Mi?rcoles, 28 de enero de 2009

Compungido y demacrado dicen que partió ayer el alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, a vender las excelencias del municipio sureño en la feria de turismo Fitur tras la visita que hicieron al Ayuntamiento ayer por la mañana cinco agentes adscritos a la Policía Judicial de la Guardia Civil a instancias del juez instructor del caso Arona, Nelson Díaz. El objeto de la presencia de los agentes en las dependencias de Urbanismo, Personal, Rentas, Actividades y Policía Local, era incautarse de más documentación sobre esta causa que se inició en marzo de 2007, a raíz de la puesta a disposición, por parte del PSC aronero, ante la Fiscalía para su investigación, de casi 300 expedientes relacionados con la contratación de servicios, obras y concesión de licencias de obras urbanísticas. Amén de las ya varias ampliaciones con las que cuenta el caso, bajo secreto de sumario.

Nerviosismo. "Compungido y hasta demacrado" se fue el alcalde, cuentan quienes le vieron salir hacia Madrid, y nerviosos quedaron el resto de los trabajadores del Ayuntamiento que tuvieron que hacer entrega de la documentación requerida después de que ésta fuera solicitada por la Unidad de la Judicial al secretario del Ayuntamiento.
Se da la circunstancia de que la información o documentación incautada coincide con el momento de la toma de declaración por parte del juez instructor del caso a varios empresarios constructores que guardan relación con licencias y contratos municipales que integran el ya famoso caso Arona. Y se da también la circunstancia de que la documentación incautada ayer tiene que ver con contrataciones tanto de obras como de servicios, personal y de carácter urbanístico.
Además, ayer fue precisamente una jornada muy intensa en lo que a declaraciones de empresarios se refiere, relacionados con esta causa. Entre los que ya han prestado declaración, figuran los titulares de una obra que invadía una parcela de equipamiento en Guaza, según ha podido saber este periódico.
A pesar de que en los últimos tiempos varias han sido las voces que han querido restarle protagonismo al caso, destacando que no camina y que al final "todo va a quedar en aguas de borrajas porque no hay nada", lo cierto es que el caso Arona sigue bajo secreto de sumario, pero no precisamente por no "encontrar indicios de culpabilidad", dicen otras voces vinculadas a la acusación particular, a la vez que resaltan que la "maraña es tan grande que por eso requiere precisión de bisturí a la hora de enjuiciar".

Ampliaciones. Por el momento, y desde que se iniciara esta causa en marzo de 2007, el caso cuenta con varias ampliaciones, el juez ha imputado al actual alcalde de Arona, José Alberto González Reverón, así como a varios ex gobernantes y gobernantes actuales del municipio, técnicos del Ayuntamiento, a un empresario, con pena de cárcel y actualmente en libertad bajo fianza .
Además, ha sido también inculpado otro técnico exterior al Ayuntamiento y últimamente, el cabo del Servicio de Información de la Guardia Civil (SIGC) del cuartel de Playa de las Américas, en Arona, el cual se halla suspendido de empleo. A este agente., según sus mandos, el juez, podría imputarle delitos tales como omisión del deber de perseguir delitos, revelación de secreto y prevaricación. Al resto, los delitos que se les imputa, bajo la presunción de inocencia, son : prevaricación, cohecho y delito contra la ordenación del territorio, entre otros.


Laopinion.es


Publicado por ubara @ 16:54  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios