S?bado, 10 de enero de 2009

El sindicato médico asegura que las listas de espera siguen creciendo, a pesar de que Roldós asegura lo contrario. Critica el "incumplimiento" del Gobierno canario de los acuerdos adoptados en 2007 y 2008 y su "nulo interés" para desarrollarlos, por lo que advierte de su "desconfianza" para futuras negociaciones.  

El Sindicato Profesional de Médicos de Tenerife (Cesm-Tenerife) denunció este viernes la situación de "colapso" en que se encuentran las consultas de los centros de salud y de urgencias debido a la "falta de previsión y de planificación" de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias ante patologías invernales como la gripe, "por lo que enero y febrero serán muy malos en asistencia".

En rueda de prensa, el secretario general de la organización en Tenerife, Carlos Díaz, explicó que esta "falta de previsión" de la Gerencia de Primaria en la Isla se refleja en el hecho de que no haya contratado sustitutos ni reforzado las consultas para solucionar el incremento de pacientes en esta época del año, para la que se ha advertido de que Canarias será la tercera comunidad autónoma más castigada por la gripe.

"La solución de la Gerencia ha sido que cada médico vea varios cupos de otros médicos, de baja o de vacaciones, cerrando agendas, y que los pacientes acudan a las consultas sin cita previa, con la consecuente sobrecarga de las consultas y de los servicios de urgencias", resaltó Díaz, quien hizo hincapié en que las listas de espera de los hospitales y ambulatorios se siguen incrementando, a pesar de las informaciones de la consejera responsable del área, Mercedes Roldós.

Esta situación, afirmó, se agrava en las islas no capitalinas, "porque los especialistas que podrían venir no ven un futuro estable ni condiciones atractivas para poder elegir Canarias como lugar para trabajar de forma digna". También remarcó que el colapso "llega al máximo en las consultas pediátricas", especialidad para la que el sindicato estima que la falta de profesionales asciende a 30 sólo en Tenerife. La cifra de médicos de familia que se necesitaría para dar una atención de calidad, según el Cesm, es de 70.

El secretario señaló que la lista de espera ambulatoria y no quirúrgica "es la que peor está; se sigue disparando y llega a alcanzar incluso el año", aunque en los hospitales "la situación ha mejorado debido al aumento de la actividad". Carlos Díaz recalcó que el "problema" está en los centros de atención especializada, en las pruebas diagnósticas y en las pruebas funcionales.

La falta de especialistas fue otro asunto que criticó, "porque ya no sólo se da en las islas no capitalinas, sino también en los grandes hospitales como La Candelaria y el Universitario de Canarias". Además, recordó que muchos profesionales se plantean irse a otras comunidades autónomas porque la oferta pública de empleo de 2006 "está aún en la primera fase".

INCUMPLIMIENTO Y DESCONFIANZA

Carlos Díaz recordó el "grave caos" que el sindicato médico advirtió hace un mes que se produciría si la Consejería no adoptaba medidas para afrontar la demanda de atención sanitaria por la gripe. "Ni la Consejería ni la Gerencia hicieron nada y los centros de salud se han convertido en centros de urgencia, con un nivel asistencial que ha perdido la calidad", expresó.

Díaz indicó que en años anteriores se han reforzado los centros en situaciones de epidemia, "pero esta vez no, porque la Consejería dice que no hay dinero cuando en realidad, lo que falta es planificación". A pesar de la situación, los médicos descartan por el momento iniciar movilizaciones, pues consideran que al estar "bajo mínimos" tendrían que acudir a trabajar.

El secretario general subrayó que esta "situación crítica" deriva además de los "incumplimientos" de la Consejería de los acuerdos adoptados en 2007 y 2008 y que van en la línea de incrementar la plantilla en los centros de salud y en los servicios de urgencia. "Las negociaciones para el nuevo plan de urgencias se han paralizado, por lo que seguimos con unos servicios obsoletos e incapaces de cubrir las necesidades de los pacientes canarios", denunció.

En esta línea, hizo hincapié en la "gravedad" del "nulo interés" mostrado por el departamento que dirige Mercedes Roldós para desarrollar esos acuerdos, lo que ha desencadenado una "falta de confianza" del colectivo médico para futuras negociaciones. Carlos Díaz remarcó que toda esta situación ha hecho que los pacientes "se busquen la vida, porque de su centro de salud se van a urgencias, de ahí a urgencias hospitalarias y como no les pueden atender, terminan recurriendo a las mutuas y a las sanidad privada".

Publicado por ubara @ 15:31  | Canarias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios