Mi?rcoles, 19 de marzo de 2008

Foro contra la Incineración

Casi nadie lo dice, aunque se insinúa desde muchas columnas o alcachofas adictas al régimen, pero el hecho de que Ricardo Melchior no haya conseguido su 'merecida' acta de senador, ni con la inestimable ayuda del voto criollo, trae tela. Porque no sólo es que Melchior nos haya traído el tranvía y prometa llenan esta Isla de trenes de alta velocidad por todas partes, sino que, según él, hasta que llegara al Senado en el 2004 por lo visto no había existido senador canario que diera un palo al agua.

Y ellos estaban seguros, la verdad es que yo también, de que no se le iba a resistir el puesto, pese a lo cual se lanzaron a una impresionante campaña publicitaria donde el careto del Melchior no sólo acaparó casi todas las vallas, incluso con pancartas gigantes que hasta ahora sólo había utilizado el CCN de Nacho, sino que compraron programas y programas de radio y televisión locales para recordar una y otra vez las miles de preguntas e intervenciones que había llevado Melchior al Senado en estos últimos cuatro años. Aunque al final, ciertamente, se quedaba uno con la duda de qué es lo que había conseguido exactamente.

Hasta un helicóptero contrataron para hacer un patético reportaje donde utilizaban la imagen del Auditorio que, porque lo hemos pagado entre todos, supuestamente no es de ATI todavía. Por eso la noticia de estas elecciones en Tenerife ha sido la de que Ricardo Patrick Melchior se ha quedado sin escaño cuando lo tenía absolutamente todo a su favor. Otra cosa es que nosotros, que de esto de la política no entendemos una mierda, ya dijéramos aquí después de las últimas locales que ATI iba a tener un problema en ese Cabildo al tener que vender su alma al doctor Alarcó que, a diferencia del Llanos, no es ningún mindungui por mucho que uno pueda discrepar de él ideológicamente, más que nada porque se cree todo lo que cuenta Jiménez Losantos en la emisora de los curas desde primera hora de la mañana.

Por muchas historias que nos quieran contar desde el PSOE (además del ridículo asunto ese del voto exterior que a quien único beneficia en toda España es a ellos), la realidad es que sus resultados en Tenerife son de nula evolución frente a un PePe que crece significativamente y una ATI proa al marisco. La gente ha decidido que eso de 'hablar canario' no sólo no es patrimonio de los que únicamente han demostrado ser los valedores de un caciquismo decimonónico, sino que siempre es mejor votar al original, en este caso el PePe, que a ninguna copia mala que únicamente se dedica a utilizar indecentemente los sentimientos nobles de un pueblo al que, por otra parte, se han encargado de dividir por mezquinos intereses partidistas.

Melchior no estará en el Senado -al parecer- y eso es todo un síntoma. En medio de la desvergüenza que le caracteriza, a él y a unos cuantos más, ha utilizado todos los instrumentos del Cabildo para hacerse campaña. Ha puesto traviesas falsas, ha inaugurado polideportivos, visitado obras que pagamos todos con la Oramas, pintado varias unidades del tranvía con sus 8 millones de pasajeros a costa de la guagua, le ha regalado desfibriladores al Tenerife (como si el palmero no tuviera más perras que todos nosotros juntos para comprar esas cosas para su equipo), se ha retratado con miss Tenerife, ha besado a la novia de Mickey y abrazado a niños que no sabía de qué iba la cosa... Incluso ha llegado, en el colmo de la desvergüenza, a presentar denuncia contra López Aguilar por una crítica política en nombre del Cabildo y, por tanto, en nombre de todo el pueblo de Tenerife.

De lo único que no tuvo tiempo durante esta campaña, le sobró hasta para denunciarnos ridículamente a nosotros, fue de convocar el pleno al que estaba obligado por Ley 'por no politizar'. Y por todo ello no es que uno se alegre ni se deje de alegrar de que semejante personaje deje el Senado -¿a mí que más me da eso cuando seguramente es más peligroso tenerlo por aquí?- pero un farsante que habitualmente nos falta al respeto ha entrado en caída libre y eso es de agradecer. Cuando nació el Foro, allá por finales del 2003, no hacía más que repetir que perseguíamos 'oscuros intereses'. Y puede que tuviera razón, de hecho detrás de él al Senado iba en la lista una de las personas que más ha luchado desde Arico contra la incineración. Que así son las cosas de la vida y todavía hay quién se pregunta por qué estamos ya un poco hartos de todo esto.


Publicado por ubara @ 11:09
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios