Jueves, 09 de agosto de 2007
Foro contra la Incineraci?n


Yo no le hab?a visto nunca el careto, lo reconozco, a este personaje que se dice es el decano del colegio de ingenieros de montes de Canarias, nada m?s y nada menos. No es de extra?ar, a la vista de las declaraciones del personaje hoy en La Opini?n, que este Archipi?lago estuviese a punto de arder de cabo a rabo la semana pasada.

La primera referencia que tuve yo de este Humberto Guti?rrez Garc?a fue en febrero pasado cuando, en unas declaraciones a Radio El D?a, nos descalificaba por el art?culo en el que critic?bamos la pol?tica forestal que se lleva a cabo en la isla de El Hierro, a la que se?al?bamos como principal responsable del desastre ambiental que supusieron las lluvias torrenciales de finales de enero. El tipo compart?a al cien por cien la tala indiscriminada de pinos y todo tipo de ?rboles tras el lamentable incendio del verano pasado, lo que hizo que miles de toneladas de suelo desprotegido desaparecieran literalmente. Claramente advirti? que estuvo all? estudiando el tema y que todos nuestros planteamientos eran falsos y que s?lo busc?bamos notoriedad.

Pero el que quiera saber algo de montes no debe perder la oportunidad de leer esta jugosa entrevista que nos ofrece La Opini?n, en la que podemos enterarnos, entre otras cosas, de que los cortafuegos no sirven ni, por lo visto, est?n planteados para cortar-el-fuego. El hombre se descojona, al mismo tiempo, de los que plantean la necesidad de mantener los montes m?s o menos limpios de pinocha. 'Es un combustible f?cilmente apagable', dice, sin tener en cuenta que no es el fuego de copa, sino el que se produce a ras de suelo, el que realmente provoca un da?o irreversible a nuestra corona forestal.

Y nosotros sobre lo ocurrido en los ?ltimos d?as en Canarias no hemos querido opinar absolutamente nada por varios motivos. El primero de ellos -adem?s de que porque me encuentro de vacaciones precesamente en medio del monte de La Palma y sin muchas ganas de salir de ?l- es porque nos encontramos ante una gran desgracia, una gran desgracia que, por otro lado, tiene a uno muy caliente, demasiado para decir nada. Y si lo de Tenerife es grave, o grav?simo, lo de Gran Canaria es sencillamente de juzgado de guardia. En Tenerife el Wladimiro, el Melchior y personajes como este tal Guti?rrez, nos hab?an convencido en los ?ltimos a?os no s?lo de que hab?an acabado con los incendios forestales sino que, lo m?s sorprendente, la supuesta buena situaci?n de nuestros montes deb?amos agradec?rsela a ellos y no as? a la llegada hace unas d?cadas del gas butano, que es lo ?nico que ha hecho que se recupere espont?neamente gran parte de nuestra riqueza forestal ahora gravemente amenazada de nuevo.

Lo de Gran Canaria es acaso peor. All? los pol?ticos se han olvidado en las ?ltimas d?cadas de que exist?an bosques que hab?a que proteger, incluso poblaciones que han estado gravemente amenazadas sin la m?s m?nima justificaci?n. Y es que el centro de Gran Canaria est? lleno de gigantescas presas que llevan agua a las zonas tur?sticas para llenar piscinas y regar campos de golf. Y el que intente justificarme a m? que por donde pase una de esas tuver?as es l?gico que se propague un incendio, o que se tenga que desalojar un municipio como Mog?n o una poblaci?n como Fataga que, para nada, se encuentran metidos dentro de ning?n pinar -lo mismo que ocurri? en Masca donde no hay una simple boca de incendios-, creo que m?s que nada est? intentando tomarnos el pelo al conjunto de los ciudadanos.

Y lo ?nico que se desprende de declaraciones como las del decano Guti?rrez es lo que ya hemos advertido desde el principio de esta tragedia, cuando los pol?ticos encorbatados no dejaban de lanzarnos mensajes esperp?nticos, y no es otra cosa que el reconocimiento de que esta desgracia no va a servir para lo ?nico que puede servir una desgracia en un momento dado, que es para sacar conclusiones positivas para el futuro. Nada de autocr?tica, es m?s, como ocurriera con la tormenta Delta, ?ste habla de vientos de 100 kil?metros por hora para justificar lo injustificable. El alisio, una vez m?s, acudi? en nuestro auxilio hace unos d?as para atajar un fuego que permitimos se nos fuera de las manos. De haberse mantenido las condiciones meteorol?gicas el fuego no s?lo hubiese entrado por Vilaflor sino que, probablemente, hubiese atravesado Las Ca?adas para hacer desaparecer completamente la corona forestal de Tenerife. As? de sencillo pero as? de horripilante.

Imag?nense las contradiciones del ingeniero Guti?rrez que, por una parte, defiende la pol?tica de entresacas y, por otra, advierte de la necesidad de proteger nuestros suelos y del riesgo del sotobosque -que te?ricamente es lo que propicia la entresaca- dado que es 'los matorrales dan continuidad vertical al fuego'', aunque dif?cilmente podr? usted encontrar a nadie que le sepa explicar qu? es eso de la 'continuidad vertical' del fuego.

Yo no s? si es justo o injusto lo que le est? pasando a Wladimiro, aunque no s? ni qu? es lo que le est? pasando de tanta gravedad, supongo que no ser? el que le critique la gente. Pero si Wladimiro no se deja de fantasmadas, de seguir comprando millones de metros de fincas privadas por ah? que despu?s no puede mantener ?l tampoco, si no se deja de hacer el gallito con esto de los fuegos y se plantean verdaderos cortafuegos, no estas cosas tan raras de las que habla el decano, que impidan que un momento dado arda esta Isla por completo, o aqu? algunos seguir?n creyendo que si queda alg?n ?rbol en Tenerife es gracias al Melchior -como nos llevan cacareando algunos medios desde hace a?os- pero la realidad del problema al que nos enfrentamos, fruto del abandono, ser? bien distinta lamentablemente. Por lo pronto este a?o ya hemos perdido, de momento, un cuarto de la masa forestal de Tenerife y un tercio de la de Gran Canaria. Y eso que el se?or Guti?rrez dice que tiene cortafuegos que dividen a Tenerife en espacios de 500 hect?reas. Que hay que ser tremendo mentiroso para decir p?blicamente semejante patra?a.

Y yo no s? si este chico es godo o no, ni me interesa, pero no me extra?ar?a nada que fuese como aquel ingeniero de montes que envieran una vez a La Palma y que, al cruzar el t?nel hacia El Paso, se qued? sorprendido por los campos de tagasastes y plante? la necesidad de proteger aquella planta impidiendo que se cortase. Y como no saquemos pronto de las manos de estos eruditos la gesti?n forestal y la devolvamos a manos de la gente que sabe de eso, esencialmente la que se cri? en su d?a en el monte, la cosa no s?lo seguir? jodida sino que corre el riesgo de empeorar significamente con planteamientos como el del Decano o actuaciones como la del otro colegiado que est? cometiendo todo tipo de barbaridades en El Hierro en contra de lo que ha sido la brillante gesti?n que se hab?a hecho de esos montes antes de que llegase a la isla semejante personaje con la pesada carga de su prepotencia a cuestas.

Y es que estoy de ingenieros de la coronilla para arriba un rato largo

Leer mas,,,,,

Publicado por ubara @ 11:51
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Jueves, 16 de agosto de 2007 | 12:56
Tanta ley de montes y resulta que el problema lo tienen en casa, sino,.Galicia el a?o pasado de los mayores uncendios sufrido provocado por agentes de medio ambiente.Cerro Muriano este a?o provocado por maniobras militares. Gran Canaria provocado por quien todos sabemos un contratado de medio ambiente. Tenerife un supuesto piromano que trabajo en medio ambiente, el resto de incendios son provocados por quemas de rastrojos, cables elctricos de las torretas etc etc ?y me pregunto yo , que tienen que ver con todo esto los vehiculos a motor?