Jueves, 09 de octubre de 2008

 El abogado y miembro de Justicia y Sociedad, así como de la formación política Izquierda Unida, José Pérez Ventura, visitaba en la tarde noche del miércoles 8 de octubre el barrio de Cho-Vito, comprobando in situ que lo que allí está teniendo lugar es lo que califica como "un estado de excepción encubierto". Asegura el jurista que la actuación de la Guardia Civil, restringiendo el libre acceso al lugar, en modo alguno se encuentra amparada jurídicamente por ningún tipo de orden, de ahí que decidieran presentar una denuncia y animar a los vecinos a presentarse ante el juez de guardia de Güímar y poner en su conocimiento los hechos. "Esperemos que tome cartas en el asunto", comenta Pérez Ventura.


"Se están vulnerando de forma sistemática los derechos humanos y los derechos fundamentales de los vecinos de Cho-Vito"

Asegura el abogado que la actuación de la Guardia Civil no responde a ningún tipo de orden, pues aunque se les requirió que la exhibieran, éstos se negaron, con lo cual presume que tal orden no existe.

Entiende Pérez Ventura que en Cho-Vito se vulnera el derecho a la libertad individual, y que los vecinos están siendo coaccionados, en la medida en que se impide el acceso con libertad a sus familiares, amigos y a cualquiera que desee acceder a las viviendas que no se encuentran afectadas por la orden de derribo y que, por lo tanto, no son objeto de la actuación de la Demarcación de Costas en estos momentos.

"Se está vulnerando incluso el derecho a la intimidad"


Según el abogado, los vecinos están sufriendo también la vulneración de su derecho a la intimidad, pues son personas que tienen ahí su vivienda, donde desarrollan su vida personal y familiar, y sobre los cuales la Guardia Civil actúa como "portero", restringiendo el acceso y seleccionando quiénes pueden acceder o no a las casas.

"Esto es una especie de campo de concentración...esto es verdaderamente denigrante", comenta Pérez Ventura, añadiendo que nos encontramos ante una situación de "acoso institucionalizado", ejercido por la Guardia Civil y la Demarcación de Costas.

"Vamos a presentar una denuncia"


Comenta el abogado que, atendiendo a lo que allí han visto, han decidido presentar una denuncia, así como emplazar a los vecinos a que se presenten en el Juzgado de Guardia de Güímar para poner en conocimiento de la autoridad judicial los hechos. "Esperemos que la autoridad judicial, que en un Estado de Derecho se supone que debe ser el garante de los derechos fundamentales de los ciudadanos, incluso frente a las situaciones vulneradoras de los mismos que puedan provenir de los poderes públicos, incluida la Guardia Civil, tomen cartas en el asunto", apunta el abogado.

Justicia y Sociedad hace un llamamiento a la ciudadanía para que se solidaricen y se movilicen


En nombre de la Asociación Justicia y Sociedad, José Pérez Ventura apela a la solidaridad de la ciudadanía, para que de forma pacífica y cívica expresen su apoyo y pública protesta hacia una actuación que reiteradamente califica con el apelativo de "vergonzosa".

"El Alcalde tenía la posibilidad de paralizar la actuación y no lo ha hecho"


Asimismo, hace el abogado referencia al papel que en todo este asunto ha tenido José Gumersindo García, el socialista Alcalde de Candelaria. "Vergüenza hace mucho tiempo que algunos creemos que no tiene, y este es el suma y sigue", afirma Pérez Ventura, acusándolo de no haber sabido estra con sus vecinos, así como de haber efectuado dejación de sus funciones y competencias en materia urbanística pues, según el jurista, podía haber exigido la licencia correspondiente a la actuación de Costas, y sin embargo no lo ha hecho.

"Me gustaría saber si éste es el Partido Socialista que Juan Fernando López Aguilar quiere"

Se pregunta José Pérez Ventura si ésta es la clase de política urbanística que realmente quiere llevar a cabo Juan Fernando López Aguilar, y hace un llamamiento además a los periodistas que también han visto vulnerados sus derechos fundamentales al impedírseles trabajar, para que le pregunten a aquel "si éste es el modelo ejemplar de democracia por el que está luchando".

Denuncia la hipocresía de CC y PP


No olvida tampoco el abogado a los partidos Coalición Canaria y Partido Popular, "que si bien nominalmente, de palabra, dicen hoy apoyar a los vecinos, en realidad no han movido ni un dedo ni han hecho todo lo que podían haber hecho".


Asegura Pérez Ventura que el Cabildo Insular de Tenerife, que ostenta competencias en materia de patrimonio histórico artístico, tenía capacidad para haber promovido la declaración del poblado como conjunto de interés etnográfico, y sin embargo no lo ha hecho.

Observa, asimismo, que el Gobierno de Canarias posee ciertas competencias que podía haber ejercido. "Simplemente incoando un expediente con la declaración de BIC habría quedado en suspenso toda la actuación urbanística, y no lo ha hecho".


"Detrás de todo esto hay un pelotazo urbanístico"



Recuerda José Pérez Ventura, que ya en mayo pasado, la formación política de la cual es miembro, Izquierda Unida, denunciaba que detrás de los derribos de Cho-Vito subyace un pelotazo urbanístico. "Lo que se quiere es, con el desmantelamiento de la central térmica y la construcción de un puerto deportivo que está previsto en la adaptación del Plan Insular de Ordenación del Territorio, urbanizar toda esa zona,...y Cho-Vito molesta", explica.

"Molesta quienes ha hecho una ocupación tradicional y respetuosa de la costa; personas modestas, trabajadores que desde siempre han estado viviendo y trabajando honestamente en esta lugar. Molestan porque lo que quieren es especular con el suelo de todos. Es una vergüenza que yo creo que la gente que tenga un mínimo de sentido común debería llevarles a movilizarse y a protestar pacíficamente, pero desde luego no quedarse callados. No nos pueden callar más, y hago un llamamiento en este sentido", sentencia.

Concluye el abogado afirmando que siente "verdadera repugnancia" por la actitud del Presidente del Cabildo y del Presidente del Gobierno de Canarias, que tenía la posibilidad en Consejo de Gobierno mediante decreto, de adoptar medidas de protección del poblado, y sin embargo no lo ha llevado a cabo.

Señala, además, que "la actuación deleznable de la Guardia Civil nos retrotrae al franquismo. Esto es un estado policial, y esperamos que los mecanismos del Estado de Derecho, aunque no soy excesivamente optimista, me gustaría que funcionaran de una vez por todas y que el juez que mañana esté de guardia cumpla con su trabajo".


Publicado por ubara @ 15:51  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios