Martes, 01 de agosto de 2006
Adri?n Alem?n de Armas

Tiempo de pr?rroga
No siempre el poder tiene la raz?n. El poder hace las leyes, las publica y las aplica. Tampoco, siempre, los ciudadanos tienen la raz?n, pero sin embargo tiene la potestad de vigilar, controlar, instar, aplaudir y criticar las decisiones, las voluntades, los errores, las meteduras de pata, las altaner?as, las prepotencias, las arrogancias, las amenazas, las petulancias, las sinrazones, los malos rollos, las persecuciones, los mobing e incluso los desprecios que en ocasiones lanzan algunos pol?ticos impresentables a sus funcionarios, a sus asesores, a sus aduladores, a sus ?negros?, e incluso al p?blico en general que goza y disfruta de sus displicencias en cadencias de cuatro a?os.

Pepe Castellano junto a Ram?n P?rez Almod?var, elaboraron durante un largo per?odo una serie de art?culos que fueron publicando en el digital ?Canarias Ahora? y que terminaron formando libro, despu?s de casi tres a?os, bajo el t?tulo ?El para?so seg?n Ad?n?. Estamos hablando de dos profesionales con cabezas bien amuebladas, uno doctor en Historia, otro Licenciado en Ciencias de la Informaci?n, cada uno con la formaci?n pol?tica que mejor han considerado, con la capacidad legal que la Constituci?n les ha dado y con la libertad de pensamiento para ejercer libremente su opini?n coherente, individual, en consonancia con las leyes del Estado de Derecho.

Durante los ?ltimos veinticinco a?os, m?s o menos, hemos tenido la oportunidad de ejercer unos el poder y otros la ciudadan?a. Los poderosos han llegado a sus cargos aupados en los medios de comunicaci?n que transmit?an sus mensajes, sus opiniones, sus ocurrencias, sus aciertos e incluso sus errores. Y nunca pasaba esencialmente nada de particular. Hasta que llegan a ostentar el poder casi omn?modo en Canarias, Tenerife, Santa Cruz, La Laguna y tambi?n Tegueste, Tacoronte, El Sauzal y un largo etc. Parece que esto les ha dado patente de corzo y se consideran ciegamente adorados, profundamente endiosados y equ?vocamente respetados. Ellos olvidan que los ciudadanos han de ser gobernados con rigor, respetados con honor y protegidos con pudor, con el rigor, con el honor y con el pudor que se merece cualquier ser humano en una sociedad respetada y respetable.

Si los pol?ticos actuales convivieron como ciudadanos en un estado de libertades absolutas, como gobernantes tienen el deber de ejercer, como lo ejercieron con ellos, cuando se crearon aquellas libertades de las que ellos mismos se sirvieron para ahora llegar a construir un estado regional absolutista y perverso.

Como ciudadano libre, asist? el domingo a un acto donde se ped?a la libertad de expresi?n, a pesar de que sab?a que esa libertad est? consagrada en la Constituci?n que yo s? vot?. Desde el Gobierno de Canarias y desde el Cabildo Insular de Tenerife han de saber que se est? atentando a un derecho constitucional. Eso lo saben los pol?ticos y los cargos intermedios, entre ellos los responsables de comunicaci?n de los gabinetes respectivos y esencialmente los que presiden las instituciones respectivas. Obren en consecuencia y no tapen las bocas de quienes ejercen un derecho y cumplen con sus deberes profesionales. Busquen a los responsables de tama?as manipulaciones y ganen, si pueden, las pr?ximas elecciones con honestidad.
Publicado por ubara @ 22:15
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios