Domingo, 01 de enero de 2006
Tenerife no depende de Granadilla, sino de Santa Cruz.span>

AlgunaS personas e instituciones han declarado que no hay futuro para Tenerife sin el superpuerto proyectado para Granadilla. Esta alarmista afirmaci?n ignora los datos que prueban que este enorme puerto no tiene viabilidad comercial alguna, si no se potencian inmediatamente las operaciones en el puerto de Santa Cruz.
Est? demostrado que el puerto de Granadilla s?lo se justifica por la descarga de graneles s?lidos para la cementera y graneles l?quidos para el aeropuerto sur, m?s el limitado tr?fico que generen el pol?gono industrial y la exportaci?n frutera sure?a. Estas actividades no exigen las dimensiones portuarias que se pretende construir.
Digamos una vez m?s que la clave de toda la cuesti?n se localiza en el transbordo internacional de contenedores, actividad que genera excelentes beneficios con un impacto ambiental pr?cticamente nulo. es decir, un negocio muy adecuado para unas islas como las nuestras que asumen el compromiso del desarrollo sostenible.
Pero hay que suponer que por ignorancia, no por mala fe, los defensores del superpuerto de Granadilla ocultan el hecho de que esta estructura no tiene posibilidad alguna de entrar en la competencia del transbordo de contenerdores, por una simple raz?n de oportunidad.
Un factor que no admite objeci?n alguna y que invalida todos los argumentos a favor del superpuerto de Granadilla. Porque la base de la distribuci?n internacional de conenedores que se podr?a instalar en el sur tinerfe?o no entrar?a en operaci?n antes de quince a?os, cuando el negocio del transbordo ya estar? totalmente captado por los puertos de nuestro entorno.
Por ejemplo, el de Las Palmas prev? triplicar su tr?fico actual de un mill?n de teus a tres millones y medio, en seis a?os, el gran puerto de Granadilla estar?a todav?a en su fase preliminar de instalaci?n. Es promover un puerto a sabiendas de su inutilidad comercial.
Esta es la verdad indiscutible. No hay factibilidad, a corto ni medio plazo, de transbordo de contenedores para Granadilla, simplemente, porque no existir? todav?a. En cambio, el puerto de Santa Cruz est? en condiciones de entrar en el negocio de que estamos hablando, ahora mismo y continuar en ?l, con unas modificaciones y ampliaciones factibles en lo t?cnico y en lo econ?mico.
Los defensores del superpuerto no han podido refutar ninguna de las razones, de orden medioambiental, t?cnico, operacional, administrativo, sentimental, comercial y social, que se ha planteado en contra del proyecto. En cambio, presentan incansablemente unas afirmaciones que no se sostienen.
En esta ocasi?n una asociaci?n de exportadores ha dicho que el futuro del comercio entre Tenerife y ?frica depende de Granadilla. Y se queja de la necesidad actual de canalizar este comercio por el puerto de Las Palmas, dada la inexitsencia de l?neas mar?timas que unan nuestra isla con el vecino continente.
Esta carencia de l?neas de carga con ?frica obedece a que las navieras no han detectado potencialidad de contrataci?n de fletes que justifiquen la escala, porque si as? fuera, seguro que habr?an l?neas y el Puerto de Santa Cruz tiene sin duda capacidad f?sica para atenderlas. Y si, como todos deseamos, el volumen de negocio de los exportadores tinerfe?os con ?frica aumentara significativamente, el Puerto de Santa Cruz no necesitar? sino unas peque?as obras para estar a la altura de la demanda aparecida.
De la misma manera, la C?mara de Comercio, que hace depender el futuro de Tenerife del pretendido superpuerto, tiene que explicar qu? es lo que piensa hacer durante los quince a?os que quedar?an hasta que pudiera disponer de las instalaciones de Granadilla, para cuya construcci?n todo est? a?n por resolver.
Nosotros afirmamos que la crisis que teme el comercio de Tenerife viene dada precisamente por el intento de minimizar la operaci?n en el Puerto de Santa Cruz. El escenario en que corremos el riesgo de actuar es el de la dependencia del transbordo con Las Palmas, porque, si no se potencia nuestro puerto, las navieras seguir?n tendiendo a mantener s?lo la escala en la otra isla y hacer seguir la mercanc?a con el tr?fico de cabotaje interinsular. Esta realidad es la que denunciamos, con el mejor espiritu de defensa de Tenerife y de Canarias. Porque el futuro de nuestra isla y de nuestro pa?s dependen del Puerto de Santa Cruz. El de Granadilla es accesorio.
On?simo Noda Goya (Presidente del Comit? de Empresa de Sestife)
Publicado por ubara @ 8:30  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios