Martes, 24 de febrero de 2009

Los caminos de las redes sociales son inescrutables. La variedad de las ciberacciones, infinita. Bajo el título de 'A que encuentro a 100.000 canarios con vergüenza ajena de Paulino Rivero', un usuario de Internet ha decidido crear una red en la que busca a todos los isleños que se avergüencen de su presidente. Para ello, se ha decidido por el empleo de la herramienta Facebook, una de los sistemas de red social con mayor número de usuarios en el mundo.

La campaña, de escasa repercusión más allá de la frontera que marca el ciberespacio pero de ascendente popularidad dentro del mundillo, va ya por 800 suscritos y promete ir en ascenso toda vez que el gestor de la iniciativa se muestra convencido de que, existir, existen esos 100.000 isleños.

Redes multifuncionales
Las redes sociales de última generación como Facebook o Tuenti se han convertido en una novedosa herramienta de protesta ciudadana. Con el uso de estos elementos, a la proyección exterior de los contenidos clásicos de denuncia -como hacían en su día la cartelería, los panfletos, las pintadas o las páginas web de primera generación- se suma ahora la comunicación y coordinación entre los diferentes individuos que apoyan las infinitas demandas que circulan por la red. Ocurre lo mismo con las campañas a través del correo electrónico, si bien estas redes tipo Facebook permiten una gestión más avanzada y ordenada de los contenidos y las relaciones entre manifestantes. De este modo, en los últimos años se han multiplicado las acciones de protesta por la red -conocidas como ciberactivismo- a través de herramientas de relación social como Facebook o Tuenti; un uso que en un principio, como ha ocurrido con infinidad de aplicaciones nacidas al amparo de las nuevas tecnologías, no era el que originalmente se esperaba de estos sistemas



Laprovincia.es


Publicado por ubara @ 11:54  | opini?n
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios