Viernes, 15 de agosto de 2008

Tras asumir este viernes como presidente de Paraguay, Fernando Lugo decretó el fin de la etapa "exclusiva, secretista y con fama de corrupción" que vivió su país por más de 60 años.

 

Con un discurso pronunciado en guaraní (lengua indígena) y en español, ante unas 15 mil personas, 9 jefes de Estado y 97 delegaciones extranjeras, Lugo se comprometió a impulsar profundos y verdaderos cambios en Paraguay.

"Asumimos el compromiso con los hombres y mujeres de nuestra historia que nos interpelan hoy a no desperdiciar refuerzos, a no fallar el rumbo, a no bajar los sueños del altar de la esperanza", afirmó.

"Ahora es tiempo de mirar y trabajar. La ingeniería colectiva del futuro de Paraguay no será fácil, pero no será imposible", auguró.

El ex obispo, que gobernará por un periodo de cinco años, dejó claro que el cambio no fue sólo "algo electoral", sino "una apuesta cultural, quizás la más importante en su historia".

Lugo, visiblemente emocionado en su discurso, dijo que "este proceso no tiene vencedores ni vencidos, sino que es el cambio para asumir el proceso de convertir a Paraguay en una de las democracias consolidadas del mundo".

Aseguró que los funcionarios de su gabinete serán implacables con los ladrones de su pueblo. "Hoy termina un Paraguay exclusivo, secretista  y con fama de corrupción", dijo.

"Nuestra bandera de campaña es el liderazgo colectivo, para derrotar el caudilllismo con una economía sustentable, con entidad social de esos ingenios que nos ocupan como presidentes, con una lectura puntual de los fenómenos mundiales, que no será posible sino insertamos como transversal una educación para el cambio social basada en la defensa de los Derechos Humanos", defendió.

Contra la inequidad y la miseria

Fernando Lugo declaró en su discurso que sueña con un Paraguay socialmente justo, donde nunca más exista inequidad que genere sociedad y hambre al mismo tiempo.

"Yo renuncio a vivir en un país donde unos no duermen porque tienen miedo y otros porque tienen hambre", señaló el jefe de Estado.

Explicó que su respuesta será la acción reductora de los factores que provocan la pobreza cultural y el enfoque de su gobierno será en los sectores de mayor vulnerabilidad estratégica.

Dijo que su gobierno apuntará a planes de salud y educación que derroten por fin la exclusión. "No sabemos cuánto nos demoraremos para aliviar esta inequidad, no sé si lograremos tumbar el monstruo de la miseria, pero el Paraguay cambiará trabajando, evaluando y construyendo por nuestro país".

Lugo señaló que su gobierno se enfocará en el control de los bienes públicos, en evitar la eternización del despilfarro que ostentan grupos sociales, mientras que los niños en el país permanecen en las calles.

De igual forma, en tono conciliador, llamó a los integrantes del resto de los partidos políticos, a incluirse en el nuevo proceso que emprende esta nación suramericana.

"Vos tienes un ladrillo en tus manos de este nuevo edificio llamado Paraguay, acércate, no importa a que sector político respondes. En este país se acabaron las afiliaciones políticas para lograr un puesto de trabajo en la función pública", afirmó el mandatario.

A favor de la integración

El nuevo presidente paraguayo también ratificó que su propuesta gubernamental cree fervientemente en la integración.

"(Mi propuesta de Gobierno) cree en la poesía de la patria sin murallas, cree en la ecuación de fronteras fértiles antes que oclusivas", afirmó.

"Damos la bienvenida y el respaldo a diversos esfuerzos de integración ya vigentes o en proceso", reiteró.

Lugo, de 57 años y que sucede en el cargo a Nicanor Duarte, recibió el bastón de mando de manos del presidente del Congreso, Enrique González Quintana.

En el mismo acto también juró su cargo el vicepresidente del país, Federico Franco, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA), que formó parte de la Alianza Patriótica para el Cambio (APC), la coalición que llevó a Lugo al poder.

Participaron de la ceremonia los jefes de Estado de Argentina, Brasil, Bolivia, Chile, Ecuador, Honduras, Taiwán, Uruguay y Venezuela, además del heredero de la Corona española, el príncipe Felipe de Borbón.

La investidura de Lugo, que llegó al acto con una camisa típica paraguaya de color blanco y cuello redondo, pantalón gris y sandalias, fue precedida por la entonación del himno nacional en guaraní y en castellano, y 21 salvas de cañón.

Al ganar las elecciones del 20 de abril de este año, Lugo puso fin a la hegemonía del Partido Colorado, que gobernó, entre dictadura y democracia, por más de 60 años.

Fin de los colorados

Precisamente, antes de entregar los símbolos del poder a González Quintana, el ahora ex mandatario paraguayo, Nicanor Duarte, despidió su gestión y con ella, los 60 años de dominio del Partido Colorado.

"La democracia está avanzando en el Paraguay; hoy vivimos un momento histórico. Por primera vez se produce la transferencia de poder de un partido a otro en un clima de esperanza", afirmó Duarte en la sesión conjunta del Parlamento.

"Estoy seguro que el presidente Lugo y su equipo continuarán con el camino de quienes escogimos la política como convicción y como decisión", dijo Duarte.

Expresó que "hoy tenemos la posibilidad de reafirmar los pilares de la democracia, con mejores resultados sociales, con mayor integración de los bienes políticos", dijo en su despedida desde el Congreso de la República.

"En estos 5 años como un hombre de familia, quiero expresar con absoluta sinceridad que puse todo mi empeño por la patria es una tarea dramática diaria  en la que algunos, cuando llega el alba, encuentran mas derrotas que victorias", añadió el ex mandatario.

Presidentes de Bolivia y Ecuador saludan proceso de cambios en Paraguay
Por: Agencia Bolivariana de Noticias (ABN)
Fecha de publicación: 15/08/08
Asunción, 15 Ago. ABN. (Orlando Rangel Yustiz).- Tras la investidura del presidente electo, Fernando Lugo, como nuevo Mandatario de la República de Paraguay, los presidentes de Bolivia, Evo Morales, y de Ecuador, Rafael Correa, saludaron en la Asunción el proceso de cambios que se esperan para la nación Guaraní.

"Saludo el proceso de cambios que se gestan" en Paraguay, dijo Morales al llegar a Asunción para asistir a la investidura del ex obispo católico Fernando Lugo este viernes.

Correa, por su parte, destacó "el inmenso desafío" que enfrentará el flamante presidente paraguayo, que consiguió llegar al poder tras 61 años de gobierno del conservador Partido Colorado.

Los actos que se realizan este viernes por la Toma de Posesión del Presidente, Fernando Lugo, en Asunción, cuentan también con la presencia de los Presidentes de Uruguay, Venezuela, Brasil, Honduras, Argentina, Taiwan, entre otros vicepresidentes y dignatarios latinoamericanos.


Presidentes Chávez, Morales y Lugo realizaron reunión trilateral

El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez, se reunió en horas de la noche de este jueves con el mandatario electo de Paraguay, Fernando Lugo, pocas horas antes de su toma de posesión.

Luego de iniciado el encuentro, que se desarrolló en el hotel Crowne Plaza, se integró el presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, junto a su embajador en Paraguay, Pablo Zolóm.

El presidente Chávez expresó a su homólogo boliviano sus felicitaciones a él y su pueblo por el reciente triunfo en el proceso electoral del pasado domingo. Morales resultó ganador con casi 70% de los votos de un referendo revocatorio de su mandato y el de los prefectos departamentales en la nación del Altiplano.

Este encuentro forma parte de la agenda de la visita que dispensa el jefe de Estado venezolano a la capital paraguaya, la cual se extenderá por tres días.

Este viernes 15 de agosto, en un hecho sin presedentes, Lugo asumirá el mando de su nación durante un acto multitudinario, que tendrá lugar en las afueras del Congreso Nacional, y al cual se espera acudan miles de simpatizantes.

Cabe recordar que Fernando Lugo asumirá como nuevo presidente de la nación guaraní, en un hecho histórico que rompe con 61 años de hegemonía del Partido Colorado, el cual tuvo inclusive un periodo de dictadura.

Cita con la historia del Paraguay

Justamente antes de iniciar el encuentro, el presidente Chávez aseguró a los periodistas presentes en el lugar que la elección del presidente Lugo ¨más que expectativas, es una realidad. Aquí estamos en una cita con la historia, una cita con el pasado, el presente y el futuro. El triunfo de Lugo es el triunfo de 500 años de batalla, de resistencia, es el triunfo de las revoluciones comuneras del Paraguay, es el triunfo del pueblo guaraní, el triunfo de la dignidad; de la Patria buena y bonita y nueva¨.

Además, el presidente Chávez confirmó su asistencia a San Pedro de Ycamandiyu, a donde fue invitado por Fernando Lugo. En esta localidad, ubicada a 480 kilometros de Asunción, se realizará un acto de masas y posteriormente una misa.



Tags: Paraguay, Fernando Lugo

Publicado por ubara @ 17:24  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios