Martes, 10 de enero de 2006
Canariasdigital.org
La destituci?n de Pedro Anatael Meneses ha provocado una revuelta en todo orden dentro de las filas del socialismo tinerfe?o y ha hecho aflorar lo que muchos ya sab?an: las grandes diferencias estrat?gicas y program?ticas entre dos sectores de este Partido.
La actual situaci?n hunde sus ra?ces en el resultado del ?ltimo congreso de los socialistas tinerfe?os, realizado en Noviembre de 2004. All? la confluencia de intereses de la Ejecutiva Regional (es decir, Juan Carlos Alem?n), la delegaci?n del Gobierno (Jos? Segura) y el llamado lobby de los alcaldes (que son los Buenavista, Gu?a, El Rosario, Granadilla, Candelaria y el propio secretario general, es decir el de Adeje) lograron derrotar a Santiago P?rez por un estrecho margen de votos.

Precisamente eso es lo que los un?a: la necesidad de ocupar el poder, de derrotar a un enemigo com?n que representaba las posiciones m?s comprometidas con el desarrollo sostenible y una l?nea claramente diferenciada de Coalici?n Canaria.

Quer?an los ganadores, tambi?n, garantizarse el ejercicio del poder que ya ten?an (sea desde la ejecutiva de los socialistas canarios, desde la delegaci?n del gobierno y desde los ayuntamientos) sin que un poder mediador como lo es la Agrupaci?n Socialista de Tenerife (hegem?nica en el contexto del socialismo canario) pudiera minimizar o matizar su l?nea pol?tica. Es decir, una ejecutiva que no ejerciera. Para ello, Rodr?guez Fraga ?el desaparecido? era el mejor que podr?a representar ese papel.

Y es que estos dos grupos defienden estrategias muy distintas para moverse en el farrogoso pantano de la pol?tica tinerfe?a y canaria:

Un sector, el cr?tico, es decir el perdedor del Congreso, convive o se acerca a algunas o a muchas de las posturas del movimiento ciudadano, especialmente cuando ?ste resalta sus planteamientos en positivo. Sus figuras m?s conocidas son Santiago P?rez. y Pedro Anatael Meneses

Tambi?n en muchos puntos program?ticos e ideol?gicos existen diferencias. Mientras los cr?ticos plantean priorizar las inversiones en las infraestructuras medioambientales como las depuradoras de agua, plantas de reciclaje de residuos, desarrollo de tecnolog?as limpias y una pol?tica energ?tica basada en renovables, las posturas del sector oficialista basa su discurso en la defensa del Plan de infraestructuras de transporte de Coalici?n Canaria, es decir, puerto de Granadilla, segunda pista del Reina Sof?a, anillo insular, v?a exterior, etc.

En pol?tica de transportes, los cr?ticos resaltan los compromisos de las resoluciones del Partido y de su programa electoral, basado en la potenciaci?n de la guagua ofreciendo que sean m?s baratas, m?s r?pidas (con carriles bus), m?s asiduas, m?s ecol?gicas, m?s c?modas. Mientras, que la realidad de la actuaci?n de la Ejecutiva Insular ha sido permitir que los consejeros del Cabildo y cercanos a esa Ejecutiva, Domingo Medina y Jos? Vicente Gonz?lez pactaran el destino de 10 millones de Euros procedentes del Estado hac?a el tranv?a.

Tambi?n en la RIC podr?an existir diferencias. Sobre este debate todav?a no se ha profundizado en el seno socialista, pero parece que tambi?n aqu? podr?an resaltar las diferencias ya que los cr?ticos presentaron una propuesta para que la RIC se reoriente. Pretenden que sus ventajas fiscales y econ?micas se traduzcan en un beneficio para toda la poblaci?n y no exclusivamente para los empresarios, y especialmente los m?s grandes, como ahora sucede. Sin embargo, desde los oficialistas de Fraga, Alem?n y Segura, no se tiene un especial inter?s en este debate, ya que as? es la mejor f?rmula para mantener el status quo.

Esta l?nea pol?tica, representada por la Ejecutiva Insular, la Ejecutiva Regional, la Delegaci?n del Gobierno y algunos de los alcaldes basan su estrategia en convencer a la ciudadan?a que CC est? agotada por llevar muchos a?os en el poder, pero sin llegar a plantear grandes cambios, de hecho, en el fondo est?n pensando especialmente en pactar con Coalici?n Canaria despu?s del 2007, por eso ahora ?no se les puede cabrear, ni hacer una oposici?n excesivamente dura?. Por ello, estos mismos sectores rechazan o ningunean a los movimientos sociales. Recuerdan que despu?s de la gran movilizaci?n de Vilaflor, CC logr? sacar en Tenerife los mejores resultados de su historia en el 2003.

Sin embargo, esa confluencia ideol?gica no es, por ahora, una familia unida. Las aspiraciones de Juan Carlos Alem?n, de Jos? Segura y del propio Jer?nimo Saavedra a la candidatura a la presidencia del gobierno canario, colocan al socialismo canario en una encrucijada que nadie sabe como acabar?. Tambi?n han aparecido ?ltimamente diferencias entre la Ejecutiva Insular y la de los socialistas canarios que vienen a complicar el panorama.

La consolidaci?n de una opini?n p?blica s?lida favorable a una alternativa de gobierno que sea una propuesta realmente diferenciada de lo que hay, ha reforzado a los cr?ticos que cada d?a est?n m?s fuertes. De hecho, el ?ltimo comit? Insular, m?ximo ?rgano entre congresos, demostr? la fuerza que los ampara. Sin embargo, todos ven como una necesidad la uni?n porque podr? ser la mejor garant?a para afrontar con ?xito el 2007, pero para ello ser? necesario llegar a muchos acuerdos, y el tiempo corre deprisa.
Publicado por ubara @ 10:18  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios