S?bado, 24 de noviembre de 2007
Iniciativa por El Rosario-Verdes ha hecho p?blica este viernes la resoluci?n de la Sentencia 308/2007 de 14 de noviembre pasado, que reconoce el derecho a residir en el municipio a la familia propietaria de la finca de Monta?a Carbonero, que linda con una propiedad del alcalde de El Rosario, Macario Ben?tez, con el que mantiene un litigio por la pretensi?n de ?ste de urbanizar la zona y por la inclusi?n de sus terrenos con ese fin entre varias Unidades de Actuaci?n contempladas en el nuevo Plan General de Ordenaci?n.
Los afectados y demandantes son los hermanos Carlos Juan, Esteban Manuel, Francisco Eli?cer y Jos? Antonio Gonz?lez Gil, y las dos hijas de este, Yanira e Iballa, que hab?an tramitado la inscripci?n en el registro municipal en mayo y agosto de 2006 en una finca de su propiedad "con ascendencia de varias generaciones en El Rosario".

El texto de la demanda presentada por el abogado Pedro Fern?ndez Arcila se?alaba -informa IR Los Verdes- que "la baja en el Padr?n implica la baja en el censo electoral y los recurrentes no pudieron ejercitar su derecho de voto [...] por causa de su posici?n pol?tica en defensa del suelo r?stico y de la explotaci?n agr?cola en el Municipio de El Rosario con ocasi?n de la tramitaci?n del Plan General de Ordenaci?n Urbana".

SEGUNDA SENTENCIA

Se trata de la segunda sentencia que reconoce vulneraci?n de derechos fundamentales en la actuaci?n del ayuntamiento, tras otra ganada por IR-Verdes en mayo de 2005. El fallo ahora hecho p?blico anula un decreto del alcalde Macario Ben?tez del pasado 16 de marzo por el que dict? la baja del padr?n de habitantes de El Rosario de Antonio Gonz?lez Gil y sus familiares.

Seg?n la sentencia, el ayuntamiento se arrog? una decisi?n que corresponde al vecino, actuando de forma "prematura [...] ya que todav?a no se hab?a producido el hecho que habilita el ejercicio de la potestad administrativa".

El juez argumenta que "si un vecino reside en dos o m?s municipios distintos habr? de empadronarse en el que resida m?s d?as", pero el ayuntamiento dio de baja a los seis miembros de la familia de monta?a Carbonero pocos meses despu?s de que se empadronaran, sin dar tiempo de que se concretara si su vivienda iba a ser o no la habitual, decisi?n que s?lo correspond?a a los propietarios.

El portavoz de IR-Verdes, Escol?stico Gil, considera que este decreto del alcalde fue "un atropello inaudito a los derechos fundamentales, porque prejuzg? y, de hecho, decidi? en lugar de los afectados, d?nde residir?an m?s tiempo, e incluso manejando a favor de la decisi?n de darles de baja hechos de estricto car?cter privado como la comparaci?n entre el lugar de residencia y el lugar donde trabajaban".

El juez manifiesta impl?citamente su extra?eza por la "actuaci?n vecinal que ciertamente tampoco parece ser muy habitual" al basar el ayuntamiento varias actuaciones e informes de la Polic?a Local en "una llamada an?nima"-que carece de valor probatorio- de quien dice ser un vecino y manifiesta por tel?fono que en el domicilio de esta familia "no resid?a nadie".

El ayuntamiento, a la vez que informa la baja en el padr?n "tras haber gastado dinero del contribuyente -ironiza Escol?stico Gil- en comprobar el chiquito indicio de que en tres d?as de noviembre de 2006 estas personas no estaban en su casa", les notific? al mismo domicilio en el que pretend?a que no viv?an varios escritos municipales, donde estos los recibieron.

El fallo considera que el ayuntamiento no prueba el motivo de la baja "con el debido rigor" porque las diligencias policiales son "notoriamente insuficientes", seg?n el texto de la sentencia, y concluye a la luz de los art?culos 18, 19 y 40 de la Constituci?n sobre inviolabilidad del domicilio y libre elecci?n del mismo, que el decreto de Macario Ben?tez "vulnera la libertad de residencia" de la familia Gonz?lez Gil.

Pero el tribunal apunta m?s lejos, al citar diversa jurisprudencia que especifica que "la libertad de residencia va m?s all? de la simple elecci?n del lugar para vivir y conlleva tambi?n la posibilidad de ejercitar de manera efectiva los derechos que se anudan a la residencia elegida".

Y por ello concluye que: "Espec?ficamente se vulnera el derecho de sufragio activo en el Municipio de El Rosario. La baja en el Padr?n Municipal de Habitantes determin? la baja en el Censo Electoral de este Municipio y priv? a la parte recurrente de elegir a sus representantes pol?ticos (hecho no negado en la contestaci?n a la demanda) lo que constituye una vulneraci?n del derecho fundamental previsto en el art?culo 23.1 de la Constituci?n Espa?ola".

CANDIDATURA

Escol?stico Gil explica que uno de los demandantes, Antonio Gonz?lez Gil, fue en el puesto n?mero 6 de la candidatura de IR-Verdes en las pasadas elecciones "por la defensa del suelo r?stico y la agricultura que hemos liderado en el municipio y porque es gente de bien".

El edil recuerda ahora "a la vista de esta sentencia demoledora", que la baja se produjo el 16 de marzo y el padr?n a fecha de 1 de abril era el tenido en cuenta para formar el censo electoral en las elecciones del 27 de mayo.

Macario Ben?tez -denuncia Escol?stico Gil-, en una entrevista electoral publicada el 16 de mayo, "dos meses despu?s de haber dictado el decreto para quitar a nuestro candidato del padr?n", hablando sobre la lista del PSOE en El Rosario que ?l encabezaba, hizo "sin atisbo de verg?enza" la siguiente declaraci?n: "Quisiera destacar que la ?nica candidatura que se presenta en el municipio con candidatos empadronados en El Rosario es la socialista, ya que en las candidaturas de las dem?s formaciones pol?ticas muchos de sus integrantes ni siquiera est?n empadronados en el t?rmino municipal, lo que denota las serias dificultades que han tenido en la confecci?n de sus listas".
Publicado por ubara @ 21:06
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios