Martes, 01 de agosto de 2006
Estamos hoy aqu? para reivindicar algo tan b?sico como el derecho a la libertad de expresi?n, porque resulta que en Canarias este derecho no se respeta.

Han sido demasiados los ejemplos de que hemos sido testigos, o que hemos vivido en carne propia, en los que se ha puesto de manifiesto los mecanismos del poder pol?tico-empresarial de Coalici?n Canaria para intentar taparnos la boca. Todos aqu? conocemos a personas detenidas por expresarse, despedidas de sus trabajos por expresarse, marginadas, excluidas, vejadas y humilladas por hacer un leg?timo y correcto uso del derecho a disentir.

Estamos hartos, y la gota que ha colmado nuestra paciencia ha sido el caso de Jos? Manuel Castellano Gil, coautor, junto con Ram?n P?rez Almod?var, del libro El Para?so seg?n Ad?n. Nos cuesta creer, por lo arbitrario y absurdo, que por publicar un libro pese sobre la cabeza del autor, como la espada de Damocles, una propuesta de suspensi?n de empleo y sueldo, y despido de su trabajo. Nos cuesta creerlo, pero es cierto: el Organismo Aut?nomo de Museos de Tenerife ha abierto un expediente disciplinario a Jos? Manuel Castellano por publicar un libro cr?tico compuesto por diversos art?culos aparecidos anteriormente en peri?dicos digitales.

O sea que las ciudadanas y ciudadanos que nos oponemos al presente desbarajuste institucional, no s?lo estamos sometidos a un constante apag?n informativo y a soportar noticias manipuladas y censuradas, porque el derecho a recibir una informaci?n veraz est? contaminado por intereses turbios, sino que adem?s, cuando uno de nosotros reacciona e intenta alzar su voz cr?tica, se le pretende aplastar, machacarlo desde alg?n flanco de debilidad. Y si no lo tiene, porque delincuente no es, se le trata de hundir profesionalmente.

Exigimos a las instituciones p?blicas regidas por Coalici?n Canaria, al Cabildo y al Organismo Aut?nomo de Museos dependiente de ?l, que tengan un poco de dignidad, que aprendan a recibir la cr?tica con madurez y no con desplantes injustos e irregulares que demuestran que sus actuaciones no est?n al servicio de la ciudadan?a, sino de otros fines que no vamos a mentar no sea que nos expedienten tambi?n.

Es evidente que no respetan el derecho a la libertad de expresi?n. Su paradigma ser?a el verso sarc?stico de Blas de Otero: ?digo lo que me dejan?. El 18 de julio de 1936 nos hubiesen pegado un tiro. En Coalici?n Canaria, donde vegetan muchos herederos pol?ticos de quienes se alzaron contra la II Rep?blica y que 75 a?os m?s tarde contin?an exaltando las figuras de esos fascistas en nuestras calles, se opta por otros medios de represi?n mucho m?s sutiles, pero con el mismo objetivo de hacer callar a todo el que tiene la osad?a de ejercer el derecho a la raz?n cr?tica y a la libertad de expresi?n.

Por eso queremos advertir a estos ?antigobernantes? que actuaremos contra cualquier persecuci?n a este derecho, hasta que se haga efectivo y se materialice, sin necesidad de que tengamos que acudir a los tribunales para que nos den la raz?n, como suele suceder y en concreto es el caso de los dos autores del libro, pues Jos? Manuel Castellano gan? un juicio por acoso laboral, y Ram?n P?rez Almod?var otro por tutela de derechos fundamentales. Ambos en su af?n de garantizar la integridad de la libertad de expresi?n.

Estamos hartos, de modo que deben ser conscientes de que se encuentran en el punto de mira de una ciudadan?a que exige que se cumplan sus derechos. Ese es su trabajo, y ?sta nuestra reivindicaci?n.

??? POR LA LIBERTAD DE EXPRESI?N !!!
Publicado por ubara @ 22:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios