Domingo, 03 de diciembre de 2006
El 11 de julio de 1939 el c?nsul brit?nico en Tenerife escrib?a una carta confidencial en respuesta a una consulta que le hab?an hecho desde Londres sobre la figura de un personaje alem?n recientemente llegado a isla. Se trataba nada m?s y nada menos que del padre de nuestro querido presidente del Cabildo, Ricardo Patrick Melchior.

La consulta era clara y tajante y se refer?a al posible expediente nazi del personaje, a lo que el c?nsul contest? tambi?n tajantemente porque ten?a claro que las actividades del personaje en Tenerife -en buenas relaciones con los italianos tambi?n-, poco ten?an que ver con los posibles estudios sobre la viabilidad econ?mica de las plantaciones de remolacha para la producci?n de az?car. Una simple tapadera, seg?n el c?nsul.

Y lo de si el padre de Melchior espiaba para los nazis o no, quiz?s ya no sea tan importante, aunque fundamental el dato para una necesaria e ineludible recuperaci?n de la aut?ntica memoria hist?rica de esta tierra. La jodienda es que su hijo, que descalifica e insulta abiertamente a todo el que no le sigue su juego, s? pareciera que act?a como aut?ntico 'esp?a' a favor de los intereses de empresas como Unelco -de donde procede- con inventos como los del ITER que nos ha situado a la cola del continente europeo en cuanto a la implementaci?n de energ?as renovables. Mucha propaganda s?, como en la Alemania Nazi, atribuy?ndose incluso premios falsos a mayor gloria de la gran mentira.

?O es que ya nadie recuerda cuando Melchior juraba por lo m?s sagrado, haciendo valer incluso su condici?n de ingeniero, para decir que no hab?a alternativa posible al trazado de alta tensi?n por los montes de Vilaflor? Todo una gran mentira en defensa de los intereses de su empresa: Unelco-Endesa, como el tiempo se ha encargado de demostrar. No dejaba t?tere con cabeza Melchior por esa ?poca, todo el que le llevaba la contraria era un traidor, un demagogo o un ignorante. Claro que despu?s trat? de ponerse al frente de una manifestaci?n contra ese atentado que ?l mismo, como representante en la colonia de la multinacional indecente, hab?a defendido hasta la extenuaci?n.

Pero tiene Melchior caracter?sticas que son inconfundibles. Un impresionante aparato de propaganda que le sigue a todas partes apoya cualquier cosa que haga o deje de hacer, m?s de mil millones se ha gastado en vendernos un tranv?a que a nadie convence cuando se tienen abandonadas a las guaguas. Teniendo mayor?a, le ha puesto un sueldo y unos cuantos millones de euros para que malgaste a ?ngel Llanos para que diga barbaridades de las que ?l se desentiende, pero que le son ?tiles para desviar la atenci?n de nuestros verdaderos problemas. Cuando se cabrea pega pu?etazos en la mesa pero, en p?blico, siempre aparece sonriente y jam?s -o casi nunca- pierde la compostura. Cuando naci? el Foro contra la Incineraci?n no paraba de decir que nos mov?an unos 'oscuros intereses que alg?n d?a nonoceremos' (de eso hace m?s de cuatro a?os), al igual que hizo la multinacional Unelco-Endesa cuando publicamos las fotos de las torres podridas, cuando dijeron que ?ramos un "grupo potente, bien organizado y bien financiado". ?Chiquitos rebenques!

En fin, actitudes antidemocr?ticas y prepotentes que, unidas a sus estupendas relaciones con los poderes f?cticos y caciquiles de la Isla -al igual que hizo su padre hace cerca de 70 a?os seg?n el c?nsul brit?nico de la ?poca- le han convertido en un 'intocable' al que nadie se atreve a contradecir. Entre otras cosas porque se coge unos rebotes de muy padre y se?or m?o, lo cual es muy peligroso en esta gente de car?cter autoritario y rencoroso al mismo tiempo.

Esperemos que algunos amigos, como el que nos env?a estos documentos y que trabaja en la recuperaci?n de nuestra memoria hist?rica, sigan desvelando claves que, qui?n sabe, probablemente nos ayuden mucho a comprender algunos comportamientos actuales. Esencialmente una forma de gobernar basada en la propaganda pero de espaldas a los intereses generales de la ciudadan?a.

PARA LEER MAS PINCHA AQUI
Publicado por ubara @ 22:36
 | Enviar