Mi?rcoles, 17 de octubre de 2007
Ram?n P?rez Almodovar


Acusan medios de comunicaci?n de la derecha, y la derecha y la ultraderecha que conviven en el PP, que hay municipios espa?oles donde no se alza la bandera espa?ola, con el escudito de la Constituci?n de 1978 que pactaron unos cuantos en un parador nacional en Javea. Seg?n ellos, es un s?ntoma de lo mal que va el pa?s, de la fractura de la unidad nacional. Ni siquiera quieren darse cuenta que el pa?s ha cambiado, que hay muchas generaciones nacidas despu?s de la muerte de Franco, de que pasados los turbulentos a?os de la transici?n se replantea pol?ticamente el papel de la monarqu?a, del ansia por recuperar la memoria hist?rica negada a los perdedores de la Guerra Civil.
Resulta doloroso, profundamente doloroso, que fascistas redomados campen a sus anchas, en contra de esa misma Constituci?n, avivando los bajos sentimientos en masas de poblaci?n desde micr?fonos de la Iglesia o peri?dicos ligados al Opus Dei y que se acuse de resentimiento a quienes s?lo pretenden recuperar los restos de sus familiares asesinados por la dictadura franquista. M?s pat?tico resulta que Jer?nimo Saavedra se sume al coro de ultras que cuestionan la Ley de Memoria Hist?rica, sobre todo despu?s de leer las declaraciones del dirigente del PP Jaime Mayor Oreja, que no ve motivos para condenar el franquismo, r?gimen que de forma organizada liquid? a cientos de miles de personas por motivos ideol?gicos. As? que no s? con qu? cara pueden pedir la ilegalizaci?n de ANV, por ejemplo, por no condenar la violencia de ese anacronismo que es ETA, que parece que hace el juego al PP cuando m?s lo necesita.

Es repugnante esa reivindicaci?n de la espa?olidad como algo propio de un partido, el PP, que vota en contra del derecho que tienen miles de personas a saber en qu? fosa com?n fueron a parar los cuerpos de sus abuelos, padres o familiares. Y es aut?nticamente asqueroso que se haga con la bandera y el himno espa?ol por delante, porque se manipula a millones de ciudadanos desprevenidos. Para quienes no tienen banderas, o tienen otras, es un ataque frontal a derechos b?sicos como la libertad de opini?n, expresi?n o reuni?n.

En Santa Cruz, no hace falta que ondee ninguna bandera: basta caminar desde la Plaza del genocida Weyler para subir por la calle 18 de julio hasta la Rambla General Franco. Si continuamos rambla abajo, nos toparemos necesariamente con el abominable monumento a Franco realizado por Avalos, la conocida fuente. De ah? podemos seguir hasta la Plaza de Espa?a para asombrarnos con un monumento a los ca?dos, s?lo los del bando fascista, que se rehabilita ante nuestros ojos treinta y dos a?os despu?s de la muerte del dictador.

Los defensores de estos s?mbolos s? saben lo que hacen: esos s?mbolos producen una gran violencia y hacen pensar al com?n de los mortales que nada ha cambiado porque se repite el mismo apellido en la alcald?a de Santa Cruz, Zerolo, cuarenta a?os despu?s, y persisten en pie, y remozados, plazas, calles y monumentos franquistas, que conviven con nuevos nombres en la zona de ampliaci?n y cercan?as, como la Avenida Manuel Hermoso o la calle Jos? Rodr?guez Ram?rez.

Quienes gobiernan Santa Cruz no son dem?cratas: utilizan las maltrechas reglas del juego democr?tico para seguir en el poder y repartir los impuestos de todos los ciudadanos entre sus amigos. Son unos farsantes que se niegan a retirar los s?mbolos franquistas y rechazan hasta la nueva Ley del Gobierno central que los obliga. El nuevo portavoz de ATI-CC en el Ayuntamiento de Santa Cruz lo tiene claro. Jos? Alberto D?az-Est?banez, en declaraciones reproducidas por el peri?dico nivariensis, dijo que si se aprueba la ley ?el ayuntamiento no tendr? m?s remedio que acatarla, pero hay que determinar qui?n, c?mo y de qu? forma se ir?n eliminando los nombres. La ley ya nace herida?.

Las calles y los monumentos franquistas son su bandera, que sin izar golpean a la cara de los ciudadanos a cada momento. Franco es su bandera desde 1936, a donde nos quieren llevar con el clima guerracivilista que generan. Pero esta vez no pasar?n. Va a ser que no. No pueden pasar por dem?cratas quienes mantienen nombres de calles, plazas y monumentos dedicados a quienes asesinaron a miles de personas por pensar distinto, con el apoyo de la Iglesia Cat?lica, que los comulgaba despu?s de bombardear ciudades enteras porque su reino no es de este mundo, aunque su caja fuerte s?.

canariasahora.es
Publicado por ubara @ 8:57
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
S?bado, 20 de diciembre de 2008 | 16:03
Env?o un blog que contiene documentaci?n de pruebas sobre la naturaleza criminal de Opus Dei:
http://crimenesopus.blogspot.com
La corrupci?n es algo innato al Opus Dei.