en manifestaciones ciudadanas sin precedentes en esta tierra.

Asamblea por Tenerife se ha convertido en catalizador de numerosas luchas contra la especulación urbanística y contra la construcción de grandes vías y obras sin un argumento racional ni científico que justifique su ejecución; y que ocasionan más daño que beneficio a este pueblo.

En junio de 2004 se reunieron en el Recinto Ferial de Santa Cruz potentes empresarios y primeras autoridades del Archipiélago para dar el pistoletazo de salida a este conjunto de proyectos encaminados a transformar las islas en un Hong Kong o en "el Singapur del Atlántico Sur", según las propias palabras del entonces consejero de Economía y Hacienda, Mauricio. Fue en ese momento cuando la sociedad reacciona de forma organizada y cobra forma Asamblea por Tenerife, uno de cuyos hitos ha sido la multitudinaria manifestación contra el Puerto de Granadilla en noviembre de ese mismo año.

Esa secuencia de movilizaciones ha logrado crear un estado de opinión y sensibilización en la sociedad, y ha obtenido repercusiones contundentes, como lo demuestran algunos hechos. El Puerto de Granadilla no acaba de iniciarse a pesar de la voluntad de los tres partidos con representación parlamentaria en las Islas y a pesar del apagón informativo del poder mediático para con el movimiento social de Tenerife. Tras una reciente denuncia de la Plataforma contra el Puerto de Granadilla, la Comisión de Peticiones de la Eurocámara ha vuelto a cuestionar la macroinfraestructura tras conocer que van a enviar una misión de expertos para comprobar la veracidad de las medidas compensatorias.

Ya está bien, el grito con el que Asamblea por Tenerife ha venido denunciando —desde una auténtica democracia interna y desde la pluralidad— la corrupción, la desigualdad social, el modelo de desarrollo suicida al que nos conduce una élite económica y política fuertemente blindada, se seguirá escuchando.


Publicado por ubara @ 22:53  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios