S?bado, 01 de noviembre de 2008

La actuación que Costas pretendía llevar a cabo este viernes en Cho Vito para derribar dos nuevas vivindas fue parada por los vecinos que acudieron a ayudar a los propietarios que denegaban la acción administrativa por carecer de permisos legales para llevarlos a cabo. Para colmo de injusticias, invadieron la propiedad particular de Tomás González para cortar la línea eléctrica sin contar con el beneplácito de Unelco, por lo que desistiero, aunque los vecinos aseguran que hubo presiones de por medio para que accedieran a la petición de corte. 

Este viernes Costas pretendía acometer una nueva injusticia, ya que con nocturnidad, como denuncian los vecinos del poblado, iban a derribar dos nuevas viviendas que no estaban en el listado de las viviendas que fueron derribadas en aplicación de la Ley de Costas.

Aunque ayer jueves 30 de octubre concluían los trabajos de derribo programados en Cho Vito, a las 7 de esta mañana se ha comenzado a desalojar otras dos casas del lugar. El desalojo de una de estas viviendas ya ha sido completado, mientras que el de la segunda fue impedido por los vecinos, quienes exigieron que se les mostrara la orden judicial que autorizaba el desalojo. Esta segunda vivienda se encuentra además ocupada por una joven pareja con dos hijos, uno de ellos recién nacido, lo que hace que la oposición de los vecinos al desalojo sea aún mayor si cabe.

La otra vivienda sí contó con el visto bueno de sus propietarios ya que al parecer habían llegado a un acuerdo satisfactorio con la Administración, sin embargo, según explica la propietaria afectada de la otra vivienda, trataron de comprar a su madre para actuar a sus espaldas y poder derribar de este modo la vivienda, pero gracias a la rápida  intervención vecinal, tras no poder demostrar que tenían orden judicial alguna para efectuar el derribo, los operarios tuvieron que desistir de su trabajo.

En Cho Vito estuvo presente el abogado José Pérez Ventura, de Justicia y Sociedad, quien dijo que ahora Costas tendrá que solicitar permisos en el Juzgado Contencioso Administrativo para poder actuar en esta casa.

El representante vecinal, Tomás González, dijo que lo sucedido hoy en Cho Vito es un nuevo ejemplo de que la dignidad del pueblo puede vencer a la prepotencia políitca y solicitó a los políticos que se personen allí para que conozcan de primera mano las injusticias que se están cometiendo con la permisividad del alcalde de Candelaria.

Publicado por ubara @ 17:53  | Islas
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por chopi64
Viernes, 07 de noviembre de 2008 | 2:39
siempre estaremos siendo esclavos del poder establecido.
Lo echo por Tomas,nos deber?a hacer reflexionar hasta que punto somos sumisos los canarios,un saludo.