Domingo, 14 de diciembre de 2008

Izquierda Unida Canaria (IUC) califica de auténtico "golpe a la democracia" el rechazo por el Parlamento de Canarias de la Iniciativa Legislativa Popular promovida por Ben Magec, y que tenía por objeto proteger el suelo de Canarias frente a la intención del Gobierno de ampliar, aún más, la planta alojativa. 


Para la coalición de Izquierdas, constituye una verdadera "falta de respeto democrático a los más de 45.000 ciudadanos que son su firma apoyaron dicha iniciativa" y que merecen que la misma sea tomada en consideración y debatida con la seriedad que se merece por el Parlamento de Canarias. 

Para Izquierda Unida los diputados autonómicos, en este caso de CC y PP, se han vuelto a "cubrir de gloria" contribuyendo al descrédito creciente del Parlamento de Canarias, desprestigio ganado a pulso en los últimos años y del que forman parte actos como rechazar en la anterior legislatura la ILP que pretendía proteger el litoral de Granadilla apoyada con más de 56.000 firmas, las conclusiones en las Comisiones de Investigación constituidas, subirse el sueldo de forma escandalosa en el inicio de la presente legislatura o cobrar dietas por asistir hace escasos días a los actos conmemorativos de la Constitución.     

Izquierda Unida considera una "farsa democrática" la vivida el pasado jueves en el Parlamento por la cual diputados elegidos con un número de votos mucho menor al de ciudadanos (45.000) que apoyaron la ILP se atrevieron a votar en contra de la misma. En tal sentido, es de recordar que de los 60 diputados que forman el Parlamento de Canarias, sólo 11 (6 por la circunscripción de Tenerife y 5 por la de Gran Canaria) fueron elegidos con una asignación de votos conforme a la ley D'Hont igual o superior a 45.000; de modo que, 49 diputados cuentan con una legitimidad expresada en votos inferior a la de ciudadanos que apoyaron la ILP.

Para la coalición de izquierdas, la crisis de legitimidad democrática del Parlamento de Canarias y del régimen político instaurado por CC y PP es evidente ya que a la existencia de un sistema electoral antidemocrático que se niegan a reformar, se suma el rechazo sistemático a las iniciativas legislativas ciudadanas planteadas, lo que pone en evidencia que hay diputados que no actúan conforme al interés general sino al calor de intereses particulares de carácter empresarial (léase Anfi Tauros y demás).

Para Izquierda Unida Canaria es necesario democratizar Canarias mediante una reforma del sistema electoral y una la potenciación de las instituciones de democracia directa y participativa como las Iniciativas Legislativas Populares como con una regulación que evite "fraudes" como los que nos tiene acostumbrados el Parlamento de Canarias y en tal sentido, con ocasión de la reforma del Estatuto de Autonomía, el Grupo parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso planteó una enmienda al proyecto de Estatuto que establecía que "en caso de que la Proposición de Ley, a iniciativa popular, fuera total o parcialmente modificada en términos o aspectos relevantes que no fuesen aceptados por la Comisión Ciudadana Promotora, o fuera rechazada en su toma de consideración, se deberá convocar una consulta ciudadana vinculante que decida entre la propuesta original de la iniciativa popular o la resultante de la tramitación parlamentaria". Otra Democracia, es posible.


Publicado por ubara @ 11:14  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios