Jueves, 02 de abril de 2009
 
 
A raíz del reciente derrumbe de una vivienda histórica en la Calle Juan Padrón, nuestro grupo, Iniciativa por La Orotava (IpO), quiere manifestar su honda preocupación por el estado en el que se encuentran otras viviendas del municipio, las cuales también podrían estar en peligro inminente de desplome.
 
    Nos referimos a otras edificaciones antiguas situadas en la misma calle (Juan Padrón), así como a otra existente en el Paseo Domínguez Alfonso, en aparente estado de abandono. Estos inmuebles presentan grandes grietas, desconchones y alarmantes abombamientos e inclinaciones (hacia afuera) en sus fachadas. Inclinaciones que van haciéndose más patentes y pronunciadas a medida que la lluvia va hinchando los desprotegidos muros de mampostería; todo lo cual hace temer que puedan caerse en cualquier momento.
 
 
    Esta situación de evidente peligro, requiere una actuación urgente por parte del Ayuntamiento, exigiendo a sus propietarios –en el caso de viviendas catalogadas–, el deber de conservación al que les obliga la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, y en todo caso, a que se tomen las medidas cautelares de seguridad necesarias para evitar un desgraciado accidente.

    En nuestro municipio parece que hay que esperar a que ocurran este tipo de accidentes –algunos de ellos mortales (como en la Calle Calvo Sotelo, o como en La Charca de los Ascanio)– para que se actúe. No deseamos que estas situaciones se repetitan, y tampoco que sea una pérdida humana lo que active y ponga las pilas al gobierno municipal en este asunto. Pero en cualquier caso, el hecho palpable es que los viandantes que transitan habitualmente por estas zonas están optando por no pasar por delante de estas viviendas, ante el peligro evidente de desplome que presentan.

    Asimismo, queremos denunciar el pésimo y deplorable estado en el que se encuentra el muro de contención de los jardines municipales situados entre el Puente del Escultor Estévez y la Calle Rosales. Este muro presenta también abombamientos y enormes desconchones (con pérdida de material aglomerante); ante lo cual, el Ayuntamiento debería actuar de inmediato, sin esperar a que se produzca el desplome de dicho muro –seguido de un importante corrimiento de tierras proveniente de los jardines–. Esta situación, además, se está viendo agravada por la incesante caída de lluvias, que sin duda están mermando la capacidad de contención del muro, al igual que pasa con las paredes de piedra y barro de las viviendas ya señaladas anteriormente.
 
 
    En cualquier caso, desde Iniciativa por La Orotava (IpO) no permitiremos que el abandono de viviendas antiguas (catalogadas) y su posible desplome, sirva para legitimar actuaciones de especulación urbanística en nuestro Conjunto Histórico.
 
 
La Orotava, 28 de marzo de 2008
Iniciativa por La Orotava (IpO)

Publicado por ubara @ 21:14  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios