Jueves, 06 de abril de 2006
Iniciativa por La Orotava se manifiesta ante los ?ltimos acontecimientos sobre el caso del Atlante y el comunicado de Colaci?n Canaria al respecto.
Ante las declaraciones efectuadas a los medios de comunicaci?n por D. Francisco Linares, como portavoz accidental de CC en el Ayuntamiento de La Orotava, relativas al caso del Teatro Atlante, desde IpO queremos realizar las siguientes consideraciones:
1.- En primer lugar manifestar que acogemos esa voluntad de di?logo con satisfacci?n, aunque ese anuncio y cambio de actitud llegue tarde y mal, despu?s de derribar el Teatro con premeditaci?n y alevos?a varios d?as despu?s de las ?ltimas elecciones municipales, de enfrentarse duramente con los vecinos/as y representantes de los grupos municipales en los acontecimientos del pasado a?o y de haberse iniciado una serie de procesos judiciales por negarse el Ayuntamiento a iniciar cualquier proceso de di?logo con los vecinos y los grupos pol?ticos municipales.
Este es el camino que se deber?a haber escogido desde el primer momento, justo desde el instante en que el Ayuntamiento en Pleno aprob?, por unanimidad, la conservaci?n del Teatro Atlante, a propuesta de nuestro grupo. Acuerdo incumplido por el grupo de gobierno que, con la firma de la licencia de derribo inici? un conflicto social por la defensa del patrimonio y la democracia nunca antes conocido en nuestro municipio.
2.- Es inaceptable y bochornoso que sea quien permiti? el derribo del Teatro Atlante, quien despreci? el valor patrimonial que ten?a, calific?ndolo como ?adefesio?, quien puso las vidas de much?simos ciudadanos/as y concejales/as en grave riesgo al ordenar la entrada de la pala en el solar del Teatro, quien ha defendido abiertamente los intereses de la empresa Pejomar, el que ahora se pretenda erigir en ?rbitro de la situaci?n, en moderador e instructor de un di?logo entre las partes, de las que, aparentemente se excluye el grupo de gobierno, tratando de seguir present?ndolo a la opini?n p?blica como un conflicto entre vecinos/as y la empresa constructora. Y nada m?s lejos de la realidad. El grupo de gobierno no s?lo es parte en este conflicto, sino que es el principal responsable de todo lo sucedido, al permitir el derribo del Teatro y apoyar y proteger la construcci?n del macroedificio de aparcamientos y viviendas en esta zona.
D. Francisco Linares y CC en La Orotava se quieren presentar como ?los buenos de la pel?cula? cuando son realmente todo lo contrario. Nada de esto hubiese sucedido si su actitud, en lugar de apoyar descaradamente los intereses de la empresa constructora, hubiera sido la de proteger el Teatro y cumplir con el acuerdo plenario y con la voluntad manifiesta de la mayor?a de los orotavenses que nunca perdonar?n el que se les haya sustra?do un edificio tan arraigado en la vida y la memoria colectiva de nuestro pueblo.
3.- CC pretende conseguir un acuerdo final que ?beneficie a todos y que todas las partes renuncien a algunas de sus posiciones iniciales?. En otras palabras, se pretende abrir un proceso de negociaci?n que acabe, incluso, beneficiando a la empresa que derrib? ese s?mbolo de la cultura villera y, suponemos, hasta al propio grupo de CC. Esto es simplemente inadmisible. En este caso quien ?nico se tiene que beneficiar de la resoluci?n de este conflicto es el pueblo de La Orotava y los dem?s que reparen el da?o que se le ha hecho a nuestro municipio y a nuestro patrimonio hist?rico y que se diriman todas las responsabilidades pol?ticas y jur?dicas a que haya lugar.
En ese sentido denunciamos, asimismo, la maniobra puesta en marcha por CC de eludir responsabilidades en un asunto como ?ste en el que, con toda claridad, ha sido el principal inductor, al hablar de que las ?sentencias no deben influir en el resultado final del di?logo?. Es absurdo, en estos momentos en que el grupo de gobierno ha obligado a los ciudadanos y los grupos pol?ticos a recurrir a los tribunales de justicia para defender los intereses generales y la protecci?n de nuestros derechos y de nuestro patrimonio, el tratar de desligar un asunto del otro. Es, adem?s, una posici?n de CC muy interesada, precisamente en estos momentos en que las resoluciones judiciales est?n siendo favorables a los vecinos y los grupos que han presentado los diferentes recursos y denuncias. Las resoluciones judiciales son, en estos momentos, la clave en este conflicto y, como no son favorables a las tesis mantenidas por CC y por la empresa Pejomar, se las quiere desligar del proceso de di?logo que se pretende abrir. Una posici?n que denota, abiertamente, el infantilismo pol?tico en el que est? situado el portavoz accidental de CC y el conjunto de este grupo.
4.- Resulta una verdadera ofensa a la decencia pol?tica y a la dignidad de los vecinos/as y grupos ecologistas y pol?ticos que los hemos apoyado, el afirmar que el proceso de di?logo que se quiere abrir ?cuenta con el respaldo total y absoluto de Isaac Valencia?. Y es una ofensa porque fue precisamente esta persona, que debi? representar los intereses de los vecinos y no de la empresa, qui?n afirm? que el Teatro se tiraba porque era un ?adefesio? o quien orden? que la Polic?a Municipal acatase sus ?rdenes para que la pala entrase en el solar, operaci?n que estuvo a punto de acabar con la vida de muchas personas. Es ofensivo que quien ha insultado y descalificado a quienes nos oponemos a esta operaci?n urban?stica, quien ha callado en los Plenos ante la insistencia de explicaciones por parte de los grupos de la oposici?n, quien se reun?a y se re?ne con el propietario de Pejomar mientras mantiene cerrado su despacho a los que defendemos esa parte de nuestro Patrimonio, sea, ahora que las decisiones judiciales no le son favorables, quien respalde el pretendido proceso negociador.
Desde IpO entendemos que lo ?nico que tendr?a que hacer D. Isaac Valencia es dimitir, y as? lo solicitamos p?blicamente, por ser el principal responsable del derribo de este emblem?tico templo de la cultura orotavense y de todos los acontecimientos sucedidos a ra?z de su unilateral decisi?n de permitir este clar?simo atentado patrimonial.
5.- D. Francisco Linares, tratando de imitar a algunos estadistas internacionales, se inventa, ahora, una ?hoja de ruta? durante la cual el grupo de CC no va a dar m?s informaci?n sobre el asunto ni sobre el proceso. Desde IpO consideramos que debe ser todo lo contrario. Queremos que todo lo que se hable y se decida sobre este asunto se haga con luz y taqu?grafos, manteniendo informada a la poblaci?n sobre cualquier novedad en este tema. No estamos dispuestos a guardar silencio sobre este tema porque a CC le interesa muy especialmente. En la mente de todos est? el grave deterioro pol?tico que est? sufriendo el grupo de gobierno y no seremos nosotros quienes, a estas alturas, vayamos a proteger los intereses electorales y partidistas de CC. D. Francisco Linares, consciente del da?o que le est? produciendo a su grupo la inaceptable actitud que han mantenido en el caso del Teatro Atlante quiere, ahora, silenciar el asunto y que no trasciendan m?s cuestiones relacionadas con el tema a la opini?n p?blica. IpO adelanta que informar? a los ciudadanos y ciudadanas de cualquier aspecto que tenga relevancia o inter?s sobre el caso Atlante. Si otros quieren callarse respetamos su decisi?n, pero resulta indignante que nos pidan a los dem?s que tambi?n callemos.
6.- Desde IpO planteamos que el solar del desaparecido Teatro Atlante se califique como dotaci?n p?blica en el pr?ximo Plan Especial del Casco, actualmente en fase de redacci?n y que la forma de adquirir ese solar sea a trav?s de la expropiaci?n y, en ning?n caso, a trav?s de una negociaci?n que suponga beneficios econ?micos para la empresa que derrib? el Teatro. La v?a de la expropiaci?n garantiza que se adquiera el solar al precio justo de mercado, con la tasaci?n de los t?cnicos municipales o con tasaciones independientes, si fuera necesario, y que, en ning?n caso, se pague por ?l m?s de lo que vale. No ser?a de recibo que las irresponsabilidades del grupo de gobierno acabaran pag?ndolas, con sobreprecio incluido, todos los ciudadanos y ciudadanas.
Nuestra propuesta se concreta, pues, en:
a) CC no puede erigirse como agente neutral en este asunto porque no s?lo es parte implicada sino principal inductora de todo el conflicto.

b) Dimisi?n de D. Isaac Valencia.

c) Absoluta transparencia de todo el proceso.

d) No aceptamos ning?n pacto de silencio.

e) Adquisici?n del solar por la v?a de la expropiaci?n.



CanarisDigital.org
Publicado por ubara @ 12:16  | Islas
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios