Martes, 09 de septiembre de 2008

La Fiscalía acusó a seis militares colombianos por el homicidio de dos jóvenes a quienes presuntamente ofrecieron empleo bajo engaños para asesinarlos y presentarlos como guerrilleros abatidos.

Los sindicados -un mayor, un capitán y cuatro soldados de un comando antisecuestro del Ejército- fueron implicados por un hombre que se declaró culpable dentro del proceso por el crimen de los dos campesinos ocurrido el 5 de marzo de 2006 en una zona rural de la ciudad de Montería (800 km al norte de BogotáGui?o.

Según la Fiscalía, el delator Jonathan Barrios "era uno de los encargados de contactar personas de bajos recursos para ofrecerles trabajo en fincas cercanas a Montería".

"Una vez aceptado el ofrecimiento, los futuros trabajadores quedaban en manos de un tercero conocido con el alias de 'Bebé', quien los enviaba" a esa ciudad "donde eran conducidos a zona rural para ser asesinados".

Las víctimas, Daladier Herrera y Omar Osorio, fueron presentadas por el Ejército como rebeldes "muertos en combate", recordó el organismo, que formuló cargos por homicidio agravado contra los uniformados, detenidos preventivamente en reclusorios militares de Montería y Bogotá.

Según el diario bogotano El Tiempo, la Fiscalía investigaba a finales de 2007 al menos 53 casos de personas reportadas por el Ejército como muertas en enfrentamientos en el departamento de Meta (centro), tras denuncias de familiares que aseguran que eran campesinos
.


Publicado por ubara @ 20:12  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios