Mi?rcoles, 13 de diciembre de 2006
Manuel Mederos

El portavoz del Gobierno de Canarias no dej? ayer t?tere con cabeza en su comparecencia habitual en la que suele hacer repaso a los temas tratados en seno del Consejo de Gobierno. Miguel Becerra se esmer? en el enredo de la sospecha al valorar los aspectos relativos al auto del juez Baltasar Garz?n inhibi?ndose a favor de la judicatura canaria en un escandaloso asunto de presunto cohecho en el que aparece implicado Miguel Zerolo y Luis Su?rez Trenor. El Gobierno de Canarias dej? claro que cree en la independencia judicial pero no dud? en ser correa de transmisi?n de la estrategia de ATI y laminar con la sospecha las actuaciones judiciales en torno a este caso, insinuando que los fiscales hacen filtraciones a la prensa de forma interesada. Acusa el Gobierno, como Gobierno, al ministro de Justicia de estar detr?s de estas actuaciones y al PSOE, su socio de Gobierno, de crispar la vida pol?tica canaria.

Una vez m?s el Gobierno de Canarias ha demostrado que no ejerce como Gobierno de todos los canarios, como es su deber y su obligaci?n institucional. Repugna que este Gobierno se asocie a una estrategia puramente pol?tica que tiene como base teor?as conspiradoras y, lo que es m?s duro al entendimiento de los dem?cratas: una estrategia pol?tica que cuestiona las bases del sistema del que se nutre y en el que vive.

Pero hay m?s. Puesto en esta tesitura de defensa de los pol?ticos frente a las actuaciones de la Justicia, algunos canarios nos sentimos discriminados por el Gobierno. Esper?bamos el mismo grado de contundencia cuando la Justicia actu? en el caso e?lico o en el caso Fayc?n. En aquel momento de conmoci?n generalizada el Gobierno no dijo nada contra nadie. Se limit?, en alg?n momento, a pedir calma. Ahora que el esc?ndalo estalla en las puertas de ATI se pone en marcha toda la maquinaria para poner en duda la actuaci?n de los jueces, la de los fiscales y la de ministro de Justicia y se implica a la propia instituci?n del Gobierno. S?lo falta ahora que Gabriel Mato utilice su cargo de presidente del Parlamento para pedir la dimisi?n del ministro o que la Audiencia de Cuentas se pronuncie a favor de Zerolo.
Publicado por ubara @ 19:08
 | Enviar