S?bado, 03 de octubre de 2009
El pasado mes de julio, el presidente de Ecuador, Rafael Correa dijo que su país "fue objeto de agresión" por parte del Gobierno de Colombia, cuando el Ejército colombiano irrumpió en un campamento de la FARC en territorio ecuatoriano. El juzgado de Sucumbíos pidió a la Corte de Ecuador la extradición del ex ministro de Defensa de Colombia Juan Manuel Santos por presuntamente ser el autor intelectual de la invación. Santos expresó en meses pasados que las averiguaciones que hacia la fiscalía ecuatoriana en su contra son ''una agresión'' 

Cristian Salas, corresponsal de teleSUR, informó que la Corte ecuatoriana en horas de la tarde de este viernes llevará a cabo una reunión para decidir si procede o no la extradición del ex ministro de Colombia. Asimismo, señaló que si procede la solicitud de extradición contra Santos, el siguiente pasó será tramitar el caso a través del Ministerio de Relaciones Exteriores. 

La justicia ecuatoriana abrió el proceso de extradición de Santos por presuntamente ser el autor intelectual del bombardeo contra el campamento provisional del grupo insurgente de la FARC. El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, calificó la acción militar colombiana como una violación a la soberanía, cuando miembros de las Fuerzas Armadas colombianas cruzaron la frontera sin ningún tipo de autorización. 

El pasado mes de agosto, la Fiscalía General de Ecuador hizo aclaraciones con respecto a las investigaciones que se realizan por el bombardeo colombiano ocurrido en el año 2008, rechazando las declaraciones que dio el ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos de que las averiguaciones son "una agresión". 

Asimismo, dijo que "los actos jurídicos que se llevan a cabo no validan criterios políticos y no contemplan agresiones o persecución contra las personalidades colombianas que han sido aludidas en la causa penal que se investiga y, por lo tanto, no les causa ofensa". 

Por su parte, el mandatario colombiano, Álvaro Uribe, reiteró en varias oportunidades que el bombardeo se trató de una respuesta al fuego de guerrilleros contra comandos del Ejército. Estas declaraciones fueron desmentidas posteriormente por autoridades ecuatorianas, que en investigaciones referentes a los hechos confirmaron que las víctimas del ataque fueron masacradas mientras dormían. 

Los sobrevivientes del ataque, entre ellas una mexicana, Lucía Morett, han culpado a las fuerzas militares colombianas de "rematar" a los rebeldes que sólo habían resultados heridos durante el bombardeo. El pasado mes de marzo de 2008, el gobierno colombiano se negó a pagar indemnizaciones a los familiares de los civiles masacrados por los efectivos militares, justificando que se trató de una "acción legítima". Rafael Correa rompió relaciones diplomáticas con la nación colombiana, consecuencia de los ataques de Colombia contra el territorio ecuatoriano. 

Está previsto para el próximo 9 de octubre una nueva reunión entre el ministro de Relaciones Exteriores ecuatoriano, Falder Falconí y su homólogo colombiano Jaime Bermúdez, en el marco de restablecer las relaciones diplomáticas entre ambas naciones.

 

Publicado por ubara @ 11:42  | Ecuador
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios