Jueves, 06 de diciembre de 2007
Francisco Javier Gonz?lez

Imagen


R?os de tinta en mares de papel, invasi?n de v?deos y noticiarios televisados, saturaci?n radiof?nica, reinvento de casposos pasodobles y ping?e negocio para vendedores de politonos, es la secuela medi?tica de la barriobajera intervenci?n de Juan Carlos Alfonso V?ctor Mar?a de Borb?n y Borb?n-Dos Sicilias ?beneficiario, ?por la gracia de Dios? y la mano de Franco, de la sinecura, vitalicia y heredable, del empleo de Rey - en la Sesi?n Plenaria de la XVII Cumbre Latinoamericana.

De tanta alharaca -que a?n contin?a, celebrado ya el refer?ndum sobre el proyecto Constitucional venezolano- la producida en Espa?a, salvo honrosas excepciones de intelectuales ?en el m?s pleno sentido gramsciano- como Alfonso Sastre, Ignacio Ramonet, Mart?n Medem, Pascual Serrano, Higinio Polo?. y de alg?n pol?tico ?pol?ticamente incorrecto? como el senador de Entesa, Nuet i Pujals, ha oscilado entre los m?s serviles y encendidos ditirambos de los turiferarios cortesanos y las cr?ticas m?s acerbas e insultantes, con la ligera diferencia de que los primeros se aplican a la deslustrada corona hispana, mientras que las segundas, las que en buena l?gica se habr?a ganado la zafia intervenci?n del Borb?n, se dirig?an, sin embargo, al Presidente -electo, reelecto y refrendado- de un Pa?s soberano que cometi? el grave delito de denunciar p?blicamente la actuaci?n fascista en el 2002 del entonces Presidente del Gobierno de Espa?a, J. M. Aznar. De esta estramb?tica situaci?n, en que los que sufren el golpe militar son los condenados y no los que lo han perpetrado, no escapa la prensa cortesana espa?ola de m?s referencia, ni siquiera los aspirantes a ser ?globales?. El Pa?s saca a relucir su profunda vena antirrevolucionaria un d?a s? y otro tambi?n, y hasta parece que Ch?vez desplaza a Castro como objetivo preferente de sus diatribas seudoinformativas. De El Mundo ni siquiera meneallo, que no merece siquiera la pena analizar como, para los plum?feros a sueldo de JJ, Ortega ha sido ?arrastrado por el matonismo pol?tico de Ch?vez? al que ?solo el Rey de Espa?a le para los pies?, y hasta el ne?fito P?blico nos pone en guardia contra el ?mesianismo antidemocr?tico?, pero no de Aznar, sino de Ch?vez. De nuestra prensa canaria colonizada, mejor dejarlo, que si ya Secundino la calificaba de ?venal y asalariada? si llega a conocer La Provincia y a Trist?n Pimienta se queda sin diccionario de ep?tetos.

Recordemos que esos fueron los momentos en que sectores de la oligarqu?a m?s reaccionaria, agrupada en FEDECAMARAS, con el apoyo del general Lucas Rinc?n y de la jerarqu?a eclesi?stica venezolana, daban un golpe de estado fascista del que Gustavo de Ar?stegui, portavoz sempiterno de exteriores del PP, dec?a que ?abre una puerta a la esperanza? despu?s de que, en la madrugada del 12 de abril, Pedro Carmona mediante el llamado ?Decretazo? constitu?a un ?Gobierno de Transici?n Democr?tica y Unidad Nacional? se autoproclamara Presidente, derogara las Leyes Habilitantes, disolviera a la Asamblea Nacional y al Tribunal Supremo, destituyera al Fiscal General del Estado y al Defensor del Pueblo y apresara al Presidente Ch?vez en Fuerte Tiuna. Es en ese cr?tico momento cuando, en declaraci?n conjunta, los gobiernos gringo y espa?ol ??en contacto continuo, expresan su deseo de que la excepcional situaci?n que experimenta Venezuela conduzca, en el plazo m?s breve, a la normalizaci?n democr?tica plena?? declaraci?n que los gobiernos de M?xico, Brazil, Argentina y Francia, a los que Aznar se dirigi? para que se sumaran, se negaron a firmar. A pesar de ello, nada impidi? que el Gobierno Espa?ol, que ejerc?a la Presidencia de turno de la U.E., emitiera, bajo su exclusiva responsabilidad, un comunicado que significaba, de facto, un reconocimiento de la ?legalidad? del golpe de estado, quedando designados el embajador espa?ol, Manuel Viturro, y el Cardenal Vel?squez, Arzobispo de Caracas, de conducir a Ch?vez al aeropuerto de Maiquet?a rumbo al exilio cubano.

Desde luego que los momentos son diferentes, pero ahora, que Ch?vez, con el refer?ndum constitucional, ha dado muestras de la solidez democr?tica de su gobierno y que el gobierno espa?ol, por boca de su ministro de exteriores ha reconocido ese comportamiento ejemplar del gobierno venezolano y su presidente, ?D?nde quedan los calificativos que J. M. Aznar le ha dedicado en su periplo neoliberal por Am?rica Latina, llam?ndolo ?tirano?, ?nuevo dictador?, ?peligro enorme para la democracia y para Am?rica Latina toda?, ?causa del empobrecimiento del pueblo venezolano?? y toda una colecci?n m?s de lindezas por el estilo? Desde luego es algo diferente esta democracia venezolana de la que promet?an los gobiernos de Aznar y Busch en su comunicado conjunto bajo el ef?mero gobierno de Carmona, muestra de la cual est?n todav?a aplicando lo gringos en Irak.

De todas formas, toda la carajera montada por el exabrupto real solo ha servido como cortina de humo para ocultar la realidad que mostraba la Cumbre. Desde la inauguraci?n se decantaron las posiciones contrapuestas de los que defend?an un modelo oscilante entre el neoliberalismo y la socialdemocracia, encabezadas por la delegaci?n espa?ola, y los que como Bolivia, Ecuador, Cuba y, en menor medida, Argentina, planteaban la necesidad de un cambio en el sistema econ?mico del neoliberalismo salvaje que asolaba Latinoam?rica en el ?ltimo cuarto de siglo, bloque este encabezado por Venezuela. En su discurso inicial el Rey Borb?n pontificaba que ?la democracia y el crecimiento con equidad son elementos esenciales para conseguir la concertaci?n social?..y acabar con la desigualdad mediante el di?logo y la concertaci?n?.?, discurso complementario a la loa que hace el Presidente Zapatero a la libertad de empresa y el libre comercio. La contestaci?n de los pa?ses que ya han optado por una v?a de desarrollo no capitalista puso de relieve el estado de postraci?n brutal a que d?cadas de privatizaciones salvajes han conducido a los pueblos latinoamericanos, privatizaciones de las que los ?nicos beneficiarios han sido las oligarqu?as y ?lites econ?micas locales y las compa??as extranjeras, fundamentalmente yanquis y espa?olas, y que para contrarrestarlas, en palabras del Presidente nicarag?ense, ?los servicios b?sicos, como el agua potable, el alcantarillado, el tel?fono o la energ?a no pueden seguir siendo un negocio privado?. La respuesta viene de mano del presidente espa?ol, defensor de las multinacionales hispanas instaladas en ultramar, que arremete contra las nacionalizaciones de los servicios p?blicos ?Hay una historia en muchos pa?ses de Latinoam?rica donde sus pueblos sienten que sus recursos se han utilizado para beneficios privados frente a lo que son las necesidades del pa?s y pueden tener una parte de raz?n .... pero nacionalizar o renacionalizar, o que la producci?n de determinados bienes o servicios est?n en el sector publico o privado, no garantiza nada, como teor?a o como receta ideol?gica. Nada?..?Privatizar sin m?s?. No. Tiene que haber reglas y que se cumplan?. Zapatero, adem?s y muy en su papel, niega que sean las intervenciones e influencias extranjeras ?gringas y espa?olas- las que condicionen la situaci?n econ?mica y social latinoamericana ya que, seg?n sus palabras, ?un pa?s nunca puede avanzar si busca justificaciones de que alguien de fuera impida su progreso?

Es de nuevo Ch?vez qui?n lleva la voz cantante de la contestaci?n al discurso neoliberal del presidente espa?ol. Le contesta, refiri?ndose al chanchullo de Iberia en la privatizaci?n de Viasa y su posterior declaraci?n de quiebra fraudulenta, que ?de privatizaciones podemos hablar. Difiero de lo qua ha dicho el presidente del Gobierno espa?ol. Y quiero decir cuidado con las f?rmulas. Venezuela ten?a una l?nea a?rea, Viasa. La privatizaron. A una l?nea a?rea espa?ola. Se la tragaron. Hasta las aeromozas se las llevaron. A las bonitas, pero todav?a andan jubilados de Viasa que no les pagaron sus prestaciones y nosotros las hemos pagado?Los sectores privados que conocemos en Venezuela no tienen nada que ver con las necesidades sociales, lo de ellos tiene que ver con el enriquecimiento r?pido y f?cil?..No existe libre comercio, es una verdadera falacia. Comercio justo es lo que quisi?ramos? ? . Para esas ?justificaciones externas? de que habl? Zapatero, Ch?vez plantea que ?veamos nuestra historia, y ni siquiera la historia de hace 200 a?os, sino la historia m?s reciente? y relat? el derrocamiento y asesinato de Allende, ?un presidente pac?fico y democr?tico? en el golpe militar ?organizado por la CIA? en 1973 y su propia experiencia con Aznar y los gobiernos gringo y espa?ol en el 2002, de ese Aznar que le propuso en el 99 ingresar en el Club de los pa?ses ricos porque Venezuela ten?a petr?leo y, relata Ch?vez en la clausura de la Cumbre ??Y le pregunt? ?Y Hait?, y Centroam?rica y ?frica ?Pido perd?n a la opini?n p?blica por la palabra pero Aznar me dijo: ?Ch?vez, esos se jodieron?. Aquel hombre revelo all? todo el rostro horrible del fascismo, racismo y todo lo dem?s?.porque somos humanos y los fascistas no son humanos. Tienen forma humana pero no son humanos?.?

Es a esta intervenci?n a la que el presidente espa?ol contesta que ?..en una comunidad iberoamericana, que tiene como principios esenciales el respeto, se puede estar en las ant?podas de una posici?n ideol?gica, no ser? yo el que est? cerca de las ideas de Aznar, pero el ex presidente Aznar fue elegido por los espa?oles y exijo ese respeto..? frase que interrumpe Ch?vez con ?P?dale lo mismo a ?l, que respete a Venezuela?, momento que el Rey de Espa?a considera inmejorable para su arrabalero ??Porqu? no te callas?!. Aqu? comienza la cortina de humo borb?nica sobre una realidad, la latinoamericana, expoliada y explotada por sus propias oligarqu?as, por las yanquis y por las espa?olas, esa latinoam?rica de la que el presidente ecuatoriano aclaraba a la Cumbre que en ella ?Los pobres son m?s pobres que en ?frica y los ricos son m?s ricos que en Suiza?, Cumbre en la que el Borb?n y el presidente espa?ol hablaban de ?concertaci?n social?, Ortega, Morales, Correa y Kirchner, lo hac?an de ?justicia social?, y Ch?vez se atrevi? a hablar de ?revoluci?n social?. La cortina de humo sobre cual era el enfrentamiento real queda de manifiesto cuando en su intervenci?n final, Daniel Ortega habla de Uni?n Fenosa y otras empresas espa?olas como ?un equipo mafioso? y de las ?practicas gansteriles de la econom?a global? de compras en medio de actos de pura corrupci?n, y cuando segu?a con la actuaci?n del embajador espa?ol en Managua, Jaime Lacadena Higuera y en el momento que planteaba que ?Embajadores espa?oles, antes de las elecciones, junto a los yanquis, reuniendo en la Embajada de Espa?a a las fuerzas de derechas para unirlas para que no triunfara el Frente Sandinista??

En ese preciso momento, y tal vez para que no se sacara a colaci?n, no solo los modos empresariales espa?oles sino las actuaciones for?neas en lo que se refiere a los procesos revolucionarios, incluido el venezolano de modificaci?n constitucional, la cortina de humo borb?nica alcanza su m?ximo espesor. Ya que Juan Carlos Alfonso V?ctor Mar?a de Borb?n y Borb?n-Dos Sicilias no pod?a emular a sus antecesores en el oficio de Rey de Espa?a y decapitar a unos cuantos indios y zambos, decide hacer algo que a los que seguimos colonizados nos gustar?a fuera permanente. ?Mandarse a mudar!

Tenga este se?or, sucesor de Franco y de oficio y beneficio Rey, que Venezuela, Bolivia, Nicaragua, Ecuador?. seguir?n su camino hacia el socialismo democr?tico y que Canarias ya ha empezado el suyo hacia la independencia y el socialismo. Esas cosas, cuando se inician, no tienen marcha atr?s

Gomera a 4 de diciembre de 2007
Francisco Javier Gonz?lez
Publicado por ubara @ 19:40
Comentarios (1)  | Enviar
Comentarios
Publicado por Invitado
Viernes, 14 de diciembre de 2007 | 4:02
Como lo coja el Batu

AG?RRATE