Martes, 19 de febrero de 2008
La juez Victoria Rosell, del juzgado de instrucción número 8 de Las Palmas de Gran Canaria, ha imputado al dueño de Mazotti, el empresario Alejandro Navarro Miñón, y a su hija Mónica Navarro Ojeda, por delitos de corrupción, informaron este martes fuentes judiciales.

Los dos imputados, que pasarán a disposición judicial el próximo 25 de febrero, están acusados de los delitos de estafa, falsedad en documento público, cohecho y tráfico de influencias.

Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), las actuaciones se incoaron el 18 de julio de 2007 y han permanecido secretas hasta el 16 de enero de 2008.

En un comunicado, el TSJC afirma que no se facilita la identidad de otros posibles implicados "para no perjudicar la investigación".

Según adelantó este martes el diario La Provincia, el empresario, su hija y un funcionario del Cabildo de Gran Canaria falsificaban supuestamente documentos oficiales para obtener financiación de dos bancos para la ejecución de obras para la corporación insular.

Publicado por ubara @ 19:51
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios