Viernes, 15 de febrero de 2008

Tres agentes de la Guarda Civil estuvieron ayer, por segundo día consecutivo, haciendo un registro en las dependencias del Ayuntamiento de Firgas durante aproximadamente una hora y media. Según informan, esta investigación se ha acelerado por la moción de censura presentada este martes.

Silencio absoluto es la única respuesta que se ofrece sobre lo que está investigando el Equipo contra el Crimen Organizado (ECO) de la Guardia Civil en las Casas Consistoriales. Según fuentes municipales, los agentes se limitaron durante el mediodía de ayer a fotografiar documentos y expedientes en distintas concejalías. Fotografías que se suman a las realizadas en la mañana del miércoles y a varios expedientes que fotocopiaron y se llevaron para seguir recopilando información relacionada, al parecer, con «supuestos delitos urbanísticos cometidos por la Corporación anterior», indicaron.

Los guardias, vestidos de paisano, están investigando lo que en su día ya denunció el todavía grupo de gobierno y otros delitos «muy graves» relacionados con falsedad documental, malversación de caudales públicos y prevaricación, que se sumarán a los que denunciarán en la Fiscalía, probablemente hoy, los representantes de Comfir y PSOE.

Estos registros comenzaron tan sólo 24 horas después de que los ediles de la oposición y el de Deportes presentaran en el Ayuntamiento sus rúbricas secundando una moción de censura a Hernández. Según ha podido saber CANARIAS7, se ha decidido «dar un empujón» a las investigaciones, antes de que tome posesión la nueva mayoría de gobierno, para «evitar que desaparezcan pruebas significativas y se vuelvan a encubrir irregularidades cometidas por antiguos miembros de la Corporación». Nuevamente saltan a la palestra los nombres del ex regidor, José Henríquez, y el antiguo edil de Urbanismo, Luis Angulo, a los que se sumarían «otros concejales y antiguos alcaldes», confirmaron fuentes municipales.

Desaprobación.

No sólo el presidente de NC, Román Rodríguez, ha reprobado la decisión de Manuel Báez expulsándolo del partido. También el presidente insular de CCN, Juan Martel, se suma a la desaprobación y ha expresado que Henríquez y Angulo «firmaron esa moción sin consensuar con el partido», asegurando que este hecho «no influirá en el pacto para las elecciones generales». El CCN se reunirá hoy para decidir si expulsan o no a los censurantes.

Pintadas y apoyo.

La villa de Firgas se despertaba ayer con diversas pintadas en muros y carreteras en contra de la moción de censura y de los concejales que la firmaron. Expresiones como «Papayo+mierdilla=corrupción», «Firgas despierta, ¿quién paga?», «Firgas corrupta, Fiscalía ya», decoraban varios muros de la villa por la zona del cementerio y la entrada al casco. Otra de las pintadas señalaba en el asfalto, con un flecha, la casa de uno de los censurantes, rezando: «¿quién paga?, corrupto». Asimismo, los gestos de apoyo en la calle a Hernández se reiteran constantemente. A la salida de su casa, ayer, varios vecinos, conductores y viandantes, lo paraban para darle apoyo y ánimo.

NC pide disculpas a los firguenses.

El presidente de NC, Román Rodríguez, pidió ayer «disculpas a los ciudadanos de Firgas» porque «ha sido uno de los nuestros», Manuel Báez, el concejal que, «actuando por intereses personales» ,se ha unido a la oposición (PP, CCN e ID) para presentar una moción de censura al alcalde, Jaime Hernández, al que ayer recibió en calidad de presidente de la Mancomunidad del Norte y ejerciendo como vicepresidente del Cabildo.

En alusión al candidato a primer edil que proponen los censurantes, el único concejal de NC en Firgas, el líder de esta fuerza política afirmó que «no nos interesa tener alcaldes de esta manera», reiteró que Báez será expulsado del partido e insistió en que el actual alcalde «tiene el apoyo claro y total de NC».

Por su parte, Jaime Hernández (Comfir) cree que «todavía cabe la posibilidad» de que la censura que se votará el 23 de febrero no prospere. Aseguró que «no me esperaba esta traición», aunque desde julio oye rumores, porque Manuel Báez firmó a finales de 2007 la querella puesta por el grupo de gobierno (Comfir-PSOE-NC) ante la Fiscalía Anticorrupción por presunta falsedad documental y prevaricación en la gestión del alcalde y del concejal de Urbanismo durante la última parte del anterior mandato, José Henríquez y Luis Angulo, ahora ediles por el CCN. Además, horas antes de que se registrara la moción que le propone como alcalde, Báez votó a favor de poner en conocimiento de esa fiscalía otras posibles irregularidades de ambos concejales.


Publicado por ubara @ 11:35
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios