Viernes, 13 de marzo de 2009

Las principales organizaciones ecologistas europeas (Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife y WWF) celebraron ayer una rueda de prensa conjunta en Madrid para reclamar a la ministra de Medio Ambiente, Elena Espinosa, que paralice de forma definitiva el puerto de Granadilla o, por lo menos, que impulse una nueva declaración de impacto ambiental ajustada al proyecto actual del puerto, ya que la existente se elaboró en 2003, es decir, tres años antes de que la Unión Europea introdujera cambios radicales en el proyecto, entre ellos, el de reducir a una quinta parte las dimensiones del puerto inicialmente previsto.
Además, los portavoces de los cuatro colectivos reclamaron a la ministra que se pronuncie sobre la protección de los sebadales que habían solicitado, avalados "por toda la comunidad científica canaria".

"Hemos lanzado la pelota al tejado del Ministerio de Medio Ambiente para que la ministra se tome en serio su cargo descartando este proyecto que provoca un daño brutal al medio ambiente, o bien, dando carpetazo a la "dudosa" declaración de impacto ambiental" que acompaña al proyecto, explicó ayer Pilar Marcos, de Greenpeace. Añadió que la Comunidad Europea ha dicho que los espacios naturales comunitarios de Canarias "están poco protegidos", que la comunidad científica canaria e incluso del Consejo de Investigaciones Científicas de Madrid secunda que el puerto planteado en Granadilla provocaría "un desastre medioambiental" y que el rechazo ciudadano a ese puerto ha quedado patente en dos de las mayores movilizaciones sociales del país, secundadas en el primer caso por 100.000 personas y en el segundo, por 60.000.
Por su parte, el presidente de la Plataforma en Defensa del Puerto de Santa Cruz, Cándido Quintana, manifestó que el recurso de súplica contra el auto del TSJC, que suspendió cautelarmente la descatalogación de las sebas , "no puede prosperar".
Sobre los argumentos que presentará el Gobierno en el recurso, centrados en la escasa repercusión que para la especie supondrá la eliminación de la población afectada, Quintana denunció que se habían "mutilado deliberadamente" los informes del Departamento de Biodiversidad, "un grave delito perfectamente tipificado, susceptible de acción penal, que también está emprendida", por lo que aconsejó al Gobierno de Canarias que "no siga jugando con fuego". Con respecto a las irregularidades, el vocal de la Plataforma, Justo Fernández, señaló que "estamos ante un gran pelotazo, mucho mayor que el de Las Teresitas"
Quintana mandó un mensaje a las autoridades para que "recapaciten" o, de lo contrario, "convertiremos al Sur en el basurero de la Isla y lo primero que verán los turistas, tras salir del aeropuerto, será un puerto industrial, una refinería de petróleo o una central de Unelco", anunció. Por eso, la Plataforma mostró su apoyo a la manifestación por "la protección de las especies, por el cumplimiento de la Ley", convocada por la comunidad científica para mañana, e hizo un llamamiento en favor de mantener una actividad portuaria en Santa Cruz que no alcanzará, "ni en 2025, el máximo de su capacidad", según estimó el portavoz de la Plataforma, Pedro Anatael Meneses, quien se preguntó por qué sólo puede ubicarse un segundo puerto en Granadilla cuando existen 330 kilómetros de costa, a la vez que insistió que, en la dársena Norte, aún hay capacidad para manejar 6 ó 7 millones de contenedores.


Publicado por ubara @ 20:34  | Puerto de Granadilla
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios