S?bado, 01 de noviembre de 2008

Rebelión.- Ramón Pérez Almodóvar *.

La situación que se ha generado en la política canaria, en especial en el acuerdo de Gobierno entre CC y PP después de los últimos congresos de ambos partidos, conduce inexorablemente a un callejón sin salida por las limitaciones del encaje canario en la Constitución de 1978, que no permite la convocatoria anticipada de elecciones, un claro retroceso en el autogobierno.

Ese callejón sin salida se debe traducir en la ruptura del pacto entre CC y PP, por los planteamientos incluidos en la ponencia política aprobada por CC: Canarias es una nación, España no existe. El PP no puede pactar con ninguna fuerza política que estipule que España no existe. O no debería. Si no, lo de Euskadi sería un cuento.

Eso lo saben en Génova 13 y el sector más derechista del PP lo advierte, como el eurodiputado Alejo Vida Quadras: "lo que tiene que hacer el PP es romper las relaciones" con CC. Para el dirigente, su grupo "tiene dos caminos": "buscar una acción común" con el PSOE para combatir los nacionalismos por una vía constitucional, o "seguir su propio camino". Para el popular, el "envalentonamiento" de los canarios es una "muestra" de una deriva nacionalista "imparable, a no ser que los dos grandes partidos enderecen el rumbo que han perdido". (1)

La Delegación del Gobierno (la de Zapatero, De la Vega y Rubalcaba) considera que la ponencia política está al margen de la Constitución de 1978, luego CC es ilegal y se le debe aplicar la Ley de Partidos. Como en Euskadi.

El propio Gobierno liderado por Paulino Rivero debería presentar una cuestión de confianza ante el pleno del Parlamento, pues no es nada serio lo que está sucediendo en Canarias. No pueden seguir cayendo tan bajo para mantener ese ‘repacto’ del botín, cada vez más inútil, costoso y dañino para los intereses del pueblo canario.

Si el Gobierno no lo hace, sus socios del PP deben obligar a que lo haga para que nos aclaren a todos de qué va esto:

“No llegamos a comprender la negativa del Estado Español a reconocer nuestro hecho diferencial; más aún cuando la Unión Europea ha entendido nuestra necesidad de obtener un status diferenciado al objeto de desarrollarnos al nivel de los territorios más avanzados de la Unión Europea. Y es que tras siglos de dependencia de centros de poder ajenos, ha llegado el momento en el que Canarias plantee una nueva alternativa política para, de ese modo, articular una sociedad que le permita desarrollar un marco social con instrumentos socio-económicos y políticos propios”.

“En este IV Congreso Nacional de Coalición Canaria tenemos que definir claramente la ideología del Nacionalismo Canario sobre la base de lo que significa la Conciencia Nacional Canaria como factor clave para continuar mejorando las condiciones de vida de nuestra sociedad. Es decir, cuáles son nuestras raíces, hacia dónde nos queremos dirigir y clarificar la estrategia para conseguir nuestros objetivos”.

“Estamos abiertos al diálogo para encontrar vías de consenso pero con el firme propósito de profundizar en el desarrollo de la Conciencia Nacional Canaria y del pleno Autogobierno, al objeto de gestionar nuestro territorio desde y para Canarias a través de decisiones propias no marcadas desde entidades ajenas a nuestra manera de ser y pensar. Todo ello desde la firme convicción en la defensa de nuestros legítimos intereses y actuando con la firmeza que consideremos necesaria”.

“Porque somos una Nación. Y lo avala nuestra ubicación geográfica, nuestra historia y desarrollo cultural y, sobre todo, porque los Canarios y Canarias tenemos una conciencia colectiva que nos hace identificarnos como un pueblo diferenciado y singular. Y la Comunidad que conformamos excede, geográficamente, del territorio de nuestro Archipiélago. Incluye a todos los canarios y canarias que tomaron la decisión de trasladar su residencia y siguen sintiendo la Canariedad como propia y como parte fundamental de su identidad personal. Todos ellos son parte de la comunidad, que como pueblo, conformamos”.

“El hecho de aspiración política que siempre Canarias a lo largo de siglos ha intentado, estando en algún momento de la historia (Guerra de independencia de España) en su punto más álgido. Esta aspiración política como pueblo diferente debe estar en nuestros manuales de la profundización de nuestro ideario nacionalista, si así nos consideramos”.

Y, por último, la nazionalización:

“Para alcanzar este objetivo, clave y esencial en la construcción del nacionalismo canario, Coalición Canaria debe apostar por el desarrollo de un currículum educativo propio e identitario y que se garantice la impartición efectiva de dicho currículo tanto en las enseñanzas regladas como en las no regladas”.

Lo dicho: presenten una cuestión de confianza y dejen de hacer el ridículo.

Nota:

(1) El plural.com

------------------------

Artículos del autor en rebelión: http://www.rebelion.org/mostrar.php?tipo=5&id=Ramón Pérez Almodóvar&inicio=0


Publicado por ubara @ 18:02  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios