Jueves, 09 de agosto de 2007
Rub?n Alem?n S?nchez. Aporrea.org


El Informe Anual del CES correspondiente al per?odo 2006-2007 establece que el 59,5% de las personas mayores de 65 a?os que viven en Canarias se encuentra ?objetivamente? en situaciones de ingresos que los colocan bajo la l?nea de la pobreza.

Tres de cada cuatro mayores viven bajo el umbral de la pobreza con menos de 456,73 euros al mes. Estas personas, junto con los mileuristas y los casimileuristas ?muy poco se habla de estos trabajadores y trabajadoras, que cobran 600, 700, 800 o 900 euros al mes- ven en el paraguas familiar, el que lo tenga, el ?nico refugio ante una cr?tica situaci?n econ?mica en el caso de tener hijos, alquiler, hipoteca, etc. para poder llegar a fin de mes. Y a esto, la que se avecina ante la inminente subida de la cesta de la compra en un 30% en nuestro pa?s debido, entre otros factores, al aumento de los precios del petr?leo ?casi a 80 euros el barril de crudo brent- y la distorsi?n inflacionaria que produce monstru?tos como el REA. Esta situaci?n la sufrimos a diario los canarios y canarias que por suerte gozamos del amparo familiar antes mencionado. Pero, ?qu? me dicen de los trabajadores y trabajadoras inmigrantes que tienen que hacinarse en pisos de apenas 40 metros cuadrados en Guanarteme o en la Ciudad Alta de Las Palmas de Gran Canaria compartiendo h?bitat con cucas y moscas? Eso cuando consiguen arrendador que les alquile un piso de estos de mala muerte porque el acento, el color de la piel y el atuendo son la primera radiograf?a que sirve de examen a los caseros. Para que luego digan que a esta gente se les da m?vil, casa y coche nada m?s llegar a nuestra tierra? El sue?o de la raz?n neoliberal produce monstruos.

El 28,5% de poblaci?n canaria vive bajo el umbral de la pobreza frente al 19,9% de media del Estado. Son datos del Instituto espa?ol de Estad?stica, a 31 de diciembre de 2005. Y mientras tanto, los lopesanes, satocanes y dem?s tropa haciendo su agosto en Cabo Verde, Mauritania o Marruecos a costa de nuestro dinero. S?, de nuestro dinero, robado por la clase dominante canaria y su expresi?n pol?tica, porque la Reserva para Inversiones en Canarias, que ya lleva afectados cerca de 20.000 millones de euros es nuestra. Es dinero que ten?a que haber ido dedicado a la educaci?n, a la sanidad, a la vivienda p?blica de calidad, a las energ?as renovables, al transporte p?blico, al medio ambiente, a la prevenci?n de incendios?

Los pobres en Canarias son, fundamentalmente, mayores y mujeres. Con respecto a los mayores, la pobreza es m?s severa en las f?minas que en los varones, que es m?s importante cuanto m?s a?os tienen. As?, el 40% de las mujeres mayores de 70 a?os se encuentra por debajo del umbral de la pobreza, frente al 34% de los hombres en la misma situaci?n. La mujer, maltratada en Afganist?n, en Arabia Saud?, en Estados Unidos, en Espa?a, en Canarias. La violencia machista se viste con un burka de pobreza en nuestro pa?s atl?ntico. Quedarse embarazada es sin?nimo de no ser contratada. El maltrato no es s?lo f?sico en algunos pa?ses ?que no todos- isl?micos. Tambi?n en los pa?ses cat?licos existe ese maltrato. Con ellas.

Otra lectura distinta a los tr?gicos incendios sufridos en Gomera, Tenerife y Gran Canaria: no s?lo la falta de participaci?n de los que saben, campesinos y pastores, en la prevenci?n del fuego en invierno es la causa de esta hecatombe ecol?gica. Tampoco debemos achacar a profesionales que se han jugado la vida el que no se haya podido evitar que 8.000 fanegadas en Gran Canaria hayan sido arrasadas por el fuego y el viento. Los agentes forestales y los bomberos son aut?nticos h?roes que han dado todo por el monte y por las personas que all? viven. De la ex?gesis de lo acontecido escapa lo que la administraci?n Soria sembr?: falta de medios materiales y humanos, falta de limpieza de la cumbre y de los espacios naturales protegidos, contratos basura,? Si a esto a?adimos el hiperproteccionismo, la plantaci?n masiva de pinos y no de ?rboles frutales, anulaci?n de la agricultura y la ganader?a ?s?lo un 3% del PIB se dedica al sector primario en Canarias-, la antes mencionada RIC, etc, tenemos el caldo de cultivo del desastre.

Ser pejiguera es m?s sano para la memoria que el f?sforo y el rabo de pasa: en los EE.UU. de Ronald Reagan y la Gran Breta?a de Margareth Thatcher se multiplicaron los accidentes ferroviarios y a?reos al implementar las pol?ticas de ahorro y d?ficit cero. El Cabildo de Gran Canaria se ha destacado en los ?ltimos a?os por no gastar ni el 50% de su presupuesto. El dinero en los bancos no previene el fuego.

Ll?menlo X o ll?menlo Y: no es falta de coordinaci?n ni de profesionalidad de los trabajadores de medio ambiente. El Neoliberalismo era esto.
Publicado por ubara @ 11:58
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios