S?bado, 02 de septiembre de 2006
EL CENTINELA

LA FIESTA DEL CHARCO, EN LA ALDEA DE SAN NICOL?S, EN EL OESTE DE GRAN CANARIA. ARCHIPI?LAGO CANARIO. NOROESTE DE ?FRICA. (1)

"...EN TAL DEPRAVADA DIVERSI?N..." (Obispo Francisco Delagado Venegas)

Por Jose Almeida Afonso

Corr?a el a?o 1776 (Ya hab?an pasado tres a?os de la proclamaci?n de la Primera Rep?blica espa?ola, quiz?s inspirada y motivada por las ideas de la corriente ilustrada que recorr?a Europa. Faltaban 25 a?os para que concluyera el denominado Siglo de Las Luces; o El Siglo de la Raz?n. Estamos en el siglo XVIII, un siglo donde se opera un profundo y desconcertante cambio para muchas conciencias ancladas en el oscurantismo, la ignorantaci?n y el pensamiento ?nico de siglos atr?s...?Les suena a algo?...), cuando un tal Obispo de apellidos Delgado y Venegas y de nombre Francisco, es "informado del desorden que siempre ha avido en este lugar cuando se celebra la "embarbasc?" o La Fiesta del Charco".

Insisto que los hechos narrados en este art?culo ocurrieron en el a?o 1776 (por lo menos as? consta en los documentos del Archivo parroquial que todav?a se conservan y que el profesor e historiador Francisco Su?rez Moreno ha tenido la posiblidad de consultar en varias ocasiones para sus trabajos de investigaci?n sobre nuestro municipio en particular -La Aldea de san Nicol?s- y sobre Canarias en general), y aunque, como dec?a que transcurr?a el llamado Siglo de Las luces, en el reino de Espa?a, a pesar de que aport? importantes intelectuales a la corriente ilustrada, e incluso se operaron importantes cambios en la forma de pensar e interpretar al mundo, a la vida, a las personas, y con el cambio de ?stas influyeron en el cambio de las Instituciones pol?ticas, econ?micas, sociales, militares, religiosas.... no fueron lo suficientemente poderosas como para que la transformaci?n de la sociedad en general fuese lo suficientemente transcendental. Siendo esto as?, lo cierto es que aunque lo m?s transcendental ocurri? en el plano de las ideas, no podemos negar que tuvieron su importancia y que fueron el germen de las ideas m?s progresistas que desde entonces han venido sucedi?ndose en lo que conocemos como el mundo occidental.

Quiz?s una de las aportaciones m?s revolucionarias que podemos se?alar en este siglo es la relaci?n que algunos intelectuales, apoyados por ciertos militares progresistas establecieron entre los "ciudadanos" y el Estado, en el sentido de apoyar de una manera m?s contundente a las personas que se ve?an "desprotegidas" frente a la "maquinaria" del Estado abslutista, clerical y militar. Pero si en lo que se conoc?a en 1776 como Espa?a estas ideas progresistas no tuvieron la sufiente implantaci?n, se podr?n hacer una idea de hasta qu? punto esa dominaci?n, ese control de la sociedad y toda clase y condici?n de represi?n ocurrir?a en una colonia como era/es Canarias.

***

(Para que tengan m?s documentos de juicio rigurosos, serios, veraces, c?mo "sobreviv?an" nuestros m?s cercanos antepasados -imag?nense en 1776- lena lo que escrib?a el poeta, novelista, periodista y dramturgo canario Alonso Quesada en un art?culo publicado en 1920: "...nosotros (lxs canarixs) hemos tenido que ir construy?ndonos una dignidad forastera por el abandono a que nos tienen sometidos los difrenetes Gobiernos de Espa?a...").

Si la anterior denuncia hecha en 1920 y publicada en el peri?dico "La Publicidad" de Bacelona, por el l?cido y atento intelectual Alonso Quesada podemos hacernos una vaga idea de hasta qu? punto de sometimiento y represi?n sufr?an las colonias por parte de las Instituciones Reales, Militares y Clericales, clases siempre minoritarias pero con el suficiente poder y la extremada riqueza, sobre la mayor?a de la poblaci?n analfabeta, empobrecida y dominada, que decid?an sobre lo divino y lo humano, sobre el bien y el mal, sobre la justicia y la ilegalidad...

Artevirgo. La Aldea. Canarias a s?bado 2 de septiembre de 2006.
Publicado por ubara @ 22:26
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios