Viernes, 13 de marzo de 2009

En la tarde de ayer jueves tuvo lugar un incidente protagonizado por empleados del tranvía de Tenerife –empleados del Cabildo– y un ciudadano que paseaba libremente en el andén de La Laguna portando unos carteles expresando su apoyo a la manifestación contra el Puerto de Granadilla. Según las manifestaciones del afectado, don Domingo Delgado, los empleados del tranvía le instaron a marcharse del andén por ser un lugar privado e incluso llamaron a la policía e interpusieron una denuncia contra este «peligrosísimo ciudadano.»

Según relató el afectado a Radio San Borondón, «yo tengo la costumbre, cuando hay que hacer un anuncio de alguna manifestación o alguna otra cosa, de ponerme un cartelito en la espalda y en el pecho y camino por la calles. Se me ocurrió que sería interesante caminar por el andén del tranvía en La Laguna. Nunca estuve quieto, estuve caminando de un lado a otro. Entonces, un señor, llama desde la cabina del andén y me dice: “mire, queremos preguntarle algo” y al ratito volvía a llamar diciendo “queremos preguntarle algo”. Todo era para tomarme con la cámara qué era lo que yo tenía puesto en los carteles, lo que decía. Entonces, un señor me sacó un artículo, que no sé de donde lo sacó, que decía que en el lugar en el que yo estaba no era público y que por lo tanto tenía que solicitar un permiso para poder ponerme allí. Yo le dije, yo no estoy “puesto”, yo estoy circulando.»

Tras eso, según el relato de don Domingo Delgado, esa persona le dijo: «le denuncio, usted se va de aquí», a lo que el afectado contestó «no, yo no me voy. Ustedes, si quieren, me echan, pero yo no me voy. Yo no me voy a ir, voy a pasear por aquí y ya está. A mi no me echan ustedes.» Tras esto, los empleados del tranvía llamaron a la Policía Nacional, y aparecieron cinco agentes rápidamente, no pasaron ni 5 minutos. Según don Domingo Delgado, «eran chicos jóvenes y los pobres, claro, hacen lo que les mandan», pero la persona que llamó a la policía, el empleado del tranvía, era un «lacayo, con todas las consecuencias, del señor Melchior, porque los que están ahí son enchufados y godos. Les dije, yo voy a anunciar el NO al Puerto de Granadilla porque defiendo a mi tierra. Yo aquí camino y usted denúncieme o haga lo que le de la gana, pero yo no me voy de aquí. Le dije a la policía, llévenme, pero no me quisieron llevar. Me dijeron: “no, al coche no lo subimos, vaya usted si quiere”, y yo les respondí que no.»

Domingo Delgado quiso recalcar que el lugar en el que estaba paseando era el andén, donde se compran los billetes del tranvía y por donde circulan los pasajeros que entran y salen del tranvía, pero que le dijeron que «eso era un espacio privado del tranvía.» Este ciudadano no se marchó, siguió paseando, portando los carteles a favor de la manifestación contra el Puerto de Granadilla y no firmó «la boleta», no quiso firmar la denuncia.

Radio San Borondon


Publicado por ubara @ 20:30  | Puerto de Granadilla
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Lunes, 08 de junio de 2009 | 11:18
mucho cuidado el empleado del tranvia no sea el, el que a largo plazo sea el que se tenga que ir, del anden, del tranvia y de la isla, a buscar trabajo en otro lugar.