Lunes, 06 de abril de 2009
En un informe denominado Avances en el Derecho a la Alimentación, la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, calificó de preocupante la situación nutricional y alimentaria que vive la gran mayoría de las personas colombianas.

Datos recopilados por la FAO indican que el doce por ciento de los menores de cinco años en Colombia sufren de desnutrición crónica, 1.3 por ciento de desnutrición aguda y siete por ciento de desnutrición global, es decir que están muy por debajo de su peso de acuerdo a su edad, es decir, más del 20% de los niños y niñas menores de cinco años padecen algún tipo de desnutrición.

Según el reporte, La Guajira presenta el indicador más elevado de desnutrición en el país con un 25 por ciento, seguido por Boyacá con un 23 por ciento y Nariño con un 20 por ciento.

Ante esta crítica situación la FAO recomienda al Gobierno colombiano mejorar el diagnóstico de la inseguridad alimentaria en los grupos vulnerables con miras al diseño planes y programas específicos que permitan mejorar sustantivamente el derecho a la alimentación en el país.

En cuanto a la ingesta de proteínas la FAO dice que es preocupante que más de la tercera parte de la población del país, 36 por ciento, tiene una deficiencia de ingesta proteica. Las prevalecías de deficiencia más altas se encontraron en las regiones Atlántica y Pacífica.

Además, la organización humanitaria resalta que la cuarta parte del país ingiere más grasa saturada que la recomendada. Los departamentos con mayores prevalecías de exceso en el consumo de grasa saturada fueron Guainía, San Andrés y Antioquia.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación advierte que lo anterior es un factor de riesgo para posibles enfermedades cardiovasculares.

El informe de la FAO también indica que el 49,2 por ciento de la población del país se considera pobre y que la pobreza extrema en el país bordea el 14,7 por ciento, es decir cerca de 7.4 millones de la población nacional, se consideraba indigente.

Entre tanto, el informe indica que la participación mayoritaria de la ganadería en los usos del suelo conlleva disminuciones del uso en bosques y agricultura.

Según datos presentados en la investigación de las 14´362. 867 hectáreas de tierra que potencialmente Colombia podría usar para la agricultura, el país apenas utiliza 5´ 317. 862.

Mientras que en el caso de la ganadería el uso potencial calculado en Colombia es de 19´251 .500, actualmente la tierra destinada para la cría de ganado sería de 40´083.171.



Publicado por ubara @ 15:44  | Exterior
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios