Lunes, 26 de noviembre de 2007
To?o Linares

Imagen


Leo con estupor y perplejidad, quedando at?nito, incr?dulo y, preocupado, el comunicado del despido de una trabajador por tener la osad?a de escribir unos art?culos, sin rendir previa pleites?a.

No. No estoy relatando un hecho del siglo XV, estoy hablando de haber postrado y, con ?l a su familia, a las m?s duras prueba de supervivencia a Jos? Manuel Castellanos, periodista, escritor y, hasta hace poco tiempo t?cnico del organismo aut?nomo de Museos de Tenerife, que despu?s de un periplo de acusaciones, expedientes laborales y, no haber sido atendida su queja por el defensor del pueblo, se ha consumado la p?rdida de su puesto de trabajo.

Estos art?culos que tanto han inquietado a los poderes establecidos y nunca llevados a los tribunales por, supuestamente, haber atentado contra nadie ni contra nada, fueron recogidos en el libro ?El para?so seg?n Ad?n? y en ?l ya se lee cr?ticas a la p?rdida de la libertad de expresi?n, como en su art?culo ?Tenerife, Isla silenciada?, que finaliza con el p?rrafo: ?La situaci?n ca?tica de un ?estado de sitio informativo?, la ?dictadura de los corruptos? y ?el modelo de complicidad pol?tica y especulativa? que sufre Tenerife y Canarias puede se la esperanza para que estas nuevas voces limpias penetren en esa atm?sfera degradada y contaminada. Esa es nuestra revoluci?n necesaria, nuestra aportaci?n al sistema democr?tico. Una revoluci?n pac?fica y comprometida con una apuesta al progreso en beneficio de todos. No podemos permitir que el olvido se interponga de nuevo ante nuestro futuro: ser?a nuestro mayor error. Ahora tenemos ante nosotros una nueva oportunidad y debemos aprovecharla.?

En un apoyo a Ram?n P?rez Almod?var, que tambi?n sufri? un caso similar, por hacer su trabajo expresando sus ideas, Castellanos escribi? el art?culo titulado ?Ley del silencio versus libertad de expresi?n?, comenzando: ?AQU? NUNCA pasa nada y cuando pasa, tampoco pasa nada. ?Qu? gran suerte tienen muchos golfos de vivir en Canarias!?. En ?l habla del silenci? c?mplice de la prensa al no hacer menci?n alguna al hecho de haber sido despedido un trabajador de un medio de comunicaci?n, por no doblegarse a los intereses del sistema. Ni siquiera se hacen eco que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias haya ratificado la sentencia del juzgado de los Social n?mero 4 de Santa Cruz de Tenerife en 2004, en la que condenaba a la Agencia Canaria de noticias por vulnerar el derecho a la libertad de expresi?n de su ex redactor jefe.

Ahora a finales del a?o 2007, s?lo te puedes enterar de la situaci?n a la que han condenado a Jos? Manuel Castellanos, por alg?n foro de Internet de libre pensamiento, al igual que hace tres a?os cuando despidieron al redactor jefe de la Agencia Canarias de noticias, y es que algo peligroso esta ocurriendo en esta isla con el derecho a la libertad de expresi?n, algo de que todos tenemos la obligaci?n de denunciar, porque sin el derecho a expresar nuestras ideas, nuestras denuncias, nuestras inquietudes y, nuestras opiniones, no saldremos de la imposici?n del pensamiento ?nico, no tendremos nunca un estado de derecho y, mucho menos podremos afirmar que vivimos en un estado democr?tico.

To?o Linares*
Publicado por ubara @ 23:13
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios