S?bado, 17 de enero de 2009

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de casación interpuesto por la empresa Oliva Oceánidas SL contra la anulación de seis licencias municipales para la construcción de otros tantos establecimientos hoteleros en El Cotillo, en el municipio majorero de La Oliva.


Según se señala en un pronunciamiento de la Sala quinta de lo Contencioso Administrativo del Tribunal, la anulación de las licencias fue procedente, al no haberse obtenido la autorización previa para el proyecto de actividad turística de estos seis hoteles dentro del Plan Parcial Costa del Faro SAU-1.

También se especifica en su sentencia, contra la que no cabe recurso, que la forma de proceder del Ayuntamiento de La Oliva, entonces presidido por Domingo González Arroyo, al otorgar estas licencias de edificación supeditándolas a la obtención de las autorizaciones que debieran conceder otras administraciones "es un subterfugio".

Con él se buscaba eludir el precepto legal que "categóricamente" establece que dicha autorización es previa a la concesión de la licencia de edificación, se establece en ella.

El acuerdo municipal que autorizaba estos hoteles fue recurrido por el Gobierno Autónomo y anulado en 2003 por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias, por no ser conforme a derecho.

Esta resolución motivó que la empresa promotora presentase un recurso de casación ante el Supremo, que ahora ha dictado sentencia dando la razón al Ejecutivo canario y condena al recurrente al pago de las costas procesales
.


Publicado por ubara @ 11:10  | Territorio
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios