Mi?rcoles, 20 de febrero de 2008

FORO CONTRA LA INCINERACIÓN

Seis coches patrulla de la Policía Nacional (12 agentes y alguno de la secreta que puede que estuviera por allí también), así como una unidad 'chivato' de la Policía Local de Santa Cruz de Tenerife, a las órdenes del ínclito Hilario Rodríguez, esperaban a los cuatro aspirantes a bombero que se disponían a concentrarse, como llevan haciendo pacíficamente y legalmente desde el 11 de enero, a las puertas del Cabildo de Insular de Tenerife donde gobierna, con mano de hierro, el máximo responsable de las oposiciones que en su día fueron declaradas contrarias a derecho por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias.

Y pese a que la actuación de estos 12 agentes de la Policía Nacional, que no ven forma humana de atender una orden de todo punto de vista ilegal, fue de lo más correcta, nadie se explica ni cómo, ni por qué, ni si no hay delincuencia en la isla de Tenerife como para destinar tanto medio policial a semejante acto de amedrantamiento contra derechos fundamentales de los ciudadanos. ¿Quién les llama? ¿Por qué atienden la llamada con tal despliegue de efectivos? ¿Dónde está el peligro? ¿A quién han matado estos chicos? Todo un misterio que, como no lo resuelva pronto un juez, puede acabar esto en un verdadero problema de higiene democrática de pestilente aroma en los tiempos que corren, o que deberían correr.

Y es que no hace tanto que un vecino de Arona, que caminaba por la carretera de Guaza , llamó al 112 porque oyó a una chica pedir auxilio desde el interior de un vehículo. Comunicado el asunto a las fuerzas del orden éstas argumentaron, según relató alguna prensa, que lo que procedía es que el alertante se personase en comisaría a tramitar la correspondiente denuncia. El caso es que, posiblemente, pudo ser el cuerpo de esa chica el que apareció al poco tiempo semienterrado entre unas piedras cerca del lugar, después de haber sido sometida a todo tipo de vejaciones sin que nadie hiciera nada por comprobar lo que podía haber de cierto en aquel grito desesperado de socorro. Y, sin embargo, hay doce agentes -posiblemente alguno más- y seis coches patrulla para montar este numerito en el Cabildo -además de los que el ínclito tenía desplegados también-. Como cuando mandaron a más de veinte para 'custodiar' una rueda de prensa de otros cuatro activistas de Ben Magec, que a estas cosas dedican nuestros políticos a 'nuestra' policía que, supuestamente, está esencialmente para protegernos de la delincuencia.

Considerando, como creo que haría cualquier persona normal, todos estos hechos de una gravedad extraordinaria, acaso el otro síntoma claro de la situación antidemocrática que estamos viviendo es, sin duda, el cerrojozo informativo total que han dado todos los medios de comunicación a estos jóvenes aspirantes a bomberos. Que en medio de todo esto pasaron por delante de ellos este lunes hasta 8 cámaras de televisión, dispuestas a cubrir, con toda atención, otro numerito mediático preelectoral del Melchior, sin que una sola se interesase por lo que estaba ocurriendo a las puerta del Cabildo Insular. La orden es tajante, según algunos periodistas decentes que se sienten verdaderamente avergonzados por la situación, a estos chicos cerrojazo total es la consigna.

Y es que los teléfonos echaron chispas el día en que estos jóvenes se plantaron con sus pancartas delante del Cabildo y a algún medio, como fue el caso del Diario de Avisos, se le ocurrió contar las cacicadas que les hicieron para que no se pudieran instalar allí. Hasta tal punto llegó la cosa que en el Digital de Canarias trataban poco menos de que héroe al periodista que se le ocurrió contar aquello -estrictamente la verdad- con calificativos del tipo 'valiente gesta'. Por su interés, a la hora de que entendamos la verdadera naturaleza del problema al que nos enfrentamos con esta prensa totalmente mediatizada por el poder político, reproducimos la reflexión que apareció en el confidencial de Canarias Digital:

Las cosas del Cabildo cuando alguien decide contar lo que pasa delante de su edificio

Valiente gesta la del compañero Esaú Hernández del Diario de Avisos al meterse de lleno con el asunto de los bomberos y sus cuitas en unas oposiciones amañadas, él no pone esta palabra, es nuestra y en la que se revela todo un mundo que hasta que no ocurrió lo que ocurrió ahora salta a la luz pública. Cuenta el periodista que, “la protesta comenzaba a las nueve de la mañana y, en sólo seis horas, surgieron dificultades, una detrás de otra: Los aspirantes suspendidos ilegalmente en las oposiciones a bombero, según la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, terminaban de colocar las pancartas cuando un camión del Cabildo aparcaba, casualmente, justo en frente de los carteles. Mientras una trabajadora del Cabildo sacaba fotos desde una de las ventanas, aparecía desde la trasera del Cabildo uno de los responsables de las obras de la Plaza de España que avisaba de que las vallas en las que se apoyaban las quejas, se retirarían. La Policía Nacional primero, y la Local, después, comprobó los permisos de manifestación; entre medio, se retiraban las vallas mientras los obreros reconocían: “Esto se iba a hacer dentro de una semana... por lo menos”. Y eso que el presidente dice que él se sienta con cualquiera y que representa a todos los tinerfeños.

http://www.eldigitaldecanarias.com/seccion.php?seccion=38

'Valiente gesta' la de un periodista por decir la verdad a la gente de las cosas que pasan, ¿a dónde vamos a llegar?

En fin, que en estas estamos y en estas seguimos un chorro de años después de enterrado el Generalísimo bajo cinco toneladas de mármol en el Valle de los Caídos 'por Dios y por España', supongo. E independientemente de que cualquiera se pueda identificar más o menos con la causa de estos jóvenes que ilusionados se presentaron hace unos años a unas oposiciones amañadas a bomberos -como tantas otras-, la realidad es que para los que tenemos hijos la situación de estos muchachos nos resulta verdaderamente decorazonadora. La indecencia se ha apoderado del sistema de tal manera que ni con sentencias judiciales de por medio hay forma de avanzar medio metro hacia un estado de derecho del que disfrutan, con todo descaro, sólo los que se han apalancado en las poltronas manejando hasta los resortes más insospechados.

Que nunca seremos capaces de agradecerles, independientemente de que su objetivo sea el de defender con coraje sus derechos -como es lógico y natural-, el favor que nos pueden estar haciendo estos jóvenes a todos desde el momento en que algún sinvergüenza por ahí se lo tenga que pensar dos veces antes de llevar a cabo cacicadas de esta naturaleza que, en un momento dado, podrían acabar con las ilusiones truncadas de algún hijo nuestro. Bravo por ellos y que no sean víctimas, como hasta ahora han sido capaces de conseguir, de las continuas provocaciones a las que están siendo sometidos por personajes como ese responsable de prensa del Cabildo, estómago inmensamente agradecido, que mantiene en todo momento una actitud chulesca y barriobajera hacia ellos.

COMUNICADO DE PRENSA (18-02-08)

El grupo de bomberos que están a las puertas del Cabildo desde hace más de un mes, después de que se demostrara que se les había robado su puesto de trabajo, falsificándoseles absolutamente todo, quieren comunicar a la opinión pública lo siguiente: El señor Bermúdez , faltó a la verdad una vez más, y ya son varias al declarar este sábado, que “cumpliremos la sentencia, sólo estamos esperando a que el juez nos diga cómo hacerlo” . Pues bien, en la tónica de lo que parece ser ya dogma de fe en el Cabildo, de faltar a la verdad de forma escandalosa, hay que recordarle a este señor, que el Tribunal Superior de Justicia de Canarias ya se decantó de forma clara tanto en la sentencia, como a los dos recursos moralmente incalificables que el Cabildo envió a fin de intentar presionar al Tribunal para que modificara la sentencia. Por si esto fuera poco, recordarle además que hace tres semanas que hemos pedido la ejecución, y que si en un 5 semanas no se ejecuta, emplazaremos a que se ejecute de forma inmediata.

Esta declaración, esta en la línea de quien nos engañó durante la primera huelga de hambre, invitándonos a que depusiéramos esa actitud, comprometiéndose a una comisión de investigación que fue una auténtica vergüenza. Además, aún recordamos la declaración que realizó durante la segunda huelga de hambre, en la que nos invitó a confiar en la justicia. A los pocos meses, el juez de primera instancia Plata Medina, en consonancia perfecta con los deseos del Cabildo, de forma increíble, impide que declare ninguno de los culpables de todas las falsificaciones incluida la psicóloga; además, de forma aún más increíble precluye conscientemente la fecha para que no se aporte un informe clave para nosotros, y además un testigo clave, no le permite que declare con la excusa de que había falta de tiempo.

La presión policial continuó hoy a fin de que depongamos nuestra actitud, y abandonemos nuestros derechos legítimos como ciudadanos, a lo que les hemos mostrado el art. 21 de la Constitución , así como la introducción y los art. 1 y 3 de la ley Orgánica del Derecho de Reunión, las cuales son contundentes respaldándonos nuestros derechos más básicos.

Sólo añadir, que aún siendo nosotros las víctimas, se nos lleva puteando desde hace 4 años, mientras los responsables siguen en los mismos puestos u otros similares. Mientras el máximo responsable de todo esto, Ricardo Melchior , no sólo no hace absolutamente nada al respecto, sino que irónicamente se presenta al Senado en estas elecciones para “supuestamente defender los derechos de los canarios”.


Publicado por ubara @ 23:50
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios