S?bado, 24 de octubre de 2009
 Morales destacó que la recuperación del patrimonio estatal y los recursos estatales mejoró la economía de Bolivia. (Foto: ABI)El presidente boliviano, Evo Morales, afirmó este sábado que la nacionalización de empresas estratégicas y recursos naturales ha permitido equilibrar la economía y reducir los niveles de pobreza desde enero de 2006 pues con esto el Estado ha recuperado el control del patrimonio nacional para administrarlo con transparencia y honestidad.

Durante la celebración de un acto en la ciudad boliviana Cliza, en el departamento de Cochabamba ubicada a 535 kilómetros al sureste de La Paz, donde el mandatario se reunió con la población de la localidad, aprovechó para explicar que entre 1940 y 2005 la economía boliviana registró permanentes déficits, mientras que desde la gestión de 2006 ha acumulado superávits que le permiten ver con optimismo el futuro.

Subrayó que, en gobiernos anteriores, Bolivia recibía solamente 300 millones de dólares anuales por la explotación y comercialización de los hidrocarburos y sus derivados, como el gas, mientras que este año ese registro ha subido a dos mil millones de dólares.

Agregó que cuando asumió la presidencia, las reservas internacionales de Bolivia alcanzaban solamente mil 700 millones de dólares, mientras que en la actualidad esa cifra se ha incrementado a ocho mil 500 millones de dólares.

El Jefe de Estado señaló que alguien debería informar a los bolivianos para dónde se iba el dinero cuando la nación estaba bajo el mando de dictaduras y gobiernos neoliberales y aprovechó para subrayar que había ingresado en la política con la misión de servir al pueblo y no servirse de él, como sucedió con los anteriores mandatarios que administraron el país entre 1985 y enero de 2006.

 Evo Morales señaló que las reservas internacionales se han incrementado a ocho mil 500 millones de dólares en su gestión. (Foto: Abi/Archivo)Morales expresó que aun cuando hubo avances durante sus casi cuatro años al mando de la presidencia constitucional de Bolivia, "todavía hay mucho que hacer para encaminar al país a convertirse en una de las naciones más importantes de la región".

Enfatizó que uno de los objetivos inmediatos que se ha fijado su administración es impulsar la industrialización de los hidrocarburos para comercializarlos con valor agregado en el exterior, lo que permitirá obtener mejores ganancias que sean invertidas en los programas de desarrollo económico y social, para eliminar la pobreza que abate a muchos bolivianos.

Puntualizó que si bien uno de los peores enemigos que tiene Bolivia es la corrupción, la misma no está asentada en el pueblo, sino en una clase política tradicional y neoliberal que ha utilizado el poder para enriquecerse a costa del patrimonio estatal entregado a las grandes transnacionales para que se aprovechen de la riqueza nacional.

"El boliviano es valorado en el exterior como una persona trabajadora y honrada que lucha por sustentar a sus familias, pero lamentablemente los políticos que se instalaron en el poder por muchos años colocaron a Bolivia en uno de los lugares más altos de la corrupción", dijo.

Manifestó que en la actualidad el Gobierno ha desarrollado una lucha frontal contra la corrupción para sentar precedente con sanciones a sus responsables y ese empeño aún demandará supremos esfuerzos, por lo que afirmó que una de las misiones que tiene en el poder es convertirse en servidor de los bolivianos y encarar programas de desarrollo que le permitan mejorar la calidad de vida de todos los ciudadanos.

Publicado por ubara @ 23:56  | Bolivia
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios