Viernes, 23 de octubre de 2009

El presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, dio este jueves un ultimátum hasta las 06H00 GMT del viernes para que el gobernante de facto de Roberto Micheletti acepte su restitución o dará por finalizado el diálogo, según lo informó un miembro del equipo negociador del mandatario.

"Si a las 12 de la noche (06H00 GMT) no hemos recibido ninguna respuesta de la delegación del señor Micheletti, damos este diálogo por concluido", anunció el coordinador del equipo de negociadores de Zelaya, Víctor Meza, luego del encuentro entre las partes que se llevó a cabo en horas de la tarde de este jueves.

Meza aseguró que ha pedido a la delegación del gobierno de facto acogerse a la "exhortación" que hizo la Organización Estados Americanos (OEA) este miércoles de restituir a Zelaya en el poder.

El Frente de la Resistencia contra el golpe de Estado en Honduras había denunciado este jueves, a primeras horas de la mañana, que el gobierno de facto obstruía el curso de las negociaciones que se han llevado a cabo desde el pasado 7 de octubre bajo la coordinación de la Organización de Estados Americanos (OEA).

 

El diálogo para las negociaciones entró en su tercer día de paralización, pues Micheletti sigue manteniendo su posición de retardar el proceso de conversaciones para ir a las elecciones presidenciales previstas para el próximo mes de noviembre y no devolverle el cargo que legalmente le corresponde al mandatario constitucional.

Representantes de Zelaya y el presidente de facto congelaron las conversaciones la noche de este martes, luego del cruce de propuestas y contrapropuestas desde el pasado viernes. Sin embargo, el mandatario legítimo ha alargado la fecha de plazo que había estipulado (el 15 de octubre) para que se tomara una decisión.

 

La acción de los representantes del mandatario parte de las iniciativas presentadas por la delegación de Micheletti, cuando pretendieron que los zelayistas reconocieran que el derrocamiento del mandatario constitucional por las fuerzas armadas no fue un golpe de Estado. 

Durante el proceso de diálogo los representantes llegaron a firmar el 95 por ciento del Acuerdo de San José, una propuesta presentada hace tres meses por el presidente de Costa Rica, Oscar Arias, quien había  fungido como mediador del conflicto político en la nación hondureña. 

El punto que mantiene estancada las conversaciones desde la pasada semana es la restitución del presidente Zelaya al poder, también contemplado en el plan de Arias.

 

 

El gobierno de Micheletti mantiene la fecha para las elecciones presidenciales pese a las advertencias de la comunidad internacional de no reconocer los resultados si antes no se ha retornado al poder a Zelaya.

Miembros del Tribunal Electoral hondureño, de visita en Washington, aseguraron este jueves que no les importa lo que piense o diga la comunidad internacional.

Por su parte la Unión Europea (UE) informó que no va a enviar a Honduras observadores para que participen en los comicios debido a la situación de "violencia" y "restricciones a las libertades" que existe en el país.


Tags: Honduras, golpe de estado, Micheletti, golpistas, democracia, Manuel Zelaya

Publicado por ubara @ 16:08  | Honduras
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios