Lunes, 16 de marzo de 2009
Miles de salvadoreños vestidos con camisetas rojas se lanzaron a las calles de la capital salvadoreña para celebrar el ajustado triunfo de Mauricio Funes del FMLN en las elecciones presidenciales de este domingo, poniendo fin a 20 años de hegemonía de la derecha.

El estallido de alegría se produjo en el momento en que el candidato del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la ex guerrilla marxista que se convirtió en partido político en 1992, se proclamó presidente electo en un mensaje emitido desde un hotel capitalino, antes de dirigirse a la plaza Alberto Masferrer, lugar de cita de la fiesta del partido. "¡Sí, se pudo!", coreaban los miles de seguidores en las calles, mientras lanzaban fuegos artificiales para celebrar esta histórica victoria frente al candidato de la derecha gobernante, Rodrigo Avila.

Según datos de
la página web del Tribunal Supremo Electoral de El Salvador, con 8.698 actas escrutadas (91,14 por ciento del total) Funes obtuvo 1.237.734 votos (51,25 por ciento), en tanto que Ávila obtuvo 1.176.997 votos (48,74 por ciento).

"Construir juntos la unidad"

"Saludo a mis adversarios con respeto, reconozco su empeño y les expreso mi disposición al intercambio permanente de ideas en función de los intereses nacionales y el fortalecimiento de la democracia", afirmó. “En este momento Arena (Alianza Republicana Nacionalista) pasa a la oposición y en ese carácter como partido de oposición, debe tener la seguridad que será respetada y escuchada”.

Funes invitó "a las diferentes fuerzas sociales políticas" del país para que construyan juntos "esta unidad, que debe estar basada en la tolerancia y en el respeto de las diferencias".

El nuevo presidente, que asumirá el 1 de junio, indicó que la integración centroamericana y el fortalecimiento de las relaciones con EE.UU. serán "aspectos prioritarios" en la agenda de política exterior de su futuro Gobierno. Insistió en que su Gobierno "estará animado por el espíritu de la unidad nacional" y que "desde este mismo instante" se debe dejar atrás "la confrontación y el revanchismo". El presidente electo dijo que su administración "tendrá un compromiso principal con la Constitución, la democracia y la vigencia plena del Estado de Derecho" y que trabajará en la "defensa del régimen de libertades y el respeto escrupuloso a la crítica y a todos los cultos religiosos".

"Ésta es la noche más feliz de mi vida" y la "de más grande esperanza para El Salvador", sostuvo, al indicar que el país "le ha demostrado al mundo entero" que está "preparado para la alternancia gubernamental". Explicó que trabajará por construir "una economía dinámica eficiente y competitiva", y que, además, promoverá "la creación de una amplia base empresarial". "Nuestro propósito es convertir a El Salvador en la economía más dinámica de Centroamérica", agregó entre aplausos.

Sobre la política internacional dijo que se verán fortalecidas, ya que implementará "una política exterior independiente basada en la protección y el fomento de los intereses nacionales". "La integración Centroamericana y el fortalecimiento de las relaciones con Estados Unidos serán aspectos prioritarios en nuestra agenda de política exterior", afirmó. “Soy el presidente electo de los salvadoreños”, declaró Funes durante una conferencia de prensa en un hotel del oeste capitalino. “Este día ha triunfado la ciudadanía que creyó en la esperanza y venció el miedo. Esta es una victoria de todo el pueblo salvadoreño”, agregó.

Celebraciones

Por su parte, en las radios de izquierda "Maya Visión" y "Cadena Mi Gente", sonaba "el himno de la unidad popular" y "Venceremos" del extinto cantautor chileno Sergio Ortega. Con camisetas rojas y ondeando sus banderas, centenares de militantes del FMLN se dirigían a la plaza Alberto Masferrer, en el sector oeste de la capital, donde se improvisaron tarimas para esperar a Funes y a su compañero de fórmula, el ex comandante del Frente, Salvador Sánchez Cerén.

En las calles de San Salvador y en las sedes del FMLN, conforme avanzaban los resultados oficiales se intensificaba la fiesta popular. En San Miguel, la tercera ciudad en importancia del país, donde el FMLN logró doblegar a Arena pese a que contó con el apoyo del popular alcalde Wilfredo Salgado, cientos de personas se lanzaron a la alameda Roosevelt, la principal arteria de la ciudad, como si de un carnaval se tratase.

Similar panorama presentaba la mayoría de los 262 municipios del país, donde la alegría predominaba en la militancia del FMLN, después de tres intentos fallidos de llegar a la presidencia desde que se alcanzó la paz en 1992.

El Salvador, apegado a economía de EEUU

ARENA estuvo en el poder 20 años, desde 1989, durante los cuales El Salvador ha sido en todo momento uno de los más fieles aliados latinoamericanos de Estados Unidos y, por consiguiente, apegado a su doctrina en materia de política económica, con la defensa a ultranza del libre mercado como base y el apoyo incondicional a la empresa privada.

Además, Estados Unidos es el principal socio comercial de El Salvador y el receptor del mayor número de inmigrantes salvadoreños, mas de 2,5 millones de personas, que se han convertido en la segunda fuentes de ingresos para el país, pues aportan un 17 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

En 2001, El Salvador fijó un cambio inalterable entre el colón y el dólar, permitió la libre circulación de la divisa estadounidense y se aprestó a retirar de la circulación la moneda nacional, con lo que, de hecho, estableció su dependencia de la Reserva Federal de Estados Unidos.

FMLN: Hoy empieza la verdadera democracia

Silfrido Reyes, jefe de medios de comunicación del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) expresó este domingo que "hoy comienza la verdadera democracia en El Salvador" con la victoria del candidato Mauricio Funes en las elecciones presidenciales de esa nación centroamericana.

En entrevista exclusiva para TeleSUR, Reyes añadió que con los resultados parciales que podrían consolidar en las próximas horas el triunfo del FMLN, "habrá alternancia en El Salvador por primera vez en 180 años que tenemos como república independiente".

"El pueblo tomó con fuerza la consigna del cambio, la esperanza, reconciliado de un país que va a tener mejores relaciones con los hermanos latinoamericanos, también con los EE.UU. y con la Unión Europea, que buscará integrarse al mundo, manteniendo la soberanía y nuestra autodeterminación", manifestó.

Publicado por ubara @ 10:46  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios