Mi?rcoles, 09 de septiembre de 2009

TELESUR

Para enfrentar la crisis alimentaria y nutricional que vive Guatemala tras una intensa sequía que afectó los principales cultivos, el presidente de esa nación centroamericana, Álvaro Colom, decretó un estado de calamidad pública a nivel nacional.

"He decidido hacer uso de la ley de orden público y declarar un estado de calamidad pública en todo el territorio nacional, ya que las consecuencias de la insuficiencia alimentaria y nutricional no afectará solamente a los departamentos del Corredor Seco, sino al conjunto del país", afirmó Colom en mensaje de radio y televisión la noche del día martes.

 

Cientos de comunidades se han visto afectadas por la situación, principalmente los siete departamentos que integran el llamado Corredor Seco, ubicado en el este de la nación.

El Corredor Seco está conformado por los departamentos de Jalapa, El Progreso, Zacapa, Chiquimula, Jutiapa, Santa Rosa y Baja Verapaz.

 

Según el jefe de Estado guatemalteco, la insuficiencia alimentaria y nutricional, así como la desnutrición, son un problema estructural en el país, producto de las ineficientes políticas de gobernantes anteriores, la cuales históricamente ha afectado a la sociedad de su país.

"Esta declaratoria nos permitirá tener acceso a recursos de la cooperación internacional que se ofrecen solidariamente para que este tipo de situaciones, así como movilizar recursos del presupuesto nacional con mayor agilidad", precisó el gobernante.

"Hago un llamado al conjunto de sectores de la vida nacional para que todos contribuyamos a enfrentar este grave problema y sus distintas manifestaciones", añadió Colom.

La escasez de alimentos a causa de una prolongada sequía provocó la muerte de 462 personas en zonas pobres de Guatemala entre enero y julio de este año, según un estudio del Ministerio de Salud divulgado el día martes.

Colom indicó que la hambruna afecta a 54 mil familias en el país y podría arrastrar al hambre a otras 400 mil antes de que termine el presente año.

Horas antes del anuncio presidencial, el Programa Mundial de Alimentos (PMA) comenzó la entrega de 20 toneladas de galleta nutritiva en 164 comunidades afectadas por el hambre.

Colom calificó la situación como una tragedia de dimensión histórica, dada la extensión de la población afectada.

Un estudio de la Secretaría de Seguridad Alimentaria (Sesan), presentado el pasado 16 de agosto, indicó que el número de comunidades en peligro de hambruna se elevó en 113 por ciento en los últimos tres meses debido a la sequía.


Tags: Guatemala, Alvaro Colom, hambre, alimentación, centroamérica

Publicado por ubara @ 19:33  | Am?rica Latina
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios