Martes, 08 de noviembre de 2005
Manuel de la Rosa Hern?ndez

Se va a cumplir un a?o de la gran manifestaci?n que transcurri? por las calles de Santa Cruz, en la que participaron miles de ciudadanos en contra de varias infraestructuras de corte especulativo: puerto de Granadilla, cierre del anillo insular, segunda pista del aeropuerto del Sur, autopista exterior y otras de la misma ?ndole. Esta nuevamente convocada otra para el 26 de noviembre, con reivindicaciones de entonces que siguen estando vigentes. La clave de su ?xito estuvo en la sumatoria de una serie de demandas sociales que estuvieron presentes en la misma.
Aquella gran manifestaci?n revalidaba otra convocatoria anterior en contra de las Torres y Tendido de Alta Tensi?n que pretend?an pasar por los montes y campos de Vilaflor. Se demostraba el 27-N del a?o pasado, que aquello que se dio en llamar ?esp?ritu de Vilaflor?, no era algo pasajero y espor?dico. Se hab?a dado un salto cualitativo y cuantitativo en la conciencia ciudadana de amplios sectores de Tenerife.

El gran acierto de estas movilizaciones y del movimiento organizado surgido a partir de ellas es el haber sumado distintas reivindicaciones, lo que le ha dado una solidez y continuidad al movimiento. Pero adem?s, algunas de las reivindicaciones planteadas ten?an una especial interrelaci?n entre ellas. La propia alianza pol?tico-empresarial que se reun?a unos meses antes en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife hab?a propuesto como sus prioridades el Puerto de Granadilla, el cierre del anillo insular y la segunda pista del aeropuerto del Sur.

Adem?s, en aquel momento salen a la luz las autopistas del plan especial del ?rea Metropolitana, entre ellas la Autopista Exterior de Guamasa a Radazul y otras cuatro autov?as m?s. El Plan Insular de Ordenaci?n del Territorio (PIOT) vincula la necesidad de esta v?a con el Puerto de Granadilla. Hace unos d?as ya han parecido publicadas en el BOC. Dicha autopista se realiza para sacar todo el tr?fico pesado de Santa Cruz y su puerto para que transcurra por esta v?a, al tiempo que crea una serie de pol?gonos industriales en torno a su trazado. Todo ello a fin de relacionar diversas actividades econ?micas del proyectado Puerto de Granadilla, el ?rea metropolitana y el norte de la isla. El Colegio de Arquitectos considera como de inutilidad social la realizaci?n de dicha infraestructura.

Otras reivindicaciones como la de una playa para Santa Cruz en Valleseco se han visto reforzadas en este contexto. Ha sido contundente la respuesta vecinal dada en contra de la intenci?n de atentar contra el Puerto de Santa Cruz con la construcci?n en la bocana del mismo de un puerto deportivo. O m?s recientemente, las movilizaciones de Candelaria contra el Plan General de Ordenaci?n municipal.

Con todo ello se iba configurando en medio de este proceso de movilizaciones sociales, unos hechos nuevos, el nacimiento de un movimiento ciudadano alternativo, la Asamblea por Tenerife, y paralelamente el surgimiento de la Coordinadora de Pueblos y Barrios del ?rea Metropolitana y otras plataformas vecinales y ciudadanas por el resto de la isla. Lo que ha ido consolidando un movimiento social, que m?s all? de los avatares en los que se pueda ver inmerso en el futuro, supone en estos momentos un aire fresco en el panorama de las islas.

Donde m?s han proliferado conflictos en los ?ltimos meses ha sido en el sector p?blico. La pr?xima convocatoria tiene que unir a todos los sectores que en estos momentos est?n saliendo a la calle en defensa de sus reivindicaciones (sanidad, educaci?n, transporte,...). Por ello es necesario hacer un esfuerzo para incorporar a los trabajadores de los sectores p?blicos que se oponen a la privatizaci?n de los mismos, en contra de la precariedad en el empleo y por sus condiciones de trabajo.

Otros sectores que son necesarios sumar masivamente es a la juventud estudiantil y de los barrios y pueblos, porque en ella est? la garant?a de la defensa de un futuro mejor y porque van a sufrir la hipoteca de su futuro por parte de unos pol?ticos y empresarios insolidarios.

Junto con las reivindicaciones citadas, una que debe ponerse en el centro es la defensa, mantenimiento y mejora del Puerto de Santa Cruz y en contra del PGOU municipal que profundiza en un modelo econ?mico especulativo, en el que pretende un espacio p?blico como el ?rea portuaria de la ciudad pase a manos privadas. El puerto ir?a perdiendo su funci?n como motor econ?mico de la ciudad, del ?rea metropolitana y de la isla, para ponerlo al servicio de las multinacionales del ocio y del turismo en general. Esta reivindicaci?n crucial no ha sido puesta suficientemente sobre el tapete. La posibilidad movilizadora de esta demanda en si misma podr?a ser bastante importante, los estibadores portuarios y los trabajadores del ?rea metropolitana deber?an sumarse a la movilizaci?n con esta reivindicaci?n. No es casualidad que ha salido en estos momentos el alcalde Miguel Zerolo sum?ndose demag?gicamente a la defensa del Puerto de Santa Cruz. Eso evidencia que les preocupa que este tema pueda hacer saltar sus intereses pol?tico-empresariales en estos momentos.

Por otro lado, ya es hora de actuar contra esta clase parasitaria, que no solo no contribuye a sostener los presupuestos p?blicos, sino que adem?s acaparan fondos institucionales (municipales, insulares, auton?micos, estatales o comunitarios) mediante la participaci?n en licitaciones ama?adas de obras y servicios p?blicos. Junto a ello, dispone de prebendas fiscales (la Reserva de Inversiones de Canarias), el REA,... que contribuyen negativamente en la poblaci?n por la p?rdida de recursos sociales, el gran encarecimiento de la vida en Canarias (vivienda,...), lo que est? contribuyendo a crear bolsas de pobreza por doquier y a que unos pocos sean cada vez m?s ricos a costa de todos.

El pr?ximo 26 de noviembre tenemos que unir de nuevo todas estas reivindicaciones sociales, porque otra isla es posible, porque no queremos que decidan por nosotros. Por ello, vayamos sumando razones para el 26 de noviembre.
Publicado por ubara @ 9:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios